Compartir
Publicidad

'Dragon Ball: Origins', primer contacto

'Dragon Ball: Origins', primer contacto
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lanzan un juego de lucha con pocos personajes, lanzan otro con algunos personajes más, a éste le sigue una tercera parte con todos los personajes habidos y por haber. Vuelven a lanzar un juego de lucha con pocos personajes pero con variaciones en los gráficos y la jugabilidad, lanzan el mismo con algunos personajes más, lanzan una tercera... ¡Basta ya!

Tengo el honor de presentaros el análisis de lo que promete ser la reinvención de 'Dragon Ball' en el mundo de los videojuegos. Nos llega, desde Japón, 'Dragon Ball: Origins', el juego que promete devolver la franquicia de Bola de Dragón a sus fans, un cartucho que podremos disfrutar las próximas navidades en nuestras Nintendo DS y que rebosa nostalgia por los cuatro costados.

dragonball1553.jpg
Nos situamos en el nacimiento del mito de Goku cuando, tras perder a su abuelo en un desafortunado accidente, se encuentra con Bulma para iniciar la aventura en busca de las bolas de dragón.

El juego presenta un modelado en 3D muy bien trabajado, sobretodo en las cinemáticas como la de la pantalla de presentación, donde, al escuchar la mítica canción confieso que se me ha escapado una enorme sonrisa.

Al comenzar a jugar recordaremos levemente los momentos vividos junto a 'The Legend of Zelda: Phantom Hourglass', título con el que guarda bastantes similitudes.

En primer lugar por su control, ya que como recordaréis tanto el movimiento del personaje como los ataques se realizarán con el stylus, pudiendo utilizar también la cruceta, una opción que terminaremos desechando al poco rato debido a su falta de comodidad a la hora de atacar.

Olvidaros de juegos de lucha y beat 'em ups, el componente clave de 'Dragon Ball: Origins' se encuentra en la exploración de las distintas mazmorras que nos iremos encontrando durante el transcurso del juego, un sistema de juego que contiene cierto aire retro y que nos recordará a sagas antiguas como los previamente comentados 'Zelda' o el mítico 'Story of Thor' de Megadrive.

dragonball1552.jpg
Varios caminos, cofres ocultos con algunos trofeos para poder completar el juego al 100%, puertas con llaves desperdigadas por el escenario y un monstruo esperando en la última sala de la mazmorra, algo que ya hemos visto en infinidad de juegos y que, al no implementar nada nuevo (al menos hasta donde he visto en este primer contacto) y no suponer un reto para el jugador, le hacen bajar algunos puntos a la nota del juego.

¿Significa esto que nos encontramos ante un título aburrido? Pues no, no me atrevería a realizar una acusación así en un primer contacto de la versión japonesa, pero, por lo visto hasta el momento, quienes hayan aborrecido el anime más famoso del planeta y lleven muchas aventuras del mismo tipo a sus espaldas quizás encuentren en 'Dragon Ball: Origins' un título del montón.

Todos los demás, fans y defensores incondicionales de la serie, verán en ésta aventura de Goku y sus amigos un título notable que vale la pena jugar, al menos, para darse cuenta de que no todos los juegos basados en 'Dragon Ball' tienen que ser de lucha para ser medianamente buenos.

Ficha Técnica: Dragon Ball: Origins

Dragon Ball: Origins
  • Plataformas: DS
  • Distribuidor: Atari
  • Estudio: Namco Bandai Games
  • Lanzamiento: Diciembre 2008

Vídeo | GameTrailers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos