Compartir
Publicidad
Chess Rush prometía partidas de 10 minutos y no lo ha conseguido, pero lo compensa con muchos ases bajo la manga
Análisis

Chess Rush prometía partidas de 10 minutos y no lo ha conseguido, pero lo compensa con muchos ases bajo la manga

Publicidad
Publicidad

Esta semana la iniciamos con la noticia de que Tencent, en uno de sus últimos arrebatos de intentar dominar el mundo jugón y no contenta con el tirón que estaba teniendo su Teamfight Tactics de Riot Games, estaba preparando un nuevo autobattler llamado Chess Rush

Y así, como el que hace el anuncio y de un día para otro te planta el juego en las narices, Chess Rush ya está en iTunes y Google Play para sumarse a la creciente lucha por el género. Auto Chess, Underlords y el modo alternativo de League of Legends tienen un nuevo rival, y esto es lo que nos ha parecido en las primeras horas de juego. 

¿Partidas de Auto Chess de 10 minutos? ¿Dónde hay que firmar?

A Chess Rush llegamos, principalmente y más allá del hecho de estar un gigante como Tencent detrás, por anunciar a bombo y platillo que pondría freno a uno de los temas que más complican el animarse a echar una partida en el resto de autobattlers: la duración de las partidas. 

Chess5

Con un modo turbo que planteaba reducir el tiempo de juego de los habituales 30 o 40 minutos a sólo 10, Chess Rush podría haberse metido en el bolsillo a esa gran parte de la comunidad que no puede dedicarse en cuerpo y alma a ver si, de una vez por todas, consigue sacar ese demoledor combo de unidades que le ha recomendado un amigo. 

Y digo podría por razones obvias, porque la solución aquí se limita a reducir la vida de los 8 participantes y porque, en esencia, es complicadísimo bajar de los 20 minutos a no ser que tengas mala suerte con tu estrategia -también conocido como ser un poco manta-. 

Pese a gozar de muy buenas ideas que aceleran procesos, habrá hueco para eso justo a continuación, los tiempos que marcan las habituales esperas a la hora de luchar, comprar o esperar a que el resto acabe de hacer alguna de esas dos cosas, siguen ahí. 

Chess7

Curioso que a nadie se le haya ocurrido colocar un botón de “eh, que yo ya estoy” para que todos los jugadores puedan saltar a la batalla si se ponen de acuerdo para hacer sus cosas rápido y ya están listos. Especialmente en los primeros y lentos compases de elecciones que no dan para mucho más. 

Una opción sólida y con grandes ideas

Acertados o no con su forma de acercarse a la promoción de Chess Rush, lo que no se les puede negar a la gente de Tencent es el hecho de haber creado un juego con cara y ojos. Como en el caso de Auto Chess, esto abandona ya el sentimiento de “vamos a probar a ver qué pasa” para entregar algo sólido que englobe misiones, progreso y distintos modos para adaptarse a todo tipo de público.

Con esa última idea en mente ofrece una completa guía interna destinada a que los jugadores primerizos no vayan por ahí como pollo sin cabeza. A la intención de “quiero hacerme un ejército de robots y cyborgs”, la respuesta es ofrecer un botón para ello. 

Chess2

Una guía de sinergias disponible desde la tienda de personajes en la que poder marcar qué tipo de ejército quieres montar y que la interfaz te vaya indicando qué comprar y dónde colocarlo. 

Las ayudas van un poco más allá, por ejemplo alertando de qué personajes pertenecen al mismo grupo o cuáles te permitirán crear combos en base a las unidades que ya tienes, pero se amplían hasta las últimas consecuencias ofreciendo automatismos para otra de las dudas habituales de los primerizos, las formaciones. 

¿Quieres la recomendada para ese grupo? ¿Una con forma de V? ¿Otra que separe a los luchadores para dejar huecos que descoloquen la posición del rival? Todo eso puede hacerse a golpe de botón en vez de estar trasteando con distintas combinaciones para ver qué funciona mejor en cada caso. 

Chess4

Como colofón que te hace llevar las manos a la cabeza haciendo que te preguntes cómo no se le había ocurrido a nadie, el Gurru, una unidad que puede intercambiarse por cualquier otra para conseguir esa última pieza que estabas buscando y no conseguías encontrar. 

Chess Rush necesita un último empujón

Chess Rush es, sin duda alguna, el autobattler más generoso con el novato que te puedes echar hoy en día a la cara. Lástima que eso se convierta su interfaz en un pifostio de elementos de ayuda e información, obligando a ofrecer personajes más pequeños que otras alternativas y consiguiendo que, entre el desconocimiento y el tamaño, entender qué está pasando y qué está haciendo cada uno de ellos sea notablemente más complejo que en sus competidores.

Lástima que entre esos pequeños detalles y el auge del género -y su consiguiente sobreexplotación- Chess Rush sólo se quede en otro autobattler más. Lo que por supuesto no resta que haya un gran potencial detrás del proyecto. 

Chess6

El hecho de ofrecer múltiples opciones gráficas, por ejemplo, es algo que agradecerán los que ven cómo otras alternativas drenan la batería de su móvil, así que confiamos en que Tencent aproveche primeras impresiones como esta para acabar de pulir lo que, sin duda alguna, es una gran alternativa al resto de juegos estilo Auto Chess

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio