Compartir
Publicidad

Sekiro: Shadows Die Twice: el análisis técnico, comparativo y sin spoilers de Digital Foundry

Sekiro: Shadows Die Twice: el análisis técnico, comparativo y sin spoilers de Digital Foundry
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sekiro: Shadows Die Twice es mucho más que el lanzamiento de la semana: se trata del regreso de una From Software que quiere darle un giro a su exitosa fórmula a través de un título de acción y ninjutsu. Ahora bien, ¿hasta qué punto el resultado se ve expuesto a una factura técnica? 

Tanto la trilogía de Dark Souls como Bloodborne han compensado sobradamente sus limitaciones y su rendimiento limitado a los 30 FPS con un espectacular apartado artístico. Sin embargo, las opciones de movilidad del Lobo de un solo brazo están a un nivel muy distinto. 

Eso sí, de partida ya te adelantamos que no se han ahorrado en detalles a la hora de crear esta oscura visión del Japón del periodo Sengoku. Al punto en el que luce impresionante en las sobremesas de Microsoft y Sony, destacando -para sorpresa de nadie-  lo mostrado en Xbox One X.

En este aspecto, el más reciente vídeo del canal de Digital Foundry nos ofrece un análisis técnico a cuatro sobremesas, profundizando en el logro visual, la velocidad de sus combates y el sistema de exploración, pero también en las asignaturas pendientes a esta altura de la partida.

Lo esencial: según Digital Foundry, tanto si apostamos por la versión de  PS4 Pro como por la de Xbox One X podremos obtener una resolución de 1800p. Eso sí, sugieriendo que la consola de Sony usando una técnica de reconstrucción de imágenes para llegar a su número de píxeles objetivo.

En cuanto a los modelos normales de PS4 y Xbox One S, nos encontramos con   1080p en el caso de la primera y  un recuento de 900p de píxeles en el caso de las sobremesas de Microsoft. El mismo estrecho margen al que nos hemos acostumbrado a lo largo de esta generación.

Sekiro

Ahora bien, a la hora de hablar de frames por segundo nos encontramos con dos situaciones peculiares: 

  • Por un lado, PS4 Pro y  Xbox One  X tienen desbloqueado el rendimiento, alternando entre los 45 y los 38 FPS con un pequeño margen de ventaja en el caso de la consola de Sony. Sin embargo, si configuramos la bestia negra de Microsoft para que  aproveche los  120Hz veremos como se acorta esa diferencia. 
  • Por otro, y como ocurre en los juegos de Dark Souls, Sekiro: Shadows Die Twice está limitado a 30FPS en el resto de sistemas de sobremesa, con pequeños altibajos eventuales.

Y pese a que lo anterior no condiciona la experiencia, no está de más recordar que Sekiro: Shadows Die Twice es un juego en el que la precisión y los reflejos son determinantes, ya que -más allá de los esquives y las tácticas ofensivas- su sistema de combate está diseñado para que los contraataques vayan cogiendo cada vez más protagonismo.

Sekiro

 Por otro lado, Digital Foundry hace un inciso interesante. Pese a que existe una mecánica de resurrección, los tiempos de carga si finalmente somos eliminados son mucho más leves que en los otros juegos de From Software.

Algo que se agradece enormemente, dado el ritmo de Sekiro: Shadows Die Twice y el mayor protagonismo que recibe la movilidad y la velocidad   del título frente a la saga Soulsborne

La conclusión a la que llegan desde Digital Foundry es que Sekiro: Shadows Die Twice ofrece una mejora técnica sustancial frente a su trabajo previo, aunque no en todas las áreas. Eso sí, sin que eso impida que From Software se permita dar rienda suelta a su extraordinario y distintivo toque visual y artístico.

Sekiro

Dicho lo anterior, la verdadera prueba de fuego del Lobo de un solo brazo comenzará cuando ponga su katana a disposición de los fans de Dark Souls y Bloodborne. Sekiro: Shadows Die Twice estará disponible en Xbox One, PS4 y PC a través de Steam a partir del 22 de marzo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio