Análisis de Sniper Elite 5, un más y mejor de manual con el desembarco de Normandía como telón de fondo
Análisis

Análisis de Sniper Elite 5, un más y mejor de manual con el desembarco de Normandía como telón de fondo

Es una de esas sagas a las que es imposible no tenerle cariño. Entretenida cuando le pides sigilo y demencial si lo que te apetece es acción, la de Sniper Elite 5 es una de esas franquicias que no siempre recibe la atención que merece.

Puedo entender el porqué, y lamentablemente esta quinta entrega se encarga de demostrarlo una vez más, pero también una vez más, no ha habido un momento en el que no me lo haya pasado bien. Sniper Elite 5 es otro paso más en la buena dirección, pero no tan largo como desearíamos.

De puntillas por el desembarco de Normandía

Con el Día D como telón de fondo nos ponemos a los mandos del Karl Fairburne para recorrer Francia y el Muro Atlántico en busca de nazis a los que matar en la mejorada visión de rayos X. Con el mismo gore al que nos tiene acostumbrados, en esta ocasión las muertes a cámara lenta añadirán vida propia a la bala al chocarse con los huesos.

En realidad suena mejor sobre el papel de lo que se acaba apreciando en el juego, pero con las cámaras de muerte de pistolas y ametralladoras sí que han hilado fino. Ver cómo tus últimos tiros viajan ralentizados hacia el pulmón del enemigo es de lo más satisfactorio.

De hecho, incluso me ha invitado a jugar de una forma a la que no me había acercado nunca antes en un Sniper Elite, a lo loco. Pero no nos adelantemos todavía, que quedan novedades por comentar.

Sniper Elite 5

Entre la personalización de armas con todo tipo de cachivaches y el encaramarte a salientes para buscar altura, pegar cuatro tiros y saltar por una tirolina, Rebellion le pone el "más y mejor" de manual en el que vuelven los grandes escenarios con objetivos secundarios, coleccionables y asesinatos con desafíos elaborados.

Una campaña con mucho por hacer

Pese a todo aquello en lo que podría llegarte a flaquear, el ir matando como una rata mientras recoges documentos y colocas bombas con retardo es lo bastante divertido como para hacerte olvidar lo demás. El pique con la campaña ha sido tremendo y me ha durado dos tardes largas, pero ir a por todos los desafíos  puede convertir esas 10 horas en el doble.

En cualquier caso es difícil obviar que siguen ahí los problemas con la IA, que pese a no ser la más coherente va mejorando. Ahora al menos parece que los enemigos echan el freno antes de ser otro más entre la pila de cadáveres que hay tras la puerta. Ojalá algo más de posicionamiento para intentar flanquearte.

Sniper Elite 5

Que no te dejen disparar el rifle desde tu tienda de campaña porque todo el rato se te echan encima sería menos divertido, claro, pero a menudo el diseño de niveles te obliga igualmente a olvidarte de esa posibilidad. Sus escenarios -hay algunos preciosos- son a menudo menos abiertos de lo que cabría esperar en un juego sobre francotiradores.

Por mucho que me guste el desafío a lo Hitman de matar a un enemigo tirándole cemento encima, cuando el juego te lleva hasta laberínticas mansiones, parte de la gracia se pierde. No puede competir con estar atento a la vibración del mando para controlar el ruido en el que enmascarar el próximo disparo.

Cómo Sniper Elite 5 permite escapar del sigilo

Con la excusa de recoger nuevas piezas para mis armas, un desafío que a menudo te pide encontrar las distintas mesas de personalización que hay repartidas por cada nivel, en cierto momento pensé que no me apetecía volver a pasar por una nivel ratonero en modo sigilo, así que sin quererlo acabé descubriendo otra forma de jugar a Sniper Elite 5.

Sniper Elite 5

Reducí la dificultad, pillé las mejores armas que tenía, todas con silenciador, y me puse a completar desafíos secundarios como si esto fuese un juego de acción. El sigilo dura lo que tarde en girar una esquina y no disparara tiempo con la pistola en modo James Bond. A partir de ahí, fiesta.

Controlar el retroceso de las armas en esta saga no es especialmente fácil, pero ir a lo loco pegando tiros y ver cómo los soldados enemigos se abalanzan sobre mi posición, mientras los espero con la mira preparada, ha sido todo un descubrimiento.

El combo de  pistola y rifle de francotirador es imbatible, y entre las trampas del escenario que el juego te pone a tiro y todas las bombas y gadgets que puedes aprovechar a tu favor, la idea de adentrarte en una base de enemigos se vuelve muy distinta. Lástima que en materia de habilidades no se potencie aún más esa jugabilidad.

Sniper Elite 5

Es llevar su modo supervivencia a otro estilo de juego. Una locura muy disfrutable en la que vas disparando a todos los explosivos que en tu primera vuelta esquivaste para no hacer ruido. No sé por qué nunca me había dado por jugar así, pero dadle un tiento si no lo habéis hecho ya.

Jugando al gato y al ratón en plena campaña

Con un multijugador que vuelve con contiendas de hasta 16 jugadores, y el modo horda en el que defenderte de oleadas de enemigos junto a otros tres amigos, el juego dista mucho de haber terminado una vez completes la campaña, pero aquí hay dos puntos clave que destacan de forma especial.

La primera es que, aprovechando que no va ir falto de jugadores con su llegada a Game Pass, la idea de darle a la campaña en cooperativo a sigilo parece mucho más accesible. Si encuentras a alguien que te siga el rollo con tu forma de jugar puede ser la bomba.

Sniper Elite 5

La segunda, siguiendo la misma máxima, está en el modo invasión. Aquí el plan es que, si decides activarlo, puedas entrar en las partidas de la campaña de otros jugadores y, por descontado, que también puedan entrar a la tuya. Un duelo de tiros a lo Deathloop en el que jugar al gato y al ratón.

Tengo ganas de comprobar hasta qué punto son un añadido con futuro o una de esas ideas que pruebas y abandonas a los pocos días. Intención a nivel de progreso y desbloqueables hay, desde luego, pero reconozco que su multijugador no es la razón por la que acudo a Sniper Elite 5.

La opinión de VidaExtra

Demostrando hasta qué punto los doble A pueden salvarnos la papeleta cuando hay sequía de lanzamientos, Sniper Elite 5 es uno de esos juegos que merece la pena probar. Está lejos de ser perfecto, pero es tan disfrutable que se le perdona todo tras una buena partida.

Ojalá Rebellion se animase a saltar aún más alto. La mera idea de ofrecer aún más libertad a la hora de encarar objetivos se traduciría en campos más grandes en los que pegar mochazos desde un campanario. Hasta que eso ocurra, Sniper Elite 5 al menos puede conformarse con ser la cara más divertida de los juegos de francotirador.

cover

Sniper Elite 5

Plataformas PC, PS4, Xbox One, xbox Series y PS5 (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Rebellion
Compañía Rebellion
Lanzamiento 26 de mayo de 2022

Lo mejor

  • Sus disparos a cámara lenta siguen siendo de lo más satisfactorio
  • Escenarios enormes y cargados de objetivos secundarios
  • Tan entretenido como juego de sigilo que como juego de acción

Lo peor

  • La IA de los enemigos no es demasiado avispada
  • Pierde ritmo cuando juega en escenarios más cerrados

Temas
Inicio