Análisis de Aliens Fireteam Elite, o cómo mezclar el estilo de dos shooters modernos enfocados al online hasta agotar su fórmula
Análisis

Análisis de Aliens Fireteam Elite, o cómo mezclar el estilo de dos shooters modernos enfocados al online hasta agotar su fórmula

Si echamos la vista atrás respecto a los videojuegos basados en Alien a lo largo de las últimas décadas, la inmensa mayoría han sido shooters sin demasiada fortuna, principalmente por los bugs. Tan solo el impecable y acojonante Alien Isolation supo dar con la fórmula clave incrementando su tensión con el sigilo.

Esto no significa que no apetezca volver a un shooter de Alien. De hecho, había muchas ganas... pero por desgracia el reciente Aliens Fireteam Elite queda lejos de la grandeza por mucho que nos pueda brindar algún que otro momento interesante, siendo bastante curioso comprobar cómo mezcla dos estilos de los shooters modernos hasta que agota su fórmula al no aportar nada original.

Un juego de Alien entre Left 4 Dead y Gears of War

Aliens Fireteam Elite

Vamos a dejarlo claro desde el inicio: Aliens Fireteam Elite es un juego enfocado directamente al juego en equipo, aunque en este caso limitando el número de jugadores a tres personas. Se puede jugar en solitario, pero con la compañía obligatoria de dos bots (Alpha y Beta, dos sintéticos con pocas luces), algo nada recomendable si optamos por los niveles de dificultad más avanzados, donde esta obra de Cold Iron Studios cobra todo su sentido al ser más coherente y exigente.

No hay que ser un lince para descubrir que Left 4 Dead es una de las inspiraciones en relación a sus mecánicas, pese a que no las lleve a rajatabla. En cierto modo la campaña es más permisiva, al dividirla por secciones independientes. Así pues, de los cuatro mapas de su historia, cada uno se divide en tres secciones que se juegan por separado. Cada misión nos llevará en torno a media hora hasta que la damos por completada, viendo cómo su dificultad va en aumento, como es lógico.

La ambientación de cada mapa emana lo experimentado en las películas, con esos pasillos lúgubres y claustrofóbicos dentro de una nave hasta dar con unas cuevas aparentemente creadas por el ser humano que son mucho más complejas y fascinantes a poco que nos adentramos en ellas. Y aquí lo bueno es que el juego no se ciñe tan solo a la figura del xenomorfo por excelencia, sino que también nos pondrá a prueba contra los sintéticos. Y cada uno propone un estilo diferente.

La inspiración hacia la obra de Valve se palpa precisamente en esa variedad de xenos, teniendo el estándar a modo de "zombi" (y no por ello menos peligroso), pero con otra serie de xenos especiales, entre el que salta con violencia, el que escupe ácido desde muy lejos o el temible guerrero, de mayor tamaño y dureza.

Con los sintéticos, en zonas más avanzadas de la historia (pero sin el mismo protagonismo que los aliens, en cualquier caso), sucede exactamente igual, pudiendo ver distintas especializaciones, como unos con escudo u otros con rifles de francotirador. La parte que se asemeja a Gears of War es precisamente con los sintéticos, al obligarnos a usar las coberturas... algo que con los xenos es casi impensable. Y lo cierto es que se agradece esta variedad de propuestas, aunque ninguna la explote a lo grande al mostrar sus limitaciones demasiado pronto.

La fórmula es la que es y a estas alturas ya no sorprende, pero en este caso sí que es cierto que no le sienta nada bien la dificultad estándar debido a la poca resistencia de los xenos estándar o lo poco que nos penaliza el daño al tocar su ácido, aparte de no estar habilitado el fuego amigo. En niveles superiores de dificultad sí que brilla si buscamos un gran reto, siempre y cuando tengamos gente conocida con la que juntarnos, que hacerlo con desconocidos es una lotería.

Aliens Fireteam Elite, cooperativo para fans

Aliens Fireteam Elite

Como suele ocurrir en esta clase de producciones, aquí la historia es lo de menos, quedando muy por debajo de la calidad de las películas. Aunque tampoco es algo que vaya a preocupar a los fans del xenomorfo más famoso del cine. Un caso similar al de Predator: Hunting Grounds, con el que comparte un apartado técnico un tanto mejorable que no ha cuidado los detalles de su entorno, pese a la gran belleza plástica de algunas secciones, como algunos exteriores o ya el tramo final.

Raras son las producciones relacionadas con el celuloide que llegan con un apartado técnico a la altura, pero al menos a nivel jugable sí que cumple con creces: si nos matan será por falta de pericia, no por el control. Ahora bien, la progresión del juego con la historia nos exigirá en todo momento mejorar el equipo de cualquiera de las clases: Artillero, Demoledor, Técnico y Médico.

Y es que más allá de los tres tipos de modificadores que podemos acoplar a cualquier arma (tras desbloquearlos en cofres o cumpliendo misiones, con mayor probabilidad de obtenerlos aplicando tarjetas de desafíos que nos pondrán contra las cuerdas, como hacer que los botiquines no sean siempre efectivos o que no podamos recargar hasta vaciar un cargador), luego está la posibilidad de subir de nivel cada arma para obtener cuatro ventajas pasivas y a mayores las propias modificaciones para cada clase. Y para ello hay que jugar y rejugar bastante.

Obviamente, para ganar en partidas avanzadas hay que disponer de un equipo que sepa compenetrarse bien. De poco vale estar con tres Artilleros si nos falta un Técnico con su torreta de munición ilimitada (con un uso que se recarga con el tiempo, a modo de habilidad activa) o un Médico con un campo de curación portátil. Y para sacarle el jugo a cada clase hay que subir muchos niveles para desbloquear sus mejoras más interesantes y ver cómo combinarlas después de forma óptima según nuestro estilo de juego. Por no decir lo mucho que varía el comportamiento de cada arma, donde no faltan revólveres, fusiles, lanzallamas o ametralladoras pesadas. Y bajo un halo que desprende Alien por todos sus poros.

Su ajustado precio de lanzamiento ya dejaba entrever que probablemente no fuésemos a estar ante el octavo pasajero la octava maravilla del mundo, pero sí ante un juego de acción disfrutable en compañía de colegas. Y para ser una licencia ha salido mejor parada de lo esperado, teniendo a mayores un modo Horda desbloqueable para que se note igualmente la influencia de Gears of War.

Aliens Fireteam Elite PS5 ESP

Aliens Fireteam Elite PS5 ESP

La opinión de VidaExtra

En definitiva, Aliens Fireteam Elite viene a cubrir un hueco que faltaba dentro de los juegos al estilo Left 4 Dead. Y si bien aporta poco a la fórmula, al final resulta lo de menos si eres fan de Alien. Eso sí, juégalo mejor en los niveles más altos de dificultad para que la experiencia sea más coherente y exigente con su naturaleza.

Aliens Fireteam Elite

Aliens Fireteam Elite

Plataformas PS5 (versión analizada), Xbox Series, PS4, Xbox One y Steam
Multijugador Sí, online (tres jugadores)
Desarrollador Cold Iron Studios
Compañía Focus Home Interactive
Lanzamiento 24 de agosto de 2021

Lo mejor

  • Un Left 4 Dead contra aliens
  • La variedad de clases, xenos y sintéticos
  • Cobra todo el sentido con mayor dificultad

Lo peor

  • A nivel técnico no cuida los detalles
  • Tiende a repetir muy pronto su fórmula

Temas
Inicio