Los zombis del 'Black Ops II' se van al Viejo Oeste gracias a Buried

Sigue a Vidaextra

Los packs de mapas del ‘Call of Duty: Black Ops II’ valen la pena únicamente por los zombis. Los que incluyen para el modo multijugador pueden estar más o menos inspirados, más allá del reciclaje que hacen de vez en cuando de algún mapa del Black Ops —sí, en Vengeance han vuelto a hacerlo—, pero donde Treyarch se sale es con los zombis.

Buried es el nombre del mapa repleto de no muertos que viene incluido en el pack Vengeance, disponible desde ayer en Xbox 360 (1.200 Microsoft Points si no tenéis el pase de temporada, más adelante en PC y PS3), y lo cierto es que tras haberle dedicado un par de horas debo decir que sí, que han vuelto a dar en el clavo. En esta ocasión Treyarch ha decidido llevarnos a una olvidada mina subterránea del Viejo Oeste y vuelve a introducir novedades tanto en forma de nuevas armas como en las mecánicas de juego.

En el vídeo de Buried que os traigo podéis ver la novedad más llamativa. Un gigantón que nos echará un cable tanto a la hora de despejar caminos bloqueados como a la de acabar con zombis. Todo dependerá del tipo de alimento que le demos en cada momento. Una gozada de mapa con muchos secretos por desentrañar.

Más en VidaExtra | Primer vídeo de Vengeance, el nuevo DLC de ‘Black Ops II’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios