Publicidad

Análisis de Borderlands: Edición Juego del Año, o por qué sigue siendo tan grande Borderlands diez años después
Análisis

Análisis de Borderlands: Edición Juego del Año, o por qué sigue siendo tan grande Borderlands diez años después

Publicidad

Publicidad

Estamos en el año en el que Borderlands celebra su décimo aniversario, de ahí que Gearbox Software no haya podido escoger mejor momento para su reedición remasterizada para PC, PS4 y Xbox One, a las puertas del próximo Borderlands 3, donde sabremos qué pasa después de Borderlands 2.

Borderlands fue uno de mis favoritos de 2009 junto con títulos de la talla de Batman: Arkham Asylum, Trials HD o Uncharted 2: El Reino de los Ladrones. El shooter-looter gracias al cuál Gearbox Software disparó su popularidad tras esos inicios con expansiones para Half-Life y la saga Brothers in Arms de Ubisoft. Ahora sus ventas son millonarias.

Qué se siente al volver a Borderlands

Borderlands

Realmente no he vuelto a Borderlands diez años después, porque de vez en cuando sigo avanzando en mi partida de PS3 (cuando lo dieron en el Plus) para intentar sacarle el Platino, como aquel 100% de Xbox 360 en su día.

Debo decir que sí se nota el salto de calidad de esta remasterización, porque ahora va todo sumamente fluido. Al menos en consolas (lo estoy jugando desde Xbox One X), porque en PC ha tenido no pocos problemas de rendimiento, como aseveran muchos usuarios del servicio de Valve.

Hay que decir que este Borderlands: Edición Juego del Año no corre a cargo de sus creadores originales, sino de Blind Squirrel Games, y que tiene ciertos aspectos mejorables, como varios fallos graves de cara a la hora de importar nuestros personajes del clásico de 2009 a esta remasterización. Con Mordecai, de nivel 66, no tuve ningún problema. Pero en posteriores intentos con Lilith, Brick o Roland no hubo manera (se queda bloqueado el menú del juego y sale al de la consola al poco rato) y tuve que volver a crear a Lilith desde cero. Además, no han saltado todos los logros ya completados.

Porque sí, tal y como sucedió con Borderlands: Una Colección Muy Guapa, aquí podemos recuperar a nuestros personajes y ver cómo los logros/trofeos obtenidos en su día van saltando de golpe... con otros a los que les costará desbloquearse hasta que realicemos ciertas acciones relacionadas.

Lo importante, en cualquier caso, es ver qué sensaciones desprende volver a Pandora. Y aquí debo decir que ya vuelvo a estar enganchado. Porque Borderlands cuenta con un universo sumamente atractivo a poco que nos gusten producciones como Star Wars, el clásico por excelencia del que bebe hasta el punto de superarlo en algunos aspectos, como el bueno de Claptrap.

Todo un clásico más amigable que nunca

Borderlands

Cierto es que Borderlands 2 superó en todo a Borderlands y que regresar a este exitazo de 2009 no cuenta con el mismo impacto, bien sea por lo mejorable que era la información de su mapa en relación a las misiones (algo que tampoco superó del todo su secuela, tampoco nos engañemos), lo mucho que tardaba en despegar el ritmo de su historia y el hastío de ciertas zonas con demasiado rodeo, pero sigue siendo de lo más adictivo.

Esta edición cuenta, además, con todas las mejoras implementadas a lo largo del tiempo, como recoger automáticamente el dinero del suelo al pasar sobre él (incluso en vehículo), y lo más importante, todas las expansiones de serie. A saber: La isla zombie de Ned, Mad Moxxi's Underdome Riot, El arsenal secreto del general Knoxx y La nueva revolución de Claptrap.

No se le puede poner ni el más mínimo pero a la duración de Borderlands, más a la altura de un RPG que de un shooter como tal. En parte porque este no es el típico juego de disparos en primera persona por ese componente rolero tan marcado, tanto para la experiencia y desarrollo de los personajes como para el saqueo del botín y los distintos niveles de rareza del equipo.

Respecto a su secuela, echaba en falta esa sección para la pericia de armas donde mejorábamos nuestra maestría con cada tipo de arma a base de usarla. En Borderlands 2 se suprimió y en lo personal me fastidió.

Prácticamente todo lo demás ha seguido intacto en el resto de la saga, como el desarrollo de las misiones y los desafíos pasivos que nos reportan un porrón de experiencia adicional. Porque es, sin duda, el típico juego ante el que podemos decir "una (misión) más y lo dejo". Pero nunca es así.

Y ahora con ese aliciente mayúsculo del añadido del modo cooperativo a pantalla partida para jugar de manera local con cuatro colegas (en el original era de tan solo dos). Así no tenemos que depender exclusivamente del modo online para jugar con otros tres colegas (o desconocidos).

¿Pero se mantiene fresco Borderlands o no?

Borderlands

Este añadido local para cuatro es lo mejor que podría haber recibido este Borderlands, aunque sea inevitable preguntarse por qué no vino de serie en la imprescindible colección de Jack el Guapo. Gearbox Software se escudó en su momento diciendo que era porque no salía, precisamente, Jack el Guapo, ya que ese villano se presentó por primera vez en la premiada secuela.

Es, de largo, la parte donde este primer capítulo resulta menos brillante, el no contar con una figura icónica que nos ponga contra las cuerdas a cada rato. Aunque también es comprensible, porque en esta primera aventura se empezó a tejer esta historia de buscadores de tesoros en base a la leyenda de la cámara y a esa supuesta tecnología alienígena tan avanzada, el eridio. Ahí sí que logra una conexión especial con todo jugador primerizo que se adentra en su universo. Y eso que no resulta tan vivo como su secuela.

Además, aquí repite su fantástico doblaje al español, lo que ayuda a que esa inmersión sea tan profunda a medida que vamos conociendo a todos y cada uno de sus personajes, que no son pocos precisamente. Algo esencial para comprender el impacto que tuvo su secuela con ciertas figuras...

¿Y qué pasa si ya jugamos al original e incluso aún lo conservamos? Pues que dependerá de cada uno si desea volver con un aspecto mejorado, una tasa de refresco en pantalla mucho más fluida o que los tiempos de carga entre cada zona se hayan reducido algo (no lo suficiente). Pero lo que no se puede poner en duda es que sigue siendo un título muy grande, aunque su secuela haya mermado la calidad que le vimos cuando lo jugamos en 2009.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, Borderlands: Edición Juego del Año, como tal, es una puesta al día totalmente recomendable si no degustamos el original hace diez años. Aunque también sea una edición que podría haber llegado más pulida, como a la hora de corregir esos errores de cara a la importación de personajes.

Borderlands

Borderlands

Plataformas PC, PS4 y Xbox One (versión analizada)
Multijugador Sí, local y online (hasta cuatro jugadores)
Desarrollador Blind Squirrel Games
Compañía Gearbox Software
Lanzamiento 3 de abril de 2019
Precio 29,99 euros

Lo mejor

  • El universo de Pandora y sus habitantes
  • El añadido del modo local para cuatro
  • Sigue siendo tan adictivo como en 2009

Lo peor

  • Los errores a la hora de importar personajes
  • El mapa podría mostrar todas las misiones de golpe
  • Que no se incluyese con la "Colección Muy Guapa"

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir