Compartir
Publicidad
Publicidad

'Batman: Arkham City' para Xbox 360: análisis

'Batman: Arkham City' para Xbox 360: análisis
Guardar
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los largos créditos de ‘Batman: Arkham City’ acaban de pasar por mi pantalla. Los he dejado porque toda buena obra merece dar a conocer a sus creadores. Bueno, por eso y porque confiaba encontrar una escena de vídeo que diese alguna pista sobre su continuación, tal y como ocurrió con la primera entrega. Lo normal en mí habría sido darme un par de días para reposar lo vivido antes de ponerme a redactar el análisis, esperando que la pasión acabe cediendo el paso a la razón.

Sin embargo esa pasión vivida frente a ‘Batman: Arkham City’ podría transformarse, crecer o menguar, pero nunca desaparecer, y eso es algo que sólo transmiten aquellos juegos que han sido creados por alguien que disfruta tanto con el personaje como nosotros. Se notó en ‘Batman: Arkham Asylum’ y se nota ahora, con la diferencia que echando la vista atrás el primer acercamiento de RockSteady a la historia del Caballero Oscuro pasa más por un globo sonda que por una declaración de intenciones. Digo esto porque ante todo, mientras en el sanatorio de Arkham disfrutábamos de la propuesta, aquí la vivimos hasta la última consecuencia.

batman-arkham-city-analisis-04.jpg

‘Batman: Arkham City’, mucho más y mucho mejor

Se nota lo mucho que ha crecido la experiencia en ‘Batman: Arkham City’ cuando podríamos confundir el primer juego con una serie de episodios descargables del primero. Un compendio de DLC que nos explicasen, habitación por habitación, la historia que precede al último capítulo de las aventuras de Batman en videoconsola.

‘Batman: Arkham City’ es mucho más grande que su predecesor, lo notas en la historia, en el tratamiento de los personajes, pero sobretodo en esa intención sandbox que nutre al escenario de mil y una cosas que hacer, reflejando historias paralelas y doblando la vida útil del juego.

Llegados a este punto debo confesar el pavor que me produjo conocer que RockSteady estaba trabajando un mapeado enorme para el juego. Pero viendo lo mucho que ganó el mundo del videojuego dejando que títulos como ‘Spiderman 2’ o ‘The Incredible Hulk: Ultimate Destruction’ se ambientasen en grandes ciudades, abiertas a cualquier tipo de desfase por parte del jugador, ese se esfumó poco a poco.

Las dudas al ponerme a los mandos seguían ahí, pero la confianza era ligeramente distinta. No hizo falta mucho tiempo para darme cuenta que las dos grandes bazas del primer juego, la magistralmente hilvanada historia y el control de Batman y sus gadgets, vuelven a mostrarse ante nuestros ojos con la misma fuerza que en el pasado.

batman-arkham-city-analisis-06.jpg

Las armas de Batman para convertirse en juego del año

Su historia es más larga, así como más enrevesada y variada. En poco tiempo (la campaña es corta, pero no el juego, luego hablamos de ello), la cantidad de personajes que pasan ante nuestros ojos es impresionante, como también lo es el número de detalles y referencias a cómics que podremos encontrar en el juego. Todo transcurre como en ‘Arkham Asylum’, entramos en un edificio, se nos muestra alguna cinemática, y la exploración del entorno va dejando paso a zonas de lucha y de sigilo, mostrándose hacia el final de cada uno una lucha con algunos de los míticos enemigos del universo DC.

La finalización de cada uno de estos pequeños capítulos de la historia llevaría inmediatamente a otra de encontrarnos en el primer juego, pero aquí lo que nos espera son las calles de Arkham City, dispuestas a ser recorridas por tierra y aire hasta encontrar la entrada a ese siguiente edificio que nos depara la continuación de la épica aventura.

El mapeado no es grande, no es un San Andreas, ni muchísimo menos, sin embargo está montado con una agudeza vital, rompiendo el recorrido justo en el centro con una zona inaccesible en los primeros compases del juego, por lo que el recorrido de una punta a otra del escenario, con forma de C, se hace notablemente más largo.

batman-arkham-city-analisis-02.jpg

Se entiende entonces la necesidad de no incluir un Batmóvil que acorte el tiempo de los recorridos, por eso y porque en un habitáculo cerrado nos perderíamos gran parte de la vida que encontramos en la ciudad.

Ese es el gran secreto del éxito de ‘Batman: Arkham City’, que moviéndote del punto A al B encontrarás multitud de objetos que buscar, enemigos que eliminar y secretos que descubrir. El número de objetivos secundarios, que crecerá una vez acabemos el juego para que sigamos recorriendo el escenario, transforma esos dos puntos comentados en A y Z, haciendo que nos sintamos atraídos por pararnos antes por B, C, D…

Suena a demasiado, y posiblemente lo sea viendo que simplemente con los secretos del Enigma nos enfrentemos a un reto tan apabullante como alentador. En esta ocasión la recogida de sus verdes (marrones en el caso de que juguemos con Catwoman) interrogantes derivará en ciertas misiones secundarias que nos permitirán salvar varios rehenes. Habiendo conversaciones de por medio, una de las grandes bazas del personaje de DC, la búsqueda de esos secretos cuenta con los incentivos suficientes para tenernos sobrevolando Arkham City durante varias horas.

batman-arkham-city-analisis-03.jpg

Ser Batman es más divertido que soñar con serlo

He aquí otra de las claves de ‘Batman: Arkham City’. Si no hay Batmóvil es porque el juego tiene más de ‘Mirror’s Edge’ que de ‘GTA’, ofreciéndonos los sistemas adecuados para que los recorridos sean lo suficientemente divertidos. El gancho con impulso nos permitirá viajar con velocidad, volando de un punto a otro de la ciudad, siendo la posibilidad de caer en picado y abrir la capa para ganar altura y velocidad el otro incentivo que necesitábamos para movernos de un sitio a otro.

No será fácil aprender a ser Batman, pero una vez dominado el reto que nos proponen algunas de las pruebas de vuelo de realidad aumentada que se encuentran en el mapa, nuestro manejo con la capa se convertirá en una experiencia tan fructífera para el que está a los mandos como espectacular para el que te está viendo jugar.

Lo mismo ocurre al intentar recordar las estrategias adecuadas para los gadgets que se repiten del primer juego, así como el perfeccionar las que nos ofrecen los nuevos, siendo de esfuerzo obligado volver a recorrer ciertos escenarios para aprovecharnos de los nuevos artilugios y superar ciertos secretos que dejamos marcados en el mapa con anterioridad. Lo han dicho ya grandes voces del sector, y es irremediable volver a remarcarlo ahora: si ‘Batman: Arkham Asylum’ era ‘Metroid’, ‘Batman: Arkham City’ es ‘The Legend of Zelda’.

batman-arkham-city-analisis-07.jpg

Cuando los puntos negros se desvanecen

Todas estas características acaban mellando otros aspectos, y ni siquiera ‘Batman: Arkham City’ es tan bueno como para esquivar ese fallo. He echado mucho de menos más zonas de sigilo, que han mermado en detrimento de los combates para demostrar lo divertido que es, una vez más, el sistema de lucha creado por RockSteady.

Sin embargo lo que sí han hecho bien es anteponerse a ese error, y aquí entran las salas de desafios, tanto de lucha como de sigilo, que amplían la experiencia varios puntos más añadiendo dificultad a escenas ya disfrutadas y que, al contar con las habilidades únicas de Catwoman, distintas a las del Caballero Oscuro y de una dificultad superior en su manejo, sitúan al contenido descargable que incluye el juego en una muestra más del buen hacer del estudio desarrollador. Es la respuesta más simple, pero también la más acertada, a cualquier crítica que demande más.

batman-arkham-city-analisis-05.jpg

Conclusión

‘Batman: Arkham City’ no es un de los juegos del año, eso sería un título despectivo para el trabajo de RockSteady. ‘Batman: Arkham City’ es uno de los juegos de la generación que está llegando a su ocaso, por saber aunar con maestría y un sentimiento remarcable una experiencia de enorme factura técnica, guión nostálgico e innovador y experiencia jugable inigualable. Si a alguien se le ocurre hacer una lista con los mejores juegos de superhéroes, la nueva aventura de Batman debería estar en primera posición.

Batman: Arkham City | Xbox 360

Batman: Arkham City
  • Plataformas: PC, PS3, Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: RockSteady
  • Distribuidor: Warner
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 69,95 euros

Batman: Arkham City es el mejor juego de superhéroes que puede girar en tu consola hoy en día. Es divertido, largo y cuenta con una de las mejores aventuras que ha gozado la épica historia del Caballero Oscuro.

Vídeo | YouTube

En VidaExtra | ‘Batman: Arkham City’ y su espectacular trailer de lanzamiento, ‘Batman: Arkham City’ nos muestra en vídeo cómo nos moveremos por su inmenso escenario

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos