El pack Revolution del 'Black Ops II' llega este mes a PC y PS3. Lo analizamos

Sigue a Vidaextra

Revolution

Activision nos confirma la fecha de lanzamiento definitiva del pack Revolution para las versiones de PC y PS3 de ‘Call of Duty: Black Ops II’: el 28 de febrero.

Los usuarios de Xbox 360 lo tenemos disponible desde el pasado 29 de enero. Como he tenido tiempo para probarlo durante estas dos semanas que han pasado desde su llegada a la consola de Microsoft, os cuento qué me ha parecido por si tenéis dudas sobre si haceros con él o no.

El pack Revolution incluye cuatro nuevos mapas para el multijugador, un nuevo mapa para el modo zombis, un nuevo modo en el que podremos asumir el papel de un zombi y un subfusil llamado Peacekeeper.

Buenos mapas para el multijugador. Y buen subfusil

La nueva arma recibe el contradictorio nombre de Peacekeeper y se trata de un subfusil, aunque a decir verdad tiene mucho de fusil de asalto. Digamos que sería una mezcla de esas dos tipologías y funciona a la perfección tanto en distancias cortas como a la hora de realizar disparos lejanos. La barra de daño no es de las mayores, pero su alto grado de precisión la convierte en una de las mejores armas del juego. La sensación al probarla durante un rato es la de que ya no hace falta usar ninguna más, aunque luego queramos subirlas todas de prestigio, que nos conocemos. Además es increíblemente fácil efectuar disparos a la cabeza con ella, con lo que desbloquear los distintos camuflajes es más sencillo con la Peacekeeper que con otros subfusiles.

Peacekeeper

Treyarch pone sobre la mesa cuatro nuevos mapas llenos de experimentos. En Grind, el cual nos lleva hasta un gran circuito de skate situado en Venice Beach, introduce las esquinas redondeadas. Puede parecer una tontería a simple vista, pero estamos acostumbrados a doblar esquinas rectas y con las curvas la cosa cambia un poco (nos dejan un poco vendidos). En cualquier caso no todo son curvas aquí, ya que el mapa cuenta con un edificio en el centro que es donde se suele concentrar la acción. Se muere mucho, pero también permite conseguir una buena racha de muertes si nos organizamos en condiciones. Enfrente de la entrada situada la parte superior del edificio, por ejemplo, hay una zona en la que si colocamos un centinela provocaremos una verdadera sangría.

En Hydro, situado en una instalación eléctrica en Pakistán, encontramos otras de las novedades: corrientes de agua. Es un mapa prácticamente simétrico, aunque desnivelado, y con un par de zonas subterráneas por las que flanquear al otro equipo. En esas zonas es donde el agua jugará un papel importante al hacernos ir más rápido o más lento en función de la corriente de agua. Las partidas aquí se suelen desarrollar a toda velocidad. No hay muchos sitios para ponerse a campear.

Downhill es el que más me gusta de los cuatro. En general los mapas nevados de los COD siempre me han gustado, no sé exactamente por qué. En este caso nos trasladamos a una estación de esquí en los Alpes franceses. Es un mapa relativamente pequeño con muchas zonas elevadas, varias casas en las que poder colocar centinelas para conseguir rachas muy altas, y elementos móviles que podrán servirnos de cobertura, pero también matarnos si nos ponemos delante. Las partidas más divertidas las he vivido en Downhill, aunque he visto que no suele ser de los más votados por los jugadores en la sala previa.

El último mapa se llama Mirage y nos lleva hasta un destartalado complejo de lujo en el desierto del Gobi. Está repleto de desniveles por las dunas de arena y cuenta con un gran edificio central donde es muy fácil desatar el caos. Tiene varias entradas y dependencias, con lo cual nos veremos sorprendidos en más de una y de dos ocasiones. Tampoco sé muy bien por qué, pero de los cuatro mapas éste es el que menos me gusta. También suele ser el menos votado. Quizás es porque es más complicado habituarse a él que a los demás mapas. Seguramente requiere más tiempo para conocerlo a fondo y en este juego las cosas van a otro ritmo. La mayoría de los jugadores, por lo que veo en las votaciones de mapas, quiere meterse en Hijacked (el mapa del barco) para poder ir a saco y dejarse de historias.

En conjunto resulta un buen pack de mapas. Se nota que Treyarch ha querido probar cosas nuevas para ver qué tal funcionan (más coberturas móviles, distancias de disparo, esquinas en curva, elementos como el agua, etc.) y poder mejorarlas en próximos mapas.

‘Call of Duty: Black Ops II’ y los zombis

De nuevo tenemos a Treyarch haciendo experimentos, en este caso dentro del modo zombi. Por un lado tenemos el mapa Die Rise, mientras que por el otro recibimos un nuevo modo llamado Turned en el que asumimos el papel de un no-muerto.

Turned

Die Rise introduce el juego vertical. Hasta ahora todos los mapas de este modo ofrecían un tipo de juego basado en recorrer estancias o localizaciones de un lado a otro del mapa, pero en esta ocasión partimos de la azotea de un antiguo rascacielos en ruinas situado en Shanghái, China y de ahí sólo podremos ir hacia abajo. Creo no equivocarme al decir que es el mapa más complicado de todos, sobre todo por la facilidad con la que podemos vernos separados del grupo. Y creedme, si nos quedamos solos no tardaremos demasiado en acabar enterrados entre los escombros.

Al hecho de tener que bajar y subir plantas hay que sumarle el carácter laberíntico de cada una de ellas. Hay muchas puertas, muchas habitaciones, infinidad de pasillos. Una auténtica locura en la que además conoceremos a unos nuevos amiguitos llamados Minions que vienen a sustituir a los perros demoníacos que aparecían en anteriores entregas cada ciertas rondas. No son difíciles de abatir, pero acojonan muchísimo más.

Die Rise incorpora también la posibilidad de crear un par de armas nuevas y trae un nuevo perk llamado Who is Who. Para construir las armas deberemos recoger una serie de objetos y ensamblarlos en las mesas habilitadas para ello. Una de estas armas se llama Sliquifier. Lanza un extraño líquido de color morado que hace explotar a los zombis, pero también deja el suelo resbaladizo (y esto afecta a los zombis, pero a nosotros también). Es bastante curiosa y potente. Ah, y una vez construida podrá aparecer en la caja para poder obtenerla de nuevo.

Por otro lado tenemos el Trample Steam, una especie de trampa que colocaremos en el suelo una vez montadas todas sus partes y que hará volar por los aires a cualquier zombi o personaje jugable que la pise.

Para acabar tenemos el nuevo perk Who is Who, el cual nos permitirá revivirnos a nosotros mismos si caemos (algo que, hasta ahora, sólo podíamos hacer en solitario). En realidad también nos da la oportunidad de revivir a otro de los personajes que se encuentre en nuestra misma situación, ya que lo que hace este perk es crear un doble nuestro, un clon. Si nos revivimos a nosotros mismos conservaremos todos los perks que tuviéramos activos antes de caer. Si no, seguiremos jugando como el clon, pero perderemos los perks y el equipo que tuviéramos con el personaje original.

El nuevo modo Turned no deja de ser algo meramente anecdótico. Muchos jugadores le han pedido a Treyarch la posibilidad de asumir el papel de un zombi y Treyarch se la ha dado, pero de aquella manera. Turned es muy simple. Tanto, que cansa tras la primera partida. Nuestro cometido como zombi es atrapar al único jugador humano (el resto son también zombis). Si lo conseguimos, pasamos a ser el humano y debemos aniquilar al resto (cada muerte significa un cambio de arma, además). Si el humano nos mata, renacemos como zombi y a por él. Gana el jugador que más tiempo haya pasado siendo humano. Ya está. Totalmente prescindible.

En la nota de prensa no figura el precio del pack Revolution en estas plataformas, pero teniendo en cuenta que en la Xbox 360 cuesta 1.200 Puntos Microsoft, imagino que estaremos hablando de 14,99 euros.

Call of Duty: Black Ops II

Call of Duty: Black Ops II

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios