Compartir
Publicidad
Jugando a DOTA Underlords: hacía tiempo que las horas no se me pasaban tan rápido como con lo nuevo de Valve
Análisis

Jugando a DOTA Underlords: hacía tiempo que las horas no se me pasaban tan rápido como con lo nuevo de Valve

Publicidad
Publicidad

Nunca antes había jugado al Auto Chess, por lo que mi primer contacto con él ha sido a través del nuevo DOTA Underlords. Y creo que ya me ha enganchado. A mí y a otro buen puñado de gente, seguro, porque durante sus primeras 24 horas ha alcanzado un pico de más de 145.000 jugadores en Steam y sus reseñas ahora mismo son muy positivas.

Todo esto tratándose de un juego en acceso anticipado (gratuito, eso sí) cuya versión final no llegará hasta dentro de unos meses. Para quien no tenga muy claro qué es esto de DOTA Underlords, allá va un resumen rápido: Dota 2, el MOBA de Valve, cuenta con un mod llamado Auto Chess creado por Drodo Studio que básicamente plantea una versión modificada del ajedrez con los personajes de Dota 2. Su éxito ha sido tal que Valve ha acabado lanzando su propio Auto Chess, llamado DOTA Underlords, como juego por separado en Steam, iOS y Android.

Como dato extra, y para que los que lleváis tiempo jugando al Auto Chess podáis respirar tranquilos, el mod original seguirá funcionando en Dota 2 como hasta ahora con el visto bueno de Valve y el apoyo de Drodo Studios, quienes por otro lado han lanzado también su propio Auto Chess para móviles. En ese caso, y aunque las mecánicas se mantienen, no está basado en Dota 2.

Volviendo al tema: he instalado DOTA Underlords vía Steam con la intención de probarlo, de introducirme de una vez por todas en esto del Auto Chess, y cuando me he querido dar cuenta habían transcurrido tres horas. Tres. Malditas Horas.

Probablemente las primeros 20 o 30 minutos me los habré pasado tanto en el tutorial, que es bastante rápido y sencillo de entender para los recién llegados al género como yo, como compitiendo contra bots. Y claro, ahí he arrasado.

Dota Underlords Pan comido jugando contra los bots, claro

Tras más de 20 rondas seguidas sin perder ni una sola vez (tranquilos, no es ninguna proeza visto lo visto después), he decidido que ya iba siendo hora de pasar al multijugador para enfrentarme a otros jugadores.

Y he mordido el polvo. Pero fuerte.

Pero, ¿cómo se juega a esto?

Mi primera partida en el multi ha sido desastrosa. Las rondas iniciales son de calentamiento y sirven para adaptarte a las mecánicas. Porque resulta que contra los bots no hay cuenta atrás entre rondas y tienes tiempo de ver qué unidades quieres comprar, colocarlas en el tablero e iniciar la partida cuando quieras, pero a la hora de la verdad, en el multijugador, tienes unos segundos entre ronda y ronda. Y por mucho rato que hayas estado luchando contra bots no te habrá dado tiempo a aprenderte qué hace cada personaje, con cuál te sería mejor empezar, etc.

La cosa va así: antes de cada ronda tienes acceso a la tienda de personajes donde, si dispones de monedas, puedes comprar unidades. Cada personaje es de una rareza determinada que viene dada por su color (lo típico: blanco, verde, azul, morado, naranja) y tiene una serie de atributos. Si juntas varias unidades en el tablero con atributos compartidos obtienes una serie de ventajas.

Dota Underlords La barra superior es la tienda desde la que se pueden adquirir personajes y subir de experiencia

Así que compras tu primer personaje, lo colocas en el tablero y ves cómo se parte la cara con los enemigos sin que tengas que hacer nada más. Al principio sólo puedes poner un personaje a darse de tortas, pero luego, también con monedas, puedes ir subiendo tu nivel de experiencia para sacar más unidades.

Decía que las primeras rondas son de calentamiento. Te enfrentas a la IA y, al final, obtienes una recompensa a elegir de entre tres posibles que básicamente es algún tipo de buff que puedes asignarle al personaje que quieras: un aumento de salud, de daño, de armadura, etc. Hay muchas y algunas son verdaderamente potentes. Una vez pasan estas rondas, el juego empieza a emparejarte con alguno de los otros siete jugadores que hay por partida... y ya te apañarás.

Y claro, llegas de nuevas, pillas a cualquier personaje porque te mola su aspecto o lo que sea, lo colocas en el campo de batalla y resulta que los otros jugadores ya saben de qué va la cosa y te machacan una y otra vez. Cada vez que pierdes te van restando puntos de vida. Si ese contador llega a cero, se acaba la partida para ti y el resto sigue hasta que solamente quede un jugador en pie. Creo que en mi primera partida habré ganado una o dos rondas nada más. Me han despachado muy rápido. Pero he seguido adelante, claro.

Y tras un buen rato jugando, aprendiendo bien las mecánicas y, sobre todo, cogiéndole cariño a algunos personajes por encima de otros, he logrado acabar segundo. Eso significa que, de los ocho jugadores iniciales, han llegado a caer seis por el camino y que de ahí hasta el final todas las rondas han sido contra el mismo jugador. Un tipo llamado EBOLA que me ha masacrado y al que durante todo ese tramo final de la partida solamente le he ganado tres o cuatro rondas.

Dota Underlords Segundo Ronda 27, la última de esa partida para mí. Maldito EBOLA

Ya habrá tiempo para analizar el juego, ya que la versión final traerá muchas novedades que no están presentes en esta beta como cuatro Underlords distintos entre los que elegir que modificarán las mecánicas del juego, pase de batalla, partidas privadas y mucho más, pero por ahora sólo puedo decir que me ha resultado tremendamente divertido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio