El Black Lotus no es la carta más especial y codiciada de Magic: The Gathering: hay otra aún más extraña y exclusiva
Análisis

El Black Lotus no es la carta más especial y codiciada de Magic: The Gathering: hay otra aún más extraña y exclusiva

Esta es una iniciativa en colaboración con Wizards of the Coast.

Las nuevas y ajetreadas Calles de Nueva Capenna ya están casi listas. Tengo los sobres a mano esperando a ser abiertos y una cuenta que me ha pasado la buena gente de Magic: The Gathering para poder jugar en cerrado. La espera, como imaginaréis, se está haciendo eterna.

Como siempre que necesito desconectar me ayuda lo de buscar historias rarunas para nuestras Crónicas Magic, decido que mejor que estar esperando a que pasen las horas es seguir buceando entre las curiosidades de Magic. Ojalá al resto también os haga más llevadera la espera.

La carta más rara de Magic

Durante los últimos meses he recopilado infinidad de artículos, vídeos e imágenes a las que ir acudiendo de vez en cuando para intentar profundizar más sobre algo de Magic: The Gathering que me llamase particularmente la atención.

Historias hay para aburrir, como ya habéis visto. Llevamos meses volviendo cada miércoles y aún tengo la sensación de que no he rascado ni un milímetro de la superficie, pero de alguna forma siempre me las apaño para encontrarme con otra voltereta narrativa capaz de dejarme de pasta de boniato.

La de hoy, sin ir más lejos, es la historia detrás de la carta más especial de Magic. Sí, me juego un par de dedos rebanados por mafiosos de Nueva Capenna que eso de la carta más especial probablemente ya lo has oído antes, pero espera a conocer la historia detrás de esta y entenderás a qué me refiero.

Magic1

Lo del Black Lotus está por mítico, lo de las cartas de Richard Garfield por lo entrañable de la idea y el meme, pero lo de 1996 World Champion está a otro nivel. Y sí, no lo has leído mal, ese es el nombre de la carta.

Magic The Gathering Bundle de Calles de Nueva Capenna, de 8 Sobres de edición y Accesorios (Versión en Inglés)

Magic The Gathering Bundle de Calles de Nueva Capenna, de 8 Sobres de edición y Accesorios (Versión en Inglés)

1996, el campeonato de Magic más famoso de la historia

Estamos en 1996 y Magic lleva unos años en el mercado. Muy pocos si echamos la vista atrás y repasamos toda su trayectoria, pero los suficientes como para tener un músculo capaz de organizar torneos mundiales seguidos por cientos de personas.

El caso es que hay un campeonato mundial y todos los ojos parecen puestos en Tom Chanpheng, un australiano dispuesto a destrozar a sus oponentes de la mano de un mazo mono blanco cargado de Caballeros blancos, Leones de la Sabana y Ángeles de Serra. Los viejos buenos tiempos.

Magic2

Por aquél entonces las reglas obligaban incluir cartas de anteriores ediciones en las barajas, así que para intentar evitar tener que lidiar con cartas más flojas, los jugadores se agarraban a ciertas locuras estratégicas como la de Chanpheng.

Llevaba una única carta de Insidia Mental, una carta azul en un mazo blanco puro, pero la mala suerte quiso que se presentase en el torneo sin sus Yermos de Adarkar, la tierra que debía permitirle jugar esa carta. Al no estar la carta en el registro del mazo, los jueces le obligaron a rellenar el hueco con llanuras.

Magic The Gathering Caja de Sobres de Coleccionista de Calles de Nueva Capenna, de 12 Sobres y 1 Carta Especial, Versión en Inglés, C95260000

Magic The Gathering Caja de Sobres de Coleccionista de Calles de Nueva Capenna, de 12 Sobres y 1 Carta Especial, Versión en Inglés, C95260000

Una carta destinada a convertirse en leyenda

No sé cómo te lo habrías tomado tú, pero de encontrarme yo en esa situación, a las puertas de un campeonato mundial y viendo que mi estrategia se ha ido al traste por un despiste, la bajona habría sido apoteósica. Sin embargo, Chanpheng no sólo no se acobardó, sino que contra todo pronóstico acabó ganando el campeonato.

Magic3

Y como gran premio, la carta de Magic más especial jamás creada. Una mezcla de lo tradicional y lo moderno que, tras ser entregada, vivió una segunda ceremonia que consiguió ampliar aún más la leyenda.

Con una ilustración de Christopher Rush, para el diseño de la carta sólo se pintó de forma tradicional al invocador que aparece en segundo plano. De hecho, el arte original sólo se reduce a eso tal y como veréis a continuación.

El resto, tanto el ganador del torneo con su correspondiente chaqueta y los efectos, se añadieron posteriormente de forma digital para dar forma a una única sábana de cartas, de la que se extrajo la que se entregaría al campeón.

Magic4
Magic The Gathering Mazo de Commander de Leyendas de Commander: Batalla por Puerta de Baldur, de Arrrzotamentes y sobre de coleccionista con Muestras (Versión en Español), D10201050

Magic The Gathering Mazo de Commander de Leyendas de Commander: Batalla por Puerta de Baldur, de Arrrzotamentes y sobre de coleccionista con Muestras (Versión en Español), D10201050

Cuando Magic se convierte en pieza de museo

Y justo ahí crece aún más la historia. La carta se introdujo dentro de un trofeo transparente, donde queda encastrada flotando sobre una suerte de globo plateado referenciando ese campeonato del mundo. Un premio que acabó en manos de de Chanpheng y que, por razones desconocidas, en 2001 vendió a un coleccionista privado.

Desde entonces se ha perdido la pista del trofeo y la carta, pero lo que realmente hace especial al conjunto es que, tanto aquella sábana de cartas como las planchas que se utilizaron para crearla, fueron completamente destruidas.

En una ceremonia posterior en la que se quiso dejar constancia de la exclusividad de la carta y lo especial que era poseerla se mostró el proceso de eliminación de todas las otras copias y las herramientas de impresión, convirtiendo así la de 1996 World Championship en la carta más especial y exclusiva de la historia de Magic.

Magic5

Difícil no sentir un poco de curiosidad por saber dónde descansa esa carta ahora mismo. Una lástima que, por otro lado, estas piezas no estén en un museo en vez de adornando la estantería de algún ricachón. Por suerte hay otras cartas de ese estilo que han corrido mejor suerte, pero esa, ya sabéis, es otra historia para otro día

Temas
Inicio