Compartir
Publicidad
Hemos jugado a Dragon Ball FighterZ para Switch: luz, fuego, destrucción y poco (o nada) que envidiar al resto de versiones
Análisis

Hemos jugado a Dragon Ball FighterZ para Switch: luz, fuego, destrucción y poco (o nada) que envidiar al resto de versiones

Publicidad
Publicidad

Puede que Nintendo Switch lleve un año y medio disponible, pero ya cuenta con un catálogo de juegos de lucha muy sólido, y esta segunda mitad de año llegarán sus dos cartas más altas, a las cuales hemos tenido acceso. Hace no demasiado ofrecimos nuestras impresiones de ‘Super Smash Bros. Ultimate’ y ahora nos toca hacer lo propio con ‘Dragon Ball FighterZ’.

Bandai Namco llevará ‘Dragon Ball FighterZ’ a Switch con medio año de margen con respecto a las versiones de Xbox y PS4, pero también coincidiendo con el primer aniversario de ‘Xenoverse 2’ en la consola nintendera. Dicho así podría parecer una decisión fría y calculada, pero basta con ver las escenas de apertura al iniciar cada combate para que saquemos las dos primeras conclusiones.

  • Se trata de una adaptación con un acabado impresionantemente fiel al ya visto
  • El juego emana una cantidad ingente de cariño y devoción por la obra de Toriyama.

Se nos dio la posibilidad de jugar todo lo que quisimos a la versión de Switch y pese a que ya le había echado más de cien horas en la sobremesa de Sony -y algunas menos en Xbox-, me costó costó soltar el mando. Y no fui el único.

Las sensaciones en general han sido muy positivas. ¿Lo suficiente como para hacerme con una tercera copia? En mi caso -un confeso apasionado del género y devoto incondicional de la obra original- , y te explico por qué.

Unreal Engine, el arma secreta de Son Goku

La pregunta del millón: ¿’Dragon Ball FighterZ’ se ve igual que la versión ya disponible en PS4? Para sorpresa de nadie, no. Hay un salto en cuestión de resolución que a nivel de luchadores queda disimulado gracias a ese toque anime, pero los fondos delatan la diferencia de hardware.

Que no se interprete esto como una bajada en la calidad de los contenidos y la dedicación que ha puesto Arc System Works en cada pequeño detalle, sino en una cuestión técnica que en una gran pantalla no pasa desapercibida. Con todo, conviene recordar que se trata de una diferencia de resolución, ni de contenidos, ni de rendimiento.

1

Sobre las barras de salud pude ver los fotogramas del combate (como se muestran en el resto de versiones) y el ritmo de juego es igual de intenso que en PS4, lo cual no es poco. La respuesta es extraordinaria y las cinemáticas, los cambios, las asistencias y los cambios de lugar instantáneos mantenían la misma fluidez a la que estaba acostumbrado.

Y a partir de ahí esta adaptación del juego me convenció por completo.

El secreto para conseguir este milagro técnico se basa en dos factores: Por un lado Epic ha adaptado estupendamente su Unreal Engine a las características de Switch; por otro Arc System Works se siente muy cómodo con este motor, lo suficiente como para difuminar -como en tantas ocasiones hemos mostrado- la línea que separa el manganime del videojuego. Y, definitivamente, no estaremos ante otro caso como el de ‘RiME’.

¿Qué puedo esperar de la versión de Switch?

La versión a la que tuvimos acceso de ‘Dragon Ball FighterZ’ tenía los 24 luchadores originales, tanto los 21 que se pueden escoger desde el comienzo como los tres desbloqueables, incluyendo a la propia Androide 21. Ahora bien, como novedad, si pulsaba el botón “R” aparecía una extraña marca bajo mi equipo en el panel de seleccionables.

Pese a que no se nos dio la posibilidad de jugar con los Joy Cons (había dos mandos Pro conectados a la consola) no tardé en resolver la segunda de las dudas que me llevaba desde casa: ¿cómo mantener la experiencia de juego de ocho botones si el Joy Con tiene seis? Arc System Works optó por una solución “extrema”: un sistema de control alternativo.

1

De este modo, se ofrecen dos tipos de configuraciones: la estandard de ‘Dragon Ball FighterZ’ que ya conocemos y la Extrema con la que tendremos acceso a una serie de atajos pulsando combinaciones concretas de botones, activando de manera rápida y simplificada las combinaciones que pueden dar un giro a la batalla.

‘Las sensaciones en general han sido muy positivas. ¿Lo suficiente como para hacerme con una tercera copia? En mi caso, sí

Con esto se consiguen dos objetivos: ser igual de peligrosos tanto si jugamos con el mando pro como si compartimos Joy Con y ofrecer más herramientas para que los recién llegados al género se apasionen con el juego y los fans de Goku y compañía puedan ver ese festival de caos y destrucción que han venido a buscar.

Desafortunadamente, esta versión no era la que veremos de lanzamiento, ya que no había un hub con el que acceder al todos los modos, y pese a que las cinemáticas de entrada estaban ahí (he perdido la cuenta de las veces en las que he visto la escena en la que Goku se transforma en Super Saiyan frente a Freezer), al concluir la partida se nos daban las gracias por jugar. Me quedé sin ver los Dramatic Finisher.

1

Afortunadamente pude echar más partidas de las que necesitaba para sacar mis conclusiones. Quizás para comprobar que lo mismo ocurría al enfrentar Gohan a Célula, o puede que por puro vicio.

Sin embargo, me quedé con la tercera duda: ¿Cómo se verían los saiyans en el modo portátil? Y si parto las impresiones que me da mi copia de ‘Blazblue: Cross Tag Battle’ como referencia, tengo motivos para ser especialmente optimista con lo que voy a encontrar. Aunque no tardaré demasiado en averiguarlo.

La verdadera prueba de fuego llegará con la beta online

A través de la anunciada beta y a mes y medio de su lanzamiento, Bandai Namco dará la oportunidad de poner a prueba los aspectos que me quedaron pendientes por descubrir de ‘Dragon Ball FighterZ’ en Switch : su sistema online y cómo la consola se comporta a lo largo de varias sesiones de juego en modo portátil. Tanto en cuestión de batería como a la hora de ver cómo se calienta.

‘Dragon Ball FighterZ’ es un juego que hasta ahora había entendido como una experiencia competitiva en la que el aprendizaje y la creatividad era constante, y sus eventos celebrados, así como su sistema de recompensas nos llevan en esa dirección.

1

Dicho de otro modo: si lo que buscas es resolver su modo historia, -pese a que contiene numerosos momentos de puro fanservice y recupera elementos de ‘DBZ: Budokai 2’- quizás deberías esperar a la película de Broly. Pero si quieres medirte con otros jugadores, aprender combos alocados o visitar cientos de veces su modo Arcade, este juego es una cita obligada. Esa es la experiencia que busco en Switch.

Y eso nos lleva a ver cómo los servidores de Nintendo, durante los tres días que durará la beta, intentarán ofrecer una imagen mejor que la que dieron en su día los de PlayStation Network y -en menor medida- Microsoft durante los primeros días de sus betas. Sobre todo con el Servicio Online de Switch asomando.

Si quieres medirte con otros jugadores, aprender combos alocados o visitar cientos de veces su modo Arcade, este juego es una cita obligada

Con todo, sabemos que Bandai Namco ofrecerá nuevos modos online basados en los combates individuales y por parejas en Switch, y que ha tenido el tiempo y la experiencia de las otras adaptaciones a su favor.

1

De este modo, y con mis impresiones fundamentadas a base de un par de horas de victorias y derrotas, mi intención es sobrepasar las horas de juego que llevo en las otras consolas con la versión de Switch. Y sé que en lo competitivo -al menos en su offline- y lo visual, la consola da la talla de sobras. Pero será la beta la que de verdad me empuje a volver a comprar el Pase de temporada.

‘Dragon Ball FighterZ’ llegará a Nintendo Switch el próximo 28 de septiembre y su beta comienza el 10 de agosto, con 23 luchadores seleccionables y modos offline y online. Por cierto, la Pre-descarga de la beta ya está abierta.

Más sobre Dragon ball FighterZ en Switch en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio