Publicidad

Héroes olvidados y sin carisma. Ellos no te olvidarían...no lo hagas tú.

Héroes olvidados y sin carisma. Ellos no te olvidarían...no lo hagas tú.
34 comentarios

Publicidad

Publicidad

Vivimos en un mundo perfecto en donde el bien ha conseguido imponerse a los designios del maligno. Nosotros, los humanos, disfrutamos sin ningún tipo de remordimiento de una situación idílica por la que no hemos luchado y por la que no hemos derramado una sola gota de sangre.

En nuestro lugar, los sacrificados fueron otros. Héroes que campan a sus anchas por nuestra historia iconográfica. Fontaneros valientes, luchadores aguerridos, caballeros espaciales de razas alienígenas y, en definitiva, expertos en la defensa de unos valores, unos ideales y una forma de vida, la nuestra.

Pero cuidado, la historia sólo la escriben los que ganan, y cuando eso sucede también tienen derecho a marginar a personajes menos afortunados en el reparto de carisma pero que también aportaron su granito de arena para nuestra supervivencia. Sean bienvenidos a “Héroes olvidados y sin carisma. Ellos no te olvidarían… no lo hagas tú.”, por que ellos también sudaron sangre para vencer al mal.

Queda patente que estos héroes fueron víctimas de las circunstancias. Normalmente por culpa de un mal diseño de personaje o, simplemente, por que otra estrella invitada les robaba la función han caído más o menos en el olvido. En otras ocasiones, pese a seguir figurando de manera más o menos asidua en el panorama videojueguil actual, no han recibido la justa recompensa a su labor y siguen siendo considerados secundarios.

Empecemos con unos cuantos a los que seguro podéis aportar algún que otro candidato.

Los protas de Diablo.

siablo.jpg

Maldita sea, qué podemos decir de tres valientes a los que no pusieron ni nombre. De hecho, quizá se lo pusieron, pero estaba claro que la única estrella del juego era ese Diablo mal nacido que atormentaba a los ciudadanos de Tristram.

Un Arquero, un Hechicero y un Guerrero de los que apenas podemos recordar sus caras (vale, seguro que algunos de vosotros no sólo podéis sino que si los vierais por la calle los reconoceríais) y un enemigo final que podríamos dibujar en un papel más o menos de memoria.

Lo bueno del caso es que el juego acababa con la muerte del enemigo y con la victoria de uno de los tres valientes, pero eso que más daba, ni el mismísimo Tim Schaefer se debe acordar de ellos. De hecho, si en una actualización los hubiesen cambiado radicalmente por otros ni nos habríamos enterado. A eso se le llama el síndrome de la tía Bibian, ¿se puede cambiar a la actriz que interpreta a un personaje por otra, en medio de la temporada de una serie?. Claro que sí, y sino preguntadle al Príncipe de Bel-Air.

El prota de ‘Runaway’

runaway.jpg

Un rubiales con gafas de pasta, recién licenciado en física, sosito, tímido con las chicas, preparado para aceptar un doctorado en el Departamento de Física Aplicada en la Universidad de California (si es que existe), de nombre Brian y apellido Basco. Mmm, interesante, ¿no?. Evidentemente no.

Un tipo del que la mayoría olvida el nombre antes de acabar el juego y que parece lleva toda su vida huyendo del carisma, por aquello de que todo se pega.

El juego, español por cierto, era un auténtico homenaje a las aventuras gráficas tradicionales y un gran producto que pese a presentarnos a un auténtico “corchopan” como protagonista, consiguió calar profundo en los corazones de los amantes de las aventuras gráficas patrias.

Eso sí, lo de ‘Runaway 2’ no cuela. Convertir al bueno y soso de Brian Basco en un chulito de playa con perilla, músculos y ropa surfera no cuela. Vale que salir con una stripper de manga ancha puede que espabile algo, pero la transmutación del científico nerd y paleto a tipo guay surfero no se la creyeron ni los propios guionistas. Eso sí, lo bailado junto a Gina no se lo quita nadie.

Ghost de ‘Enter the Matrix’

ghost.jpg

En su día nos dejó patidifusos y aún seguimos recuperándonos del susto. Cuando se anunció que la segunda parte de la peli que marcó el inicio de siglo llegaría en forma de videojuego, todos nos frotamos las manos y dimos gracias al arquitecto creador.

‘Enter the Matrix’ prometía mamporros por doquier, movimientos de artes marciales a la altura de la película y cámaras lentas, muchas cámaras lentas, efectos de tiempo bala y todo lo que Neo podía hacer sin despeinarse. Eso sí, luego llegó la bofetada mortal en forma de fatality o como dice un profesor mío, de “reality Check’.

De Neo, Trinity o Morfeo no había ni rastro. En su lugar nos presentaron a dos personajes secundarios, Niobe y Ghost. La primera llega a tener más importancia en la trilogía de películas y, con esfuerzo, le podemos coger un poquito de cariño. Pero el segundo, Ghost, héroe que hoy nos ocupa, disfruta de una popularidad parecida a la del vino Don Simón en la Casa Blanca. Poca, más bien poca.

Un personaje del que sólo se puede recordar una escena mítica en las películas y que comparte la mayoría de movimientos con Niobe, a todas luces la estrella de la función. Como su nombre indica pasó como un auténtico fantasma por nuestros ordenadores y hombre, algo haría de provecho en la liberación de Sion, así que rindámosle homenaje desde estas líneas.

DeeJay de ‘Street Fighter 2 Turbo’

deejay.jpg

Si algo tiene la saga de ‘Street Fighter’ es la capacidad para incorporar luchadores extraños que sólo tienen valor para participar una vez en el torneo. Luego, sin saber muy bien el motivo, desaparecen sin dejar rastro y con el rabo entre las piernas.

Quizá es el caso del Jamaicano, que si bien llega a figurar en más de un torneo, nunca ha sido un primer espada. Puede que su cara estuviera diseñada para recibir golpes a mansalva, o que su mandíbula fuese el cemento que endurecía los nudillos de Ryu, el caso es que el pobre Dee Jay no conseguía muchos adeptos cuando se montaban las típicas partidas entre amigos.

Eso sí, siempre tuvo un reducido grupo de fieles que lo idolatraban como al nuevo rey de la lucha y que procesaban cierto odio homicida al bueno de Fei-Long. Para el recuerdo quedarán sus tremendas patadas, sus trenzas y su escenario. Dee Jay lo dio todo sobre el ring, ¿Qué culpa tenía él de que Ryu tuviese tan mala leche?.

Peppy Hare de ‘StarFox’

peppy.jpg

Un conejo a los mandos de una nave espacial. Con eso puede estar dicho todo, ¿verdad?. Pues no. Quizá no tenía la grandeza y la elegancia de un Zorro, pero en lo suyo, Peppy Hare, era un auténtico crack.

Uno de los pilotos originales del escuadrón ‘Star Fox’ y por consiguiente, un auténtico abuelito capaz de aconsejar siempre lo más adecuado al temperamental Fox McCloud (no pertenece a ningún clan de Inmortales). De acuerdo estoy en que su nombre no resulta todo lo rimbombante que el cargo y la situación merecen, pero todos los fans del juego recordarán su sacrificio a mandos del Great Fox.

Un conejo llamado Peppy que se vio relegado a dar soporte táctico desde la nave central cuando el mejor piloto era él. Cosa de la edad dirán algunos, del tipo de animal dirán otros, yo sin embargo sigo manteniendo que llamarse Peppy no jugó a su favor.

El incombustible Luigi.

luigi.jpg

Esto debe ser algo parecido a ser hijo de un famoso, muy famoso, y que todo el mundo te pregunte por tu padre. El honor va cayendo hasta el suelo a una velocidad endiablada y por mucho que se luche en contra, siempre acabarás siendo “el hijo de”.

En esta ocasión no hablamos de hijos, sino de hermanos. Luigi es el hermanísimo de Mario Bros y con eso queda dicho todo. O debería quedar, vamos. El bueno de Luigi lo tenía todo para triunfar, era alto, esbelto, de rasgos parecidos a los de Mario pero más suaves y, por supuesto, un gran fontanero.

Pero el amor no entiende de esas cosas y un auténtico bombón como la princesa Peach tuvo a bien enamorarse del hermano bajito, gordo y divertido. Por que en eso sí que no se podían comparar, mientras Mario era el alma de cualquier fiesta, Luigi se mantenía en segundo plano esperando no molestar e intentando conquistar con la mirada a alguna joven y lozana habitante del Reino Champiñón.

Pero el tiempo pasa y las acusaciones falsas sobre la orientación sexual que ha sufrido el verdoso fontanero en los últimos años, parecen haber hecho mella en su imagen pública. Por eso, desde aquí queremos brindarle un homenaje y recordar que si el Reino de Peach sigue a salvo de las garras de Browser, también ha sido por él.

Llegó a protagonizar algunos videojuegos bastante sonados, e incluso ahora mismo comparte cartel, de igual a igual, con su hermano en un juego de Nintendo Ds. El tiempo pondrá a todos en su correcto lugar y, si bien Mario seguirá siendo grande, Luigi recuperará el prestigio perdido y encontrará el amor, sea de la acera que sea.

Se nos han quedado varios personajes en el tintero y seguro que a vosotros se os ocurren toneladas de héroes que lo dieron todo por nosotros y a los que no hemos alabado como se merecían. Sentíos libres para comentarlo y eso sí, guardad un pedacito de vuestro amor para Luigi, Peppy, Brian, Dee Jay, Ghost y los tres protas de ‘Diablo’. Cada mañana, cuando miréis el sol y respiréis el aire puro de vuestra pútrida ciudad, recordad… todo esto no sería posible sin ellos. Gracias chicos.

Gracias al resto de editores de VidaExtra por haber contribuido en la elaboración de esta extraña lista y a Nerv por sus desquiciantes aportaciones.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir