Compartir
Publicidad

'Gears of War 2'. Análisis

'Gears of War 2'. Análisis
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy toca, por fin, darle salida al análisis de 'Gears of War 2', uno de los mejores juegos de acción del 2008 sin ningún tipo de duda del que podemos disfrutar desde casi dos semanas. El primer 'Gears of War' pegó fuerte y desde el primer momento supimos que había venido para quedarse.

En esta segunda entrega, como el mismo Cliff Bleszinski se ha encargado de repetir una y otra vez, todo es mucho más grande, más bruto, más cazurro o como queráis decirlo. Es un 'Gears of War' a lo bestia, hipermusculado y con más litros de hemoglobina que cualquier película gore (y estoy pensando en 'Braindead', para la que se usaron no sé cuantos cientos o miles de litros de sangre de vaca).

¿Se podría decir que 'Gears of War 2', como muchos han insinuado, no es más que una extensión del primer título? ¿Una especie de expansión? Pues hombre, la verdad es que rara es la vez en la que hay un cambio totalmente radical entre la primera y la segunda entrega de un título, no nos engañemos. Visto así se podría decir eso, pero en realidad 'Gears of War 2' ofrece mucho, muchísimo más que su hermano pequeño sin dejar por ello de llevarnos de la mano.

Lo primero que notamos es que gráficamente ha sido pulido de forma notable y lo segundo es que el esquema de control es exactamente igual al del primer título. Todo un acierto. Es un sistema que funcionó muy bien en su momento y que nos permite coger el pad y empezar a jugar sin muchas más preocupaciones. De todas formas existe la posibilidad de llevar a cabo un tutorial en el que gracias a un novato (Carmine... o eso dice, aunque no es él) y a la necesidad de enseñarle algunos conceptos básicos aprenderemos a manejar a Marcus si no lo habíamos hecho antes.

Lo mejor es que pasemos a las diferencias con el primer título, que no son pocas. Para empezar el sistema de cobertura ofrece interesantes novedades. Por un lado se acabaron los parapetos irrompibles. Si un enemigo machaca constantemente la piedra tras la que estamos agachados esta acabará por romperse y hacernos vulnerables, aunque también los hay que están hechos de materiales más duros difíciles de resquebrajar y que además podremos activar mediante palancas... pero ojo, que los Locust los podrán desactivar dejándonos así con el culo al aire.

¿Qué más podemos usar para cubrirnos? Locusts, a los que podremos sujetar con una mano y disparar con la otra si decidimos no realizar ningún movimiento final con ellos, y escudos. Estos los conseguiremos tras abatir a los grandotes Locusts que los portan. Son muy resistentes y podremos avanzar con ellos mientras abrimos fuego. De esta forma prácticamente no recibiremos daños. Y si nos hartamos del escudo o queremos improvisar un parapeto allá donde se nos ocurra tenemos la opción de clavarlo en el suelo.

Por último encontraremos una serie de gusanos de piedra tras los cuales podremos cubrirnos y avanzar junto a ellos, perfectos para tirar millas por largas extensiones de terreno en los que no hay nada que nos proteja del fuego Locust.

En 'Gears of War 2' también podremos conducir varios vehículos, entre ellos [ojo que aquí viene un SPOILER que igual muchos no queréis conocer todavía] un Reaver y un Brumak, momentos en los que vamos a saltar del sofá de la emoción. Sobre todo la parte en la que vamos a lomos del Reaver, que recuerda a un par de escenas de dos películas de la saga 'Star Wars' y que son sencillamente brutales [fin del spoiler].

Más novedades: armas. Entre ellas un lanzallamas que funciona de maravilla en las distancias cortas, la Gorgon (una pistola que va a ráfagas), las bombas de tinta... mejor echadle un ojo al siguiente vídeo, donde aparecen todas:

Todo esto está muy bien, pero ¿qué hay de su historia? El original fue muy criticado por no contar con un argumento demasiado profundo o sólido, cosa que realmente, en este título, no me parece demasiado grave. La acción da comienzo seis meses después de la detonación de las bombas que se producía al final de la primera entrega y además de la historia principal, con el equipo tratando de salvar la ciudad de Jacinto, existe una subtrama con Dom como protagonista en busca de Maria.

Si os he de ser sinceros el argumento de esta segunda entrega no llega a atrapar emocionalmente al jugador y pese a contar con ciertos momentos algo más dramáticos, gracias a la subtrama de la que os hablaba y a otros momentos clave, el juego sigue desprendiendo un aire esencialmente macarra y fanfarrón. Pero ya le va bien así, el juego se disfruta igual tanto si hacemos caso de esas subtramas como si no. No cambian casi nada.

Y vamos acabando con el multijugador, que a parte del problema que presenta en cuanto a tiempos de espera a la hora de encontrar partidas públicas y que ya está siendo solucionado por Epic, cuenta con un modo llamado Horda que sobresale por encima del resto. En él, y junto a 4 amigos más, tendremos que aguantar las continuas oleadas de Locusts (hasta 50) que se vayan produciendo en un determinado mapa. Es absolutamente demencial y divertido.

El resto de modos son viejos conocidos con alguna que otra modificación en sus reglas, básicamente. Y sí, existe un modo foto que podremos usar cuando estemos ejerciendo de espectadores de una partida y que nos permitirá hacer capturas de pantalla con un sólo botón y subirlas a los servidores de Epic.

En definitiva 'Gears of War 2' es todo lo que un fan del original puede esperar, si no más. Unos gráficos que ahora mismo se sitúan en lo más alto de la actual generación de consolas, una jugabilidad a prueba de bombas y unas espectaculares escenas jugables que quedarán grabadas en nuestras retinas para siempre. No sé si se le podía pedir más.

Ficha Técnica: Gears of War 2

Gears of War 2
  • Plataformas: XBox 360
  • Distribuidor: Microsoft
  • Estudio: Epic Games
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 64,95€

Sitio oficial | Gears of War 2 Vídeo | YouTube Vídeo | Gametrailers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos