Del rechazo a no dejarlos pasar ni loco: esos campeones de League of Legends que tantas alegrías me han dado
Juegos online

Del rechazo a no dejarlos pasar ni loco: esos campeones de League of Legends que tantas alegrías me han dado

Desde que comencé a jugar a League of Legends hace cerca de un par de años he disputado decenas de partidas con ciertos campeones, mientras que ha habido otros que tan solo los he probado en un par de ocasiones y no me han acabado convenciendo lo suficiente. En este sentido cada uno tendrá sus preferencias o le gustará más pasar el rato con unos personajes determinados.

En mi caso no entiendo que ve la gente en Fizz, en Hecarim, en Fiddlesticks o en Zoe, por nombrar algunos de los campeones más populares, porque nunca me han terminado de llamar la atención lo suficiente. No voy a negar que quizás sea porque me faltan manos para saber jugar con ellos o tal vez no les termino de pillar el punto que les hace tan especiales.

También ha habido otros tantos personajes que cuando veía a otras personas controlarlos no me terminaban de convencer demasiado, al igual que me pasó la primera vez que me animé a darles una oportunidad. Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de lo que me perdía al jugar con ellos y se han acabado convirtiendo en auténticos imprescindibles.

Actualmente son 159 campeones los que existen y cada uno me ha transmitido diferentes sensaciones, pero hoy no es el momento de hablar individualmente de todos ellos. Lo que sí quería contar es mi experiencia con algunos en concreto que siempre que salen en la pantalla de selección me lanzo a por ellos sin dudarlo ni un solo momento.

Nasus y los tremendos bastonazos que pega

Lol Nasus 02

Podría decir que Nasus es el más indicado para liderar esta clase de lista. No es la primera vez que menciono que yo solo juego ARAM o los modos alternativos, algo que he de señalar porque precisamente fue en uno de estos últimos cuando me encandilé de este héroe con cabeza de chacal, concretamente en URF.

Más que nada porque veía a otras personas pillárselo y causar auténticos estragos con él, algo que me parecía sorprendente porque en ARAM yo no había conseguido algo así ni de broma. Cuando me di cuenta de que era porque gracias a su Q era capaz de aumentar su poder al aniquilar a los minions, y esta habilidad podía utilizarla a toda velocidad en URF, fue cuando descubrí que era una máquina de matar.

Desde entonces, prácticamente todas las partidas que he jugado en este modo (y también en ARAM cuando he podido) han sido con Nasus. He de decir que gracias a esto ha pasado a ser uno de los campeones con el que tengo más victorias y maestría, incluso por encima de otros con los que llevo jugando bastante desde el primer día.

Warwick y sus temibles mordiscos

Lol Warwick

Hace muchos años me animé a probar League of Legends y uno de los campeones que obtuve gratis fue Warwick, que me pareció que era decente. No obstante, no aguanté demasiado y no fue hasta 2020 cuando regresé por la pandemia, pero por algún motivo el buen recuerdo que tenía de este feroz monstruo se esfumó en cuanto lo probé una vez y no me gustó demasiado.

Durante meses cuando le veía me negaba a seleccionarlo, a pesar de que un amigo siempre me decía que lo pillara, que me iba a gustar segurísimo. Pues bien, un día me harte de no hacerle caso. Cambié de parecer y cómo me alegré de ello, porque supe darme cuenta de por qué me insistía tanto en que jugara con él, porque fue todo un flechazo.

He de reconocer que en general me tiran más los campeones que atacan cuerpo a cuerpo y esta especie de lobo considero que es uno de los mejores de este tipo. Me encanta perseguir a los adversarios cuando Warwick huele su sangre o cómo se lanza al acecho a por ellos con su ataque definitivo, aunque lo que me parece asombroso es la facilidad que tiene para curarse con pocos golpes.

Twitch y sus asaltos por sorpresa

Lol Twitch

En ARAM he llegado a perder partidas porque algún adversario que manejaba a Twitch utilizaba su capacidad para ocultarse, se colaba entre todos nosotros sin que nadie se percatara y cuando nos queríamos dar cuenta ya estaba destrozando nuestra base. Esta maldita jugarreta la he vivido las suficientes veces como para pillarle manía a esta maldita rata.

Por si no fuera suficiente, es un campeón que pega fuerte, a distancia y encima te envenena. Vamos que lo tiene todo. Aun así, no fue hasta que un día quise probarlo en URF cuando mi rechazo hacia él se convirtió en devoción, así que aprendí a controlarlo en este modo y a descubrir por mi propia cuenta todos sus puntos fuertes para luego llevármelos al resto de modos.

Tampoco ayudaba que uno de mis amigos más expertos siempre me decía que Twitch no era muy bueno y claro, durante mis primeros meses yo me fiaba de las palabras de los demás por ser muy primerizo en el MOBA. Eso sí, os lo dejo como consejo para todos los que deis vuestros primeros pasos: las apariencias engañan, así que no tengáis miedo de probar a cualquier personaje, por muy complicado que parezca u os hablen mal de él.

Gangplank y sus explosivos barriles

Lol Gangplank

En el caso de Gangplank, el anteriormente coronado como rey de los piratas, la primera vez que lo probé no entendí demasiado su mecánica y la veía un tanto complicada para mí, ya que hay que jugar con la explosión en cadena de sus barriles para causar estragos. No obstante, no hay nada como jugar partidas y fijarse a veces en lo que hacen los demás para tomar buena nota.

Fue así cuando vi a otras personas controlar a Gangplank y cómo eran capaces de reducir en un suspiro la vida de cualquiera que se viera dentro del rango del impacto de sus barriles. Así, a base de ensayo y error, he comprendido cuál es la mejor forma de colocarlos y hacerlos estallar yo mismo, dado que si es algún oponente el que los toca, entonces se apagan y no hacen ni cosquillas.

Pero ya no es solo el daño que hace con esta habilidad. Es también lo fuerte que pega cuerpo a cuerpo, con las balas de su trabuco y sobre todo con su habilidad definitiva, que sinceramente me parece una de las más bestias al ser capaz de lanzar desde cualquier parte del mapa una lluvia de cañonazos, provocando una ralentización en los enemigos y mucho daño al mismo tiempo.

Trundle y su forma de dejar helados a los rivales

Lol Trundle

Lo cierto es que el caso de Trundle se asemeja demasiado al de Warwick que contaba un poco más arriba. Cuando me quedaban un buen puñado de campeones por probar, entre ellos este trol, otro de mis amigos me recomendó pillármelo a sabiendas de que me tiran más aquellos que van a melee.

A pesar de que me recordaba a una de mis razas preferidas de World of Warcraft, la primera toma de contacto no fue demasiado positiva. Fue entonces cuando me explicaron bien cómo utilizarlo y, si bien todavía estoy en fase de aprendizaje con él, al menos ya he entendido por qué mi amigo me aconsejó que lo utilizara, ya que se puede convertir en una metralleta y encima es capaz de aguantar lo suyo por muchos impactos que reciba con sus habilidades de hielo.

En cualquier caso, aunque aquí solo destaque a cinco de ellos, hay muchos otros campeones que de primeras sí me gustaron y con el tiempo les he ido pillando más y más cariño hasta llegar a formar parte de mi grupo de personajes favoritos, aunque esa historia la dejaré para otra ocasión.

Temas
Inicio