Publicidad

El jugador al que bloquearon todos sus ataques en una semifinal de SF3 hace 16 años, casi le vuelve a suceder

El jugador al que bloquearon todos sus ataques en una semifinal de SF3 hace 16 años, casi le vuelve a suceder
7 comentarios

La historia casi se repite. La mala suerte, el infortunio o la pura habilidad del jugador contrario casi consiguen que veamos, de nuevo, una de las grandes proezas de la historia de los eSports. Y repitiendo a uno de los protagonistas.

Antes de nada, debemos remontarnos al origen de esta historia. EVO 2004, la competición más prestigiosa del mundo en cuanto a juegos de lucha. Durante una de las semifinales de Street Fighter III: 3rd Strike de aquella edición, dos de los mejores jugadores del mundo, Daigo Umehara y Justin Wong, se enfrentan por un puesto en la finalísima.

Ken y Chun-Li, respectivamente, fueron los luchadores elegidos. El momento álgido se da cuando Umehara consigue ejecutar 15 parries consecutivos, ya que Wong intentó golpear con un Senretsukyaku. Sin lograr conectar ni un solo golpe, el contraataque es devastador, acabando el combate inmediatamente y volviendo loco al público. Ah, por cierto, Daigo contaba únicamente con un píxel de vida.

Una vez planteado el contexto, vayamos con lo que ha sucedido recientemente a Justin Wong. El norteamericano, durante una de sus emisiones en streaming, ha estado a punto de repetir el fatídico evento. En un combate online contra otro jugador, Wong controlaba a Chun-Li, su contrincante a Ken y el escenario era la Estación de Metro. Todo estaba dispuesto de la misma forma.

Cuando Wong libera su ataque final, el rival comienza a bloquear las intentonas. Es en ese punto en el que los fantasmas del pasado se apoderaron de él con un sonoro "¡OH, MIERDA!". Sin embargo, para alivio de Wong, el contrario no tuvo el mismo timing que demostró Umehara hace 16 años, por lo que fue finalmente abatido.

Justin termina llevándose las manos al pecho, aliviado al ver que finalmente no sufrió el mismo final. Desde luego, aquel momento ha marcado la carrera de Justin Wong y se ha convertido en uno de los momentos icónicos de la industria. Tanto es así que ha sido recreado en Super Smash Bros. Ultimate.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio