Publicidad

La peor misión de Borderlands 3, una crítica en clave de humor punzante hacia las microtransacciones que da en el clavo
Acción

La peor misión de Borderlands 3, una crítica en clave de humor punzante hacia las microtransacciones que da en el clavo

Publicidad

Publicidad

Son pocas las misiones secundarias que me quedan por completar en el vasto universo de Borderlands 3 hasta lograr el 100%, pero ayer me llamó mucho la atención una de cierto planeta "misterioso" a cargo de Claptrap.

Titulada "Hasta el culo de transacciones", es una crítica de lo más ácida hacia la polémica con las microtransacciones, tan típica del mundo de los móviles. Una misión que, en efecto, es francamente mala en comparación al resto de misiones en Borderlands 3, pero que tiene su lógica explicación.

Nota: omitiremos el nombre del planeta para no destripar la historia.

Prepárate para lo más cutre en esta misión

Borderlands 3

Todo comienza con la descripción de dicha misión, que da pistas:

Ayuda a Claptrap a depurar el acceso anticipado a un juego de realidad aumentada en tu dispositivo ECHO. Y no dejes que Mickey Truquitos te haga la 13-14.

Que conste que no es la primera misión secundaria en la que se simula un juego de realidad aumentada en nuestro dispositivo ECHO, puesto que hubo una en Pandora por encargo de Vaughn, pero sí que hay ciertos cambios en su aspecto para reflejar que estamos ante un acceso anticipado a la beta v0.779 del Destructor de Mundos y que "¡NO SE PUEDE DISTRIBUIR!".

El más evidente, ese bajón gráfico tan marcado y que las animaciones de nuestra acompañante, a la que tenemos que defender, son casi inexistentes. Está completamente congelada en esa postura en cruz y se mueve de igual modo a como lo haríamos jugando con los muñecos que teníamos de peques. Con decir que hasta un Playmobil tenía más movimiento, queda claro, ¿no?

El caso es que Mickey Truquitos nos pide que la acompañemos, pero la tarea de seguirla es lenta y tediosa, mientras despejamos el camino de enemigos. Al poco rato nos saca un menú en el que se nos insta a comprarle a Lana unos zapatos alados para aligerar su marcha, preguntándonos, de modo inocente, si "no nos entra el gusanillo de comprar en la tienda del juego".

Todo es ficción, por supuesto, ya que Borderlands 3 no tiene micropagos, pero esta misión simula que los tiene y tenemos que gastar dinero con una cantidad simbólica, eso sí. Tan solo un dólar, nada de eridio, vaya.

El mayor problema de las microtransacciones

Borderlands 3

El ritmo de la misión no mejora, sino que sigue por esa misma línea durante un buen rato hasta que llegamos a una zona en la que se nos pide recoger TODAS las fuentes de energía. Y hablamos de un total de 100 elementos.

Como todo juego con micropagos que se precie, hay un proceso para que resulte más llevadera esa tarea mediante una mejora "muy poco abusiva". Sí, pagando. Una excepcional metáfora del gran problema que sufren esa clase de juegos al no saber medir bien los tiempos de juego para provocar el ansia en el jugador para tener que comprar y poder seguir disfrutando del juego.

En esta generación de videojuegos se ha acentuado esa gran lacra de los DLC mal entendidos, donde solo buscan hacer caja a costa de nuestra paciencia, y Borderlands 3 lo ha sabido resumir a la perfección en clave de humor.

Al pagar, se nos concede un buen puñado de fuentes de energía para que nos queden apenas tres o cuatro fuentes de energía por recoger y podamos seguir con la misión. Misión para la cuál ya hemos pagado varias veces más.

Pero aún queda la traca final...

Borderlands 3 no deja títere con cabeza aquí

Borderlands 3

Sí, llega la hora de hacer frente a Rak'nagob, el Destructor de Mundos, pero sorprende que sea de nivel 1. Y para colmo, que apenas le hagamos daño.

Mickey Truquitos nos informa que ese modelo del enemigo es temporal (pese a la parodia de su nombre, alegando que es el diseño "final de verdad 06") y que podemos comprar una mejora para destruir su armadura. Sí, volver a soltar pasta para completar un "juego" que está en fase beta y por el que ya habíamos pagado por su "acceso anticipado". Y siendo beta-testers.

Su mensaje final lo dice todo, porque muchos caen en el cebo:

Acabamos de añadir la mejora Destrozaarmaduras a la tienda; con ella romperás su blindaje natural. ¡Si es que somos unas almas caritativas! ¿Vas a comprarla? ¡Qué cosas pregunto!

Curiosamente, esa parte final sí que es opcional, pero recibiremos mayor premio por completar la misión si pagamos por la Destrozaarmaduras...

Una vez terminado esta secundaria, suelta otra perla:

(...) con el dinero que hemos ganado con estas oportunísimas microtransacciones CONSEGUIREMOS terminar el juego.

De nada, Mickey Truquitos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir