El desarme nuclear de Metal Gear Solid V es imposible: un error de Konami impide conseguir la paz en el modo online

El desarme nuclear de Metal Gear Solid V es imposible: un error de Konami impide conseguir la paz en el modo online
3 comentarios

A pesar de que Metal Gear Solid V: The Phantom Pain se lanzó en 2015, lo cierto es que el último título de la saga dirigido por Hideo Kojima no ha dejado de dar que hablar. Entre otros motivos, es debido a la mítica escena de desarme nuclear tras acabar con todas las armas nucleares del modo online.

Un hecho realmente difícil de conseguir de forma legítima. Kojima y su equipo soñaron con que, en algún momento, todos los jugadores de una plataforma renunciasen a su potencial bélico. De esta forma, una escena de paz aparecería en pantalla y mostraría cómo el contador de arsenal nuclear llegaba a cero.

Esta cinemática fue descubierta gracias a un dataminer y hace dos años un grupo de jugadores lograron el objetivo de verla tras conseguir un desarme total en los servidores de PS3. Sin embargo, no se consiguió con un método que satisfaga a Konami. El canal Did You Know Gaming? ha realizado una investigación para explicar qué sucedió exactamente:

The Anti-Nuke Gang fue la comunidad que se puso manos a la obra para que el número de armas nucleares en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain fuese cero. The Hung Horse, líder de los jugadores, comenzó esta tarea en 2020, tras perder su trabajo por culpa de la pandemia y rápidamente logró congregar a más usuarios a su causa.

Con todo, las dificultades fueron grandes. Los jugadores de PS3 podían generar 16 armas nucleares haciendo trampas en muy poco tiempo y esto derivó en otro problema. Konami baneó cuentas por diferentes motivos, lo cual causó un error con el que 40 armas nucleares siguieron contando en el juego, aunque ya no pertenecían a ningún usuario.

Ante tal problema, desde The Anti-Nuke Gang se vieron obligados a recurrir a un hacker, el cual construyó un código que lograba desarmar material nuclear sin jugar al título. Aunque gracias a este método se lograron eliminar todas las armas nucleares, a Konami no le convenció el sistema, por lo que expulsó al hacker y declaró la forma de lograr la paz en el juego como ilegítima.

A pesar de todo, la compañía japonesa no ha puesto remedio a esta particular situación que impide ver la cinemática por vías legales. Ni siquiera ha respondido a las peticiones de la comunidad, por lo que parece que no será posible ver algún día, sin trampas ni cartón, la paz mundial en la obra. Finalmente, el 31 de mayo los servidores de PS3 y Xbox 360 dirán adiós de forma definitiva.

Temas
Inicio