Análisis de Marvel’s Guardians of the Galaxy, la nueva vara de medir para los juegos de superhéroes
Análisis

Análisis de Marvel’s Guardians of the Galaxy, la nueva vara de medir para los juegos de superhéroes

Hacía mucho tiempo -diría que años- que no me pasaba un juego sin comprobar si había un botón para saltar o acelerar diálogos y cinemáticas. Hace unos minutos he vuelto a encender la consola para comprobar si Marvel's Guardians of the Galaxy tenía uno. Y sí, si te pica la curiosidad, lo tiene, pero no creo que vayas a necesitarlo.

Tras temer que todo lo relacionado con su historia acabase haciendo bola, lo demostrado por Eidos Montreal y Square Enix ha resultado ser una lección sobre cómo realizar un videojuego de superhéroes manteniendo un equilibrio perfecto entre narrativa, diversión a los mandos, y homenaje a los cómics. Así, sí.

Lo que Marvel's Avengers debería haber sido

A nadie le sorprenderá que empiece hablando del elefante en la habitación. Square Enix viene de un tropiezo que, pese a olerse a kilómetros, acabó generando cierta controversia con la forma de abordar Marvel’s Avengers. Es fácil plantarse ante Marvel’s Guardians of the Galaxy con la idea “de aquellos barros, estos lodos”, pero sería un tremendo error poner un juego a la altura del otro.

Donde allí se busca alargar la historia para darle sentido a un endgame que pretende darle sentido al juego, aquí encuentras una campaña que es una auténtica montaña rusa a la que no le sobra un minuto. Mientras que en el de Los Vengadores las skins son una forma de monetizar el juego, aquí son la excusa perfecta para invitarte a explorar el escenario más allá del camino marcado.

Son dos formas completamente distintas de abordar los juegos de superhéroes, y en este caso Marvel’s Guardians of the Galaxy se permite incluso el lujo de romper con la libertad de los mundos abiertos para evitar caer en situaciones absurdas o en misiones secundarias de perseguir globos por la ciudad.

Incluso mediante el uso de ramificaciones dentro de la historia, a base de diálogos en los que tú eliges qué ocurrirá a continuación, el juego sabe mantener los pies en el suelo y acotar las posibilidades para entregar una historia cerrada que te mantenga pegado al sofá de principio a fin. Desde el minuto 1 tiene clarísimo qué juego quiere ser y cuál es el camino para alcanzar su objetivo.

Guardians8

Un gran ejemplo de cómo narrar una historia

¿Y qué juego quiere ser? Pues una aventura de acción en la que tirar de cinemáticas breves para que la historia se cuente casi siempre a través de tu acción a los mandos. Con conversaciones que se mantienen activas durante toda la partida, tanto si estás explorando como si estás peleando contra los malos, los silencios son casi imperceptibles.

Ojo porque esto es más importante de lo que parece. Hablo de comentarios ingeniosos acordes con lo que está ocurriendo en pantalla todo el rato. Pese a ciertas repeticiones puntuales de líneas durante algunos combates, el nivel de mimo que hay puesto detrás de la narrativa de Marvel’s Guardians of the Galaxy es para enmarcar.

Comentarios sobre la historia que hacen referencia a lo que te vas encontrando por el camino, diálogos entre tus compañeros que profundizan en quienes son aprovechando lo que acaba de ocurrir, pistas en combate para saber cómo abordar un jefe…

Incluso cuando te sales de un camino evidente para ir a explorar en busca de skins o componentes hay algún comentario jocoso único sobre cómo, en ese momento y lugar, Star-Lord no está haciendo lo que debería para continuar la historia.

Decía antes que soy de los que no puede evitar acabar saltando diálogos cuando pierde interés, y creo que uno de los grandes culpables de no haber tenido esa necesidad en Marvel’s Guardians of the Galaxy es, más allá de lo mucho que mola la historia y lo divertidos que son sus personajes, que la trama nunca deja de avanzar mediante silencios antinaturales.

 Imposible no desear más

Superado el miedo a estar ante otra aventura fallida como la de Los Vengadores, lo que más me preocupaba tras mi primer contacto con el juego era echar de menos el combate. No quería estar pensando en él mientras exploraba o me explicaban la historia, y es justo lo que ha ocurrido. Pero con un matiz.

Mientras la historia seguía su curso a base de cinemáticas o comentarios durante la exploración, deseaba que llegase un enfrentamiento para seguir disfrutando de su divertido sistema de combate. Mientras estaba peleando a base de disparos y ataques especiales, suspiraba por el momento en el que aquello llegase a su fin para poder continuar la historia.

Guardians6

No es que uno me gustase más que el otro, es que ambos me tenían tan enganchado que me resultaba imposible no desear más. Imposible no seguir devorando un juego que, alargándose más allá de tres tardes maratonianas, se me ha pasado en un suspiro.

Sin ganas de más ni sobrándole minutos, cada vez que parecía que llegaba el final y el juego introducía un girito adicional que te llevaba a otro planeta, yo no podía evitar alegrarme por tener una ración adicional de estos locos y sus temazos ochenteros. Qué gozada pelear contra un jefe al ritmo de Never Gonna Give You Up.

Un combate tan efectivo como adictivo

Con un enfoque de tiros y guantazos que sería fácil comparar con la saga Marvel Ultimate Alliance, nosotros nos encargaremos de disparar con Star-Lord mientras nuestros cuatro compañeros van despedazando enemigos a su bola. La idea es que, pese a que ellos saben apañárselas por su cuenta, nosotros seamos los maestros de ceremonias.

Mediante combinaciones de botones a las que no cuesta nada cogerle el pulso, en todo momento podremos indicar al resto de personajes que, por ejemplo, pongan una bomba en algún punto del suelo o arrojen un objeto del escenario a un grupo de enemigos.

La clave para la victoria está, sin embargo, en la posibilidad de pedirles que realicen ataques especiales destinados a frenar al enemigo, hacerlos saltar por los aires o centrarse en golpear para aturdir o realizar daño. Habilidades que, por descontado, van creciendo conforme avanza la aventura gracias a puntos que puedes ir gastando aquí y allá como mejor te parezca.

En un combate normal le pediría a Rocket tirar una granada vórtice para juntar a todos los enemigos en un mismo sitio mientras yo les disparo con el rayo elemental que salta de unos a otros electrocutándolos hasta sobrecalentar mis pistolas.

Una vez ocurra eso, le diría a Groot que saque sus raíces para levantarlos por los aires mientras Gamora pega espadazos a diestro y siniestro como si fuese un ninja y, cuando estuviesen a punto de tocar el suelo, le diría a Drax que realizase un golpe sísmico que volviese a elevarlos mientras vuelvo a disparar con mis pistolas ya recargadas.

Guardians5

No lo parece a simple vista, pero es un juego más estratégico de lo que parece y, uniendo jefes más duros y personajes con escudos elementales que debes superar para poder llegar a dañarlos o aturdirlos, constantemente te invita a cambiar de habilidades y estrategias para evitar que se haga demasiado repetitivo.

La opinión de VidaExtra

Hay escasos puntos en los que Marvel’s Guardians of the Galaxy demanda algo más de mimo para acabar de pulir las aristas de una esfera casi perfecta.

Lo más flojo se limita a esas puntuales repeticiones de diálogos durante los combates, y especialmente un sistema de ventajas de Star-Lord que resulta más interesante por la exploración de los niveles con la ayuda del resto de guardianes que por las recompensas ofrecidas a nivel jugable. Nada que ver con las skins especiales, por cierto, que son casi todas para enmarcar.

Guardians4

Más allá de eso me ha parecido no sólo un juego redondo que borda casi todo lo que hace, sino también una nueva vara de medir para el género de acción con superhéroes como protagonistas. Y eso que el listón no estaba precisamente bajo.

No todo tiene que ser mundo abierto, ni tener un endgame o una historia que se alargue innecesariamente. Nos vale con un juego comedido que se centre en hacer bien lo que se propone y trate con mimo a unos personajes y un universo de infinitas posibilidades. Puede que no estuviese en nuestras quinielas, pero hay que reconocer que Marvel’s Guardians of the Galaxy se ha ganado un hueco en la carrera del GOTY.

Marvel’S Guardians of the Galaxy + Star-Lord. Space Rider (Cómic Digital) - Playstation 5

Marvel’S Guardians of the Galaxy + Star-Lord. Space Rider (Cómic Digital) - Playstation 5

Imprescindible

Marvel's Guardians of the Galaxy

Marvel's Guardians of the Galaxy

Plataformas PC, Ps4, Xbox One, Xbox Series, Switch y PS5 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Eidos Montreal
Compañía Square Enix
Lanzamiento 26 de octubre de 2021

Lo mejor

  • Así deberían ser los juegos de superhéroes
  • Un combate divertidísimo
  • La historia te atrapa desde el principio

Lo peor

  • Algunos coleccionables no son tan interesantes
  • Puntuales repeticiones de diálogos

Temas
Inicio