Compartir
Publicidad
Las nueve razones del éxito de Wii, diez años después de su lanzamiento
Listas

Las nueve razones del éxito de Wii, diez años después de su lanzamiento

Publicidad
Publicidad

Se dice pronto, pero este pasado fin de semana se cumplieron diez años del lanzamiento de Nintendo Wii en Estados Unidos, el primer territorio en el que dicha máquina se puso a la venta. Poco después, ya en diciembre, llegaría también a Europa y Japón para convertirse en un fenómeno global.

Entender lo que dicha consola supuso para Nintendo pasa por comprender el contexto en el que la japonesa se encontraba por aquel entonces: GameCube, a pesar de ser un gran sistema, obtuvo un éxito comercial algo reducido y puso en ciertos aprietos a una compañía necesitada de un importante revulsivo. ¿Os suena de algo la situación?

Entender lo que Wii supuso para Nintendo pasa por comprender el contexto en el que la japonesa se encontraba por aquel entonces

Y vaya que si fue un revulsivo. La fiebre por Wii fue total, las consolas se agotaban allá por donde se ponían a la venta y todo el mundo quería ser parte de lo que aquel atrevido sistema trajo al salón. Una década después de aquella explosión de júbilo para la Gran N, vamos a recordar las claves de dicho sistema.

La máquina se vendió como churros

Y cuando digo como churros, me refiero al hecho de que ninguna consola doméstica de Nintendo ha sido capaz de acercarse mínimamente a las cifras de Wii. Con 101 millones de máquinas despachadas, es la tercera consola de sobremesa más vendida de todos los tiempos, por detrás de las dos primeras PlayStation, y la quinta si incluimos portátiles en la comparativa.

También sus juegos lo partieron en ventas

Por descontado, semejante parque de máquinas provocó una gran distribución de títulos. Como de costumbre, fueron los propios desarrollos de la compañía de Kioto los que mejor aceptación tuvieron entre el público de Wii, especialmente los pensados para aprovechar las características más especiales de la consola.

El movimiento empieza y acaba aquí

El gran cambio, la apuesta con la que Nintendo optó por revolucionar lo visto hasta entonces, pasó por su idea del control de movimiento. Con el tiempo hemos visto que la revolución fue simplemente puntual, y que al final la industria prefirió volver al camino del mando tradicional, pero por un breve espacio de tiempo fue la locura que todo el mundo quería vivir y propulsó las ventas de Wii como la espuma.

Un mensaje aperturista

Nintendo pretendía abrir los videojuegos a nuevos públicos y no pudo dejarlo más claro durante la promoción de la consola. ¿Dos abuelos jugando alegremente en el anuncio de un videojuego? Y también familias enteras, con protagonistas de todas las edades. ¿Cuándo se había visto eso?

Wii Sports, el mejor pack-in game jamás incluido

Si la principal función de un pack-in game, esos juegos que vienen incluidos de serie con la consola, es convencer a la gente de que compre la máquina, ninguno más efectivo que 'Wii Sports'. Esta selección de minijuegos daba para lo que daba, eso está claro, pero cuando querías enseñar la consola a alguien, todo el mundo alucinaba dando golpes al aire sintiéndose Rafa Nadal.

Super Mario Galaxy y todo lo demás

No cabe duda de que Nintendo Wii tuvo juegos realmente excelentes, pero en mi opinión, ninguno fue capaz de hacer sombra a 'Super Mario Galaxy' y a su secuela. Uno de los giros de tuerca más impresionantes dados a una saga que, por muchos años que pasen, sigue siendo sinónimo de diversión con los máximos estándares.

Lo social a la manera de Nintendo

Original

Lo social y lo online empezaba a ser algo digno de mención en el mundo de las consolas hace diez años, y como no podía ser de otra manera, Nintendo afrontó el cambio de paradigma a su manera, desmarcándose por completo de la competencia. Wii llegó con el sistema Nintendo Wi-Fi Connection, el WiiConnect24, los Mii y otras propuestas por el estilo. No fue ni mucho menos el mejor servicio online del momento, pero fue un muy necesario paso de la compañía japonesa hacia este territorio.

La consola virtual y el poder de lo retro

Estas últimas semanas estamos presenciando el apabullante éxito de la Mini NES, una explosión de ventas a costa del espíritu retro que tiene su gestación precisamente en Wii, donde Nintendo empezó a tirar de nostalgia con la consola virtual. Dicho canal de ventas fue todo un triunfo que ha provocado que sus creadores hayan seguido fortaleciendo esta rama de negocio durante los últimos años.

A buenas horas, competidores

Microsoft y Sony ni se lo vieron venir, eso es un hecho. En el E3 de 2009, tres años después del estreno de Wii, ambas decidieron probar suerte con los controles de movimiento presentando Kinect (por aquel entonces Project Natal) y PlayStation Move, sus respectivas reinterpretaciones de la fórmula que estaba dando millones a Nintendo. Llegaron demasiado tarde y no fueron suficientes para frenar la victoria total de Wii en aquella generación; de hecho, me atrevería a decir que hasta reforzaron su argumento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos