Compartir
Publicidad
Ghost Recon Wildlands vs. Predator, o cómo Ubisoft ha creado la experiencia definitiva en Santa Blanca
Acción

Ghost Recon Wildlands vs. Predator, o cómo Ubisoft ha creado la experiencia definitiva en Santa Blanca

Publicidad
Publicidad

Siendo todo un icono del cine de acción y sci-fi, nos sigue pareciendo raro que en los 30 años de Depredador no haya habido ni un solo juego bueno de él. Tan solo destacó como invitado o en sus múltiples duelos contra el sempiterno Alien.

Y ahora resulta que Ubisoft, casi sin querer, ha logrado crear la experiencia definitiva de Depredador por medio del contenido gratuito que lleva unos días activo en 'Ghost Recon Wildlands'. Especialmente en lo relativo a una misión extra de la campaña principal y que se puede disfrutar de manera cooperativa.

Ayer mismo, de hecho, nos reunimos cuatro miembros de VidaExtra para darle caza... sin demasiada fortuna. Pero nos sorprendió gratamente la experiencia, a la vez que nos echamos unas buenas risas, quedando patente el enorme potencial que tendría un videojuego de Depredador dentro de un sandbox.

Algo se cuece en la jungla de Caimanes

191217 Predator 01

La misión de la campaña, disponible desde el pasado 14 de diciembre y hasta primeros de enero, se encuentra localizada en la región de Caimanes, en forma de misión extra bajo el título de "La jungla se ha trasladado". Allí una chica asustada y manchada de sangre nos hablará de un depredador que está cazando a todo ser que se acerca a su territorio, pidiéndonos que exploremos la zona y podamos abatirlo para que los habitantes de la zona puedan dormir tranquilos.

Los cadáveres sin piel colgando de los árboles, las calaveras a modo de trofeos, la sangre verde del Depredador por las hojas de las plantas (porque "si sangra, podemos matarlo"), o incluso su nave, son algunos de los múltiples guiños a la primera película protagonizada por Arnold Schwarzenegger. Por tener, hasta se replicarán las frases que escuchaba el Depredador de parte de los humanos.

Es una misión corta, pero intensa, y con un tramo final cuya dificultad se eleva de manera exponencial. El juego se toma ciertas licencias a nivel jugable, con un Depredador que parece teletransportarse de una punta a otra, y donde no parará de usar sus letales disparos, cada vez a un ritmo más alto y casi sin avisar.

Wildlands gana muchos enteros con Depredador

191217 Predator 02

'Ghost Recon Wildlands' nos pareció un buen juego en su momento. A algunos más que a otros, cierto es, pero nos pareció que había una buena base sobre la que pulir sus impurezas y que Ubisoft ha corregido en parte a base de parches.

Pero con Depredador, que encaja perfectamente en la frondosidad de las junglas de Bolivia, parece otro juego completamente distinto (y mejor). Uno de supervivencia y donde la cooperación entre el escuadrón resulta esencial.

Porque este alienígena es un hueso duro de roer que pondrá a prueba nuestros sentidos. Además, la climatología jugará otro papel importante, por lo que, en ciertas situaciones, tendremos que ayudarnos por la visión términa (y eso que así tan solo veremos al Depredador cuando nos vaya a atacar, no antes). Un conjunto que da forma a una experiencia de lo más gratificante pero que, si nos compenetramos bien con nuestros compañeros (cosa que no logramos ayer en directo), dura un suspiro. Y eso que hay una sorpresa al final muy llamativa.

¿Tomará nota algún estudio para ofrecernos una experiencia similar, en forma de sandbox cooperativo, sin tener que recurrir a los FPS de Alien vs. Predator en sus distintas ediciones? Ojalá. Por lo pronto, a disfrutar esto hasta enero.

En VidaExtra | El peligroso Depredador confirma que dará comienzo a la cacería a partir de mañana en Ghost Recon Wildlands

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos