Ya he jugado al mejor indie para 2023: el Mary Poppins de Devolver Digital llama a tu puerta a base de escopetazos
Análisis

Ya he jugado al mejor indie para 2023: el Mary Poppins de Devolver Digital llama a tu puerta a base de escopetazos

Me gustaba mucho ver Mary Poppins cuando era pequeño (y siendo mayor, para qué negarlo). Julie Andrews descendía desde las nubes de Londres para impartir amor y educación a los niños llamando a la puerta de sus casas. A Devolver Digital le ha gustado más la versión que combina el paraguas con una buena escopeta.

En un nuevo ejemplo de maestría a la hora de investigar proyectos con potencial, la editora se ha fijado en Doinksoft. Los padres de Gato Roboto han pasado de crear una obra en blanco y negro con dosis de acción a darlo todo en una apuesta llena de color y repleta de intensidad. Gracias a ello, Gunbrella ha pasado a los primeros puestos de mis juegos más esperados de 2023.

Llueve, luego dispara

No se puede comenzar a hablar de Gunbrella sin dejar claro qué es lo que trae entre manos el rudo leñador que tenemos como protagonista. Una peculiar arma, una herramienta única que jamás encontrarás en ninguna tienda. Una escopeta capaz de escupir una buena cantidad de metralla y de desplegar un paraguas con múltiples funciones.

Es evidente el funcionamiento del arma de fuego, ya que contamos con munición infinita de escopeta, pero también podemos intercambiarla con balas de ametralladora o hasta granadas. No podemos abusar de las dos últimas, ya que las encontraremos tras derrotar enemigos, comprando en tiendas o al reventar obstáculos.

Su importancia es capital, pero la auténtica fantasía se produce cuando desplegamos el paraguas. Simplemente manteniendo un botón tendremos un fabuloso escudo que nos permite invocar el poder del parry. Efectivamente, si bloqueamos de forma exitosa cada uno de los balazos que nos envían, los devolveremos al atacante.

Gunbrella

De esta forma nos toparemos con ametralladoras que no permiten un solo respiro o enemigos que sobrevuelan nuestras cabezas. Lejos de limitarse a la defensa, su importancia se traslada al desplazamiento de forma magnífica. Y es que el paraguas sirve para realizar dashes en todos los sentidos, para los lados y para arriba.

Un solo toque para elevarnos rápidamente y superar obstáculos; un solo toque para controlar nuestra caída como una pluma. Además, los escenarios se prestan a que juguemos con velocidad, con saltos y desparpajo. Nuestro protagonista es capaz de saltar de pared en pared y de frenar su caída en ellas, así como sacarle partido a unas tirolinas en las que engancharnos con el paraguas.

Una auténtica delicia gracias a que los niveles suelen tener gran tamaño y nos permite jugar con diferentes aproximaciones a los enemigos o plataformas. Una sensación fabulosa una vez estás a los mandos.

Gunbrella

Eso sí, si resultamos heridos podremos comer manzanas, curarnos con vendas o utilizar algunos de los objetos del inventario para curarnos. Por otro lado, podremos sacar partido de ciertos elementos repartidos por el escenario, como barriles explosivos, los cuales de un disparo salen despedidos para alcanzar al rival que queramos eliminar.

Mundo noir-punk

Pero, ¿Cuál es la excusa para liarnos a tiros con todo lo que se mueve? El mundo de Gunbrella es uno más complejo de lo que puede parecer a simple vista. Nuestro protagonista se encuentra en la búsqueda de venganza portando el arma definitiva, al mismo tiempo que comienza a llegar a diferentes pueblos.

Cada uno de ellos está asolado por sectas perturbadoras, gánsteres de poca monta, policía con demasiadas ganas de hacer cumplir la ley y toda clase de personajes. La explotación empresarial ha arruinado parte de estos paisajes metálicos que se han nutrido de un recurso natural que comienza a escasear. Vamos, un buen espejo en el que mirarnos todos.

Gunbrella

Sin embargo, ese quizás sea el último de los problemas, ya que los seres sobrenaturales están comenzando a surgir por doquier. Por lo tanto tendremos combates contra jefes finales que parecen sacados de una de las pesadillas de Stephen King o H.P. Lovecraft. Si bien terminar con semejantes monstruosidades será nuestro propósito principal, hay mucho más para explorar.

Los habitantes de los pueblos nos relatarán sus miserias y cómo necesitan que les echemos un cable encontrando algo o a alguien. Misiones secundarias que serán anotadas en nuestro cuaderno de bitácora en el que se registran todos nuestros pasos. Además, también toparemos con tiendas en las que vender la chatarra que nos sobre y hacernos con munición o mejoras suculentas.

Gunbrella

Tampoco faltan las secciones en las que nos olvidamos de las escaramuzas sin compasión y pasamos a otro enfoque. Esquivar una zona repleta de pinchos o pensar con cabeza para desentrañar algún puzle también son papeletas que tendremos que resolver. Finalmente, todo se redondea con un sonido excelente, con efectos muy particulares que se quedan grabados en la mente.

He podido jugar apenas a una demo de Gunbrella, pero las sensaciones han sido realmente positivas. El título se coloca como una de las posibles revelaciones para el año que viene con su llegada a PC y Nintendo Switch, sin fecha confirmada. Tomad nota e id practicando este invierno con el paraguas; os va a hacer falta.

Temas
Inicio