Compartir
Publicidad
La delirante historia de la persona que recibió una Xbox One meses antes de salir al mercado
Industria

La delirante historia de la persona que recibió una Xbox One meses antes de salir al mercado

Publicidad
Publicidad

Errar es de humanos. Cualquiera puede tener un fallo, un despiste. ¿A quién no le ha pasado? Sin ir más lejos, a Microsoft. Y es que tal y como leemos en Business Insider, en el lejano mes de marzo de 2013, un habitante de Miami que había encargado un portátil en la tienda de Microsoft recibió en su defecto un prototipo de Xbox One meses antes de anunciarse. ¡Es completamente surrealista!

La cara de Jia Li fue todo un poema. En vez de toparse con el equipo que él quería, recibió una consola que no se había hecho oficial. Porque no hay que olvidar que Microsoft anunció la Xbox One el 21 de mayo de 2013. Sin embargo, Jia Li la recibió el 23 de marzo de 2013, aproximadamente. Alucinante.

¿Una Xbox One antes de tiempo? ¿Qué es, brujería?

140916 Xboxzebra 01

Todo esto tiene una explicación: el fallo humano. Debido a que restaban tan pocos meses para que Xbox One se hiciese oficial, Microsoft tenía diversas versiones beta de dicha consola a buen recaudo para que las pudiesen ver y probar sus empleados. No estaba a la vista de cualquiera, claro, sino en zona segura.

O eso creían los de Redmond, porque una de esas cajas, con un prototipo de la Xbox One, fue a parar al citado Jia Li. No sabemos si por un error de las etiquetas de envío o por qué otro motivo. El caso es que en vez de hacerle llegar el portátil que había encargado desde la web de Microsoft, en su defecto recibió una máquina cuyo nombre en clave era por aquel entonces Kryptos (o Durango).

Ahora bien, el contenido en su interior no es el mismo que recibimos los compradores del día 1 el 22 de noviembre de 2013, con su lanzamiento oficial al mercado. Esta Xbox One era blanca, con unas rayas negras a modo de cebra, con un montón de cables con distintos conectores para no limitarse a un único tipo de toma de corriente, papeles y nada más. Ni rastro del mando de Xbox One ni tampoco de Kinect. Y por supuesto, tampoco ningún juego para probarla.

Y llegó el momento de probarla: ¿¡PERO QUÉ!?

140916 Xboxzebra 02

Habiendo recibido un producto que desconocía (pero que intuía, a fin de cuentas era aficionado a los videojuegos), la curiosidad hizo el resto. Había que conectarla, y es precisamente lo que hizo Jia Li, momento en el que vio el mensaje de Kryptos.

Sabía perfectamente que estaba presenciando algo que no debería haber visto, y aunque no quería apresurarse y confesar ese error por parte de Microsoft, necesitaba contárselo a alguien. Ahí fue cuando se puso en contacto con el medio inglés Engadget con el asunto "Tengo la versión beta de la consola Xbox 720 Kryptos". Tras esto, comprobaron el código QR de la caja y voilà, no paraba de repetirse la palabra "confidencial" en la página de Microsoft.

Pero claro, esto no podía quedar así y al final Jia Li y Microsoft entablaron contacto. A fin de cuentas, Li había comprado un portátil y no se lo enviaron. Debido a eso, un encargado de Microsoft, tras visitar a Li en su casa, recogió el prototipo de Xbox One y le regalaron una Xbox 360 con Kinect a modo de disculpa, y por supuesto, el portátil que había encargado.

Visto lo visto, a Jia Li le salió bien la jugada.

Pero la pregunta es, ¿qué habríais hecho vosotros?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos