Síguenos

MarioKart8

El Nintendo Direct que se emitió durante el E3 2013 fue para los usuarios de Wii U una montaña rusa de sensaciones. Tras los vítores por cada juego anunciado venía indefectiblemente un oooooooooh! de decepción cuando sonaba la frase “Ha sido retrasado”. El hambre de títulos para la máquina de sobremesa de la compañía nipona amenazaba convertirse en hambruna a medio/largo plazo.

En la reciente 73 Asamblea General Anual de Accionistas Shigeru Miyamoto se sinceraba explicando las razones de tan preocupante sequía:

“Cuando se trata de la escala de desarrollo de software, Wii U, con gráficos en alta definición requiere aproximadamente el doble de los recursos humanos que antes. Permítanme explicar que hayamos subestimado la magnitud de este cambio y, como resultado, el desarrollo global de software tomó más tiempo de lo previsto originalmente de la manera en que tratamos de pulir el software en la fase de finalización del desarrollo”

Los años de bonanza económica propiciados por Wii parecen haber adormecido al gigante japonés. No me explico que todo este tiempo vieran cómo la industria se desarrollaba a su alrededor sin que hicieran cábalas o pruebas sobre el desarrollo en alta definición para un hardware más potente. ¿La sabiduría que puede ofrecer la veteranía se vio inmovilizada a causa del éxito? Es más ¿Es demasiado tarde para Wii U cuando, solo en cuatro meses, hardware y software superior van a estar deslumbrando al personal con llamativo fuego de artificio? Recordemos, algunos de los platos fuertes anunciados en aquel Nintendo Direct se van directamente a 2014.

Miyamoto, tras el mea culpa citado anteriormente en la asamblea de accionistas, añadió una frase más para tranquilizar a los presentes:

“Sin embargo, estamos casi fuera de esta fase”

Desde luego, esperamos que todo se acelere cuanto antes. Me gusta mi Wii U, pero me gustará aún más si tengo juegos con los que alimentarla.

Vía | Nintendo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios