El secreto del Black Lotus de Magic: cómo una simple carta se convirtió en uno de los objetos más deseados del mundo
Análisis

El secreto del Black Lotus de Magic: cómo una simple carta se convirtió en uno de los objetos más deseados del mundo

Hasta ese día lo único que sabía sobre la Flor de Loto era la letra de la canción de Héroes del Silencio. -¿Black Lotus? Ni idea.- Y con lo que muy probablemente era el “eres un noob” de aquella época, mi amigo me llamó primo y pasó a explicarme por qué narices aquello era tan importante.

Es curioso cómo hablar de Black Lotus siempre deriva en decir que es la carta más poderosa de Magic: The Gathering, que los coleccionistas se pelean por ella y que, si tienes una, las posibilidades de que esté sentado sobre un montón de dinero sean enormes.

Por lo general, la carta siempre viene acompañada de un puñado de frases que pocas veces sirven para entender por qué esa carta es tan importante.

No recuerdo dónde estaba, si estaba solo o acompañado, si me lo explicó alguien y yo lo entendí regular o si lo leí por ahí y me quedé más o menos igual. Pero sí recuerdo que, cuando leí lo que escondía aquella valoradísima y reverenciada carta, no pude evitar pensar:

-Bueno, pues no sé, igual no es para tanto.

Tres de maná

Será mejor que os ponga en perspectiva. Hablamos de un crío que coleccionaba cartas de Magic a base de regalos y algún sobre suelto con lo que sobraba de ir a comprar el pan, que a duras penas jugaba con ellas y cuya mayor pasión era ver qué nuevo dibujo de seres fantásticos, monstruos de ultratumba y animales demenciales aparecía impreso en el cartón.

Puedes hacer tú mismo el experimento y lo más probable es que el resultado obtenido sea similar. Háblale a alguien de Magic, de cómo es un juego con decenas de años a sus espaldas y que a grandes rasgos se juega así y asá.  Luego háblale del Black Lotus y explícale toda esa parafernalia que la rodea más allá del juego.

Lotus2

Y a continuación, si te lo pregunta -y si no lo hace es que has perdido por completo su interés-, procede a decirle qué hace un Black Lotus:

- Es una carta de coste 0 que puedes sacrificar para agregar tres manás de un color cualquiera a tu reserva de maná.
- ¿Y luego explota y ganas esa partida y todas las siguientes?
- Eh… No, pero partes con una ventaja increíble. ¡Tres de maná! ¡Tres de maná del tirón!
- ¿Y dices que eso se ha vendido por cuánto?

No nos rasguemos las vestiduras. No es fácil hacer entender a alguien que no ha jugado a Magic -tanto en su versión física como en MTG Arena- hasta qué punto cartas como Black Lotus son como empezar Doom con la BFG, o que en el primer nivel del Pase de Batalla gratuito de Fortnite te regalen todas las skins del juego.

Nunca dejará de resultarme curioso cómo hay mucha gente que es conocedora de la existencia del Black Lotus y toda esa aura de leyenda que tiene detrás -al final es como el número Bacon del mundo del frikismo, las posibilidades de que haya oído hablar de ello alguien que juegue a videojuegos, a rol, que sea fan de los cómics o cualquier otra actividad similar, es altamente probable-, pero muy pocos conocen su función, o la historia que hay detrás de ella.

Loto4

Parece un momento tan bueno como cualquier otro para ponerle remedio. Así que empecemos por el principio y, con nombre de grupo de superhéroes dispuestos a salvar el mundo -o de villanos con la intención de sobrecalentar el planeta para que nos asemos en una ola de calor- vamos a conocer a los Power Nine.

Los Power Nine

Cuando Magic aún estaba en pañales y Richard Garfield y su equipo aún no eran conscientes de lo que estaba por llegar. Entre algunas de las 295 cartas incluidas en Alpha, la primera colección básica de Magic, había nueve cartas de artefacto y azules que no tardaron en ganarse la atención del público.

Cinco artefactos moxes de coste 0 para cada uno de los colores -que entregan un maná del tipo correspondiente-, una Ancestral Recall con la que robar tres cartas o forzar al oponente a hacer lo propio por uno de maná, un Time Walk que te permite tener un turno extra, el Timetwister que te permite barajar tu cementerio en tu librería y robar siete cartas, y el archiconocido Black Lotus.

A lo impresionantes o sorprendentes que te puedan resultar estas mecánicas debes sumarle un factor adicional. En aquella primera época no existía la regla de limitar a cuatro copias por mazo, así que hasta que los torneos no empezaron a poner restricciones cualquiera podía tener una baraja creada a base de Black Lotus en vez de tierras básicas, gozando así de una ventaja enorme.

Lotus3

A los Power Nine no se tardó demasiado en cortarles las alas por su despampanante poder. La posibilidad de ver cómo alguien podía iniciar su primera mano con cuatro o más tierras en juego debía ser desesperante, así que las competiciones oficiales acabaron limitando su uso y ahora sólo se juega en Vintage, un modo en el que valerte de casi cualquier carta para formar tu mazo. Incluso allí, la regla es que sólo puedes tener un Black Lotus por baraja.

Pese a las pocas opciones de jugarla, su aura de misticismo, sumado a la enorme diferencia entre la demanda de miles de coleccionistas y la escasa cantidad de cartas que quedan en buen estado o esperando en un sobre a ser abiertas, la han convertido en la carta más especial de Magic.

El misticismo del Black Lotus

¿Te suena aquello de “tengo un tío que trabaja en Nintendo y me ha dicho que…”? Pues con el Black Lotus sucedía en aquella época algo similar. Siempre había alguien que conocía a alguien que tenía una, pero lo cierto es que nunca llegué a ver ninguna.

Loto0

El paso de los años y mi separación del mundillo no ha ayudado a seguirle la pista más allá de la última noticia sobre una cifra de venta estratosférica en una subasta, así que conforme leía sobre ella he ido encontrando algunos detalles curiosos que me parecen una buena forma de cerrar este pequeño repaso.

El de su creador es probablemente el más famoso, pero también el que más me ha sorprendido. Resulta que detrás del dibujo de la carta está un ilustrador llamado Christopher Rush. El titán al que le debemos no sólo el dibujo del Black Lotus, sino también los emblemas de cada tipo de maná y el dorso de las cartas de Magic.

Su fama le hizo traspasar fronteras, lo que le convirtió en el primer ilustrador occidental del juego de cartas de Pokémon, pero seguirle la pista desde su salida de Magic no es fácil. Vivió ilustrando cartas para distintos juegos, incluidas nuevas ediciones especiales del Black Lotus o cartas similares, y creando artes conceptuales para televisión y videojuegos hasta su fallecimiento en 2016.

Por último, otro de los grandes detalles que me han llamado la atención es la teoría sobre el origen del Black Lotus. ¿Por qué una flor de loto? ¿Y por qué negra? La respuesta parece estar, una vez más, en esa sinergia entre Magic y todo lo que le ha ido rodeando durante los años.

En este caso nos referimos a la fantasía extraída de los cómics, primero con Conan, donde aparece una flor de loto negra que provoca somnolencia a quienes la huelen o mastican, y también con el Loto Azul del Tintín de Hergé. Dos principales hilos de los que se suele tirar a la hora de explicar de dónde surge la idea.

Y así, manteniendo ese halo de misticismo que envuelve a una de las flores más famosas y relevantes de la cultura popular, le decimos adiós al Black Lotus, los Power Nine, y la época en la que te ibas a casa con un par de sobres de Magic y podías volver al día siguiente convertido en leyenda.

Esta es una iniciativa en colaboración con Wizards of the Coast.

Temas
Inicio