Compartir
Publicidad
Publicidad
He jugado al nuevo Prey de 2017 y creo que tiene potencial para deslumbrar como el de 2006
Análisis

He jugado al nuevo Prey de 2017 y creo que tiene potencial para deslumbrar como el de 2006

Publicidad
Publicidad

'Prey', el original de 2006, sigue siendo a día de hoy uno de mis FPS favoritos. Human Head Studios no lo tuvo nada fácil, puesto que su desarrollo se alargó durante nueve años, con la mala suerte de ver cómo 'Half-Life 2' se publicaba a finales de 2004. Pero pese a todo, la aventura del cherokee Tommy nos cautivó.

Hasta gozó de detalles originales, como alternar entre el mundo espiritual (con su arco mortífero) y el de los vivos, jugando también con conceptos como la gravedad o el uso de portales (un año antes que el revolucionario e imprescindible 'Portal', pese a que su obra conceptual, 'Narbacular Drop', se lanzase en 2005). No estábamos, en definitiva, ante otro FPS del montón.

De ahí que nos alegrásemos con la noticia de su secuela, bajo el nombre de 'Prey 2', en 2011, ya en mundo abierto. Pero nuestra alegría duró poco, porque en 2014 Bethesda anunciaba su cancelación. Habíamos perdido toda esperanza de ver su regreso hasta que la propia compañía desvelaba en el pasado E3 2016 su reboot a cargo de Arkane Studios. Volvíamos a estar ilusionados con su regreso.

Y por suerte, hemos podido probarlo con calma hace unos días, degustando su tramo inicial acompañados por otros compañeros del medio. Todos coincidimos: las sensaciones, por ahora, son muy positivas. Incita al optimismo.

También consuela saber que Arkane Studios, que ha parido uno de los grandes del pasado 2016 ('Dishonored 2'), está detrás. De hecho, se podría decir que 'Prey' coge ciertos conceptos de 'Dishonored' (e incluso, de 'BioShock' y 'Portal') para crear una mezcla explosiva y con muchas posibilidades de elección.

Cuando la humanidad depende de nosotros...

150217 Prey 01

El punto de partida de este nuevo 'Prey' nos sitúa en el año 2032. Estamos a bordo de la estación Talos I, orbitando alrededor de la Luna, y formamos parte de "un experimento que espera cambiar la humanidad para siempre". Hay que tener en cuenta, además, que seremos testigos de una distopía, no solamente por culpa de un contacto sufrido con los alienígenas en 1958 (y que todavía no ha sido contenido del todo), sino porque, por ejemplo, el presidente de los Estados Unidos (John F. Kennedy) no fue asesinado en los años 60. La historia se ha reescrito.

Como si del día de la marmota se tratase (y como ya dejó entrever su presentación del año pasado), nuestros primeros minutos a los mandos de Morgan Yu (sea hombre o mujer) forman parte de ese experimento, aparentemente inofensivo, que no dejaremos de repetir cada día tan pronto nos levantamos. Pero como es lógico, algo se truncará por culpa de los alienígenas... y gracias a los cuáles descubriremos parte de la mentira que estábamos viviendo.

Sin entrar en detalles, es uno de los primeros momentos que nos dejará nuestro primer acercamiento a 'Prey', el cuál se ve impregnado, no creo que de manera casual, por cierta esencia que vivimos en Rapture en el lejano 2007. Hasta en la interfaz y desarrollo de habilidades nos recuerda a una poderosa mezcla entre el clásico de Irrational Games y las aventuras de Corvo Attano. Nada puede fallar.

150217 Prey 02

Intentando buscar una salida de la Talos I, a medida que vamos diseccionando todas sus capas, queda patente la libertad que nos brinda casi desde el inicio. Al ser un mundo abierto (dentro de los límites de la estación, claro está), podemos ir a donde nos plazca y de la manera que creamos más conveniente. Desde ir a saco sin tener miedo a los Mímicos o a los Fantasmas, hasta buscar rutas alternativas aprovechando el cañón GLOO (nuestra primer arma), mediante el cuál podremos pegar la sustancia que desprende por la pared y acabar escalando después.

Nos quedamos con las ganas de mimetizarnos en taza, pero al menos sí que pudimos degustar otra clase de habilidades, también muy interesantes, como la de desbloquear el nivel 2 de hackeo para controlar las torretas de la Talos I y usarlas en nuestro beneficio. Muy útil, sobre todo, lo de cargar la torreta y desplegarla donde queramos para que erradique la presencia de aliens.

En la línea de los citados 'Dishonored' y 'BioShock', aquí podremos recoger un sinfín de materiales para aprovechar después, contando con un inventario para organizarlos (y los pertinentes accesos rápidos para las armas). Personalmente, me llamó la atención que no hiciese falta abrir los cajones para ver qué objetos ocultaban, aunque supongo que sería para facilitar la tarea en esta versión.

Prey y la supervivencia frente a los alienígenas

150217 Prey 03

Volviendo al tema de los invasores que han infestado la Talos I, los primeros alienígenas a los que haremos frente serán los Mímicos. Tal y como intuíamos por los diversos vídeos publicados por Bethesda, no serán complicados de abatir... si sabemos dónde se esconden. Porque no se llaman Mímicos por mera casualidad. De hecho, un detalle bastante llamativo con ellos será el de entrar a una sala nueva y fijarse, durante unas milésimas de segundo, en cómo se mimetizan con el entorno, hasta el punto de poder realizarles después un ataque sorpresa.

Si, por contra, no intuímos dónde se esconden, nos pueden dar más de un disgusto. Ya que por lo general siempre habrá más de un Mímico por la zona y Morgan Yu no tiene mucha vida (se puede ampliar después, cómo no).

A esto hay que sumarle la escasez de munición inicial (a muchos Mímicos nos los cargamos con una llave inglesa) y al hecho de tener que aprovechar al máximo todo lo (poco) que vamos consiguiendo hasta que empezamos a desarrollar de manera más seria las distintas habilidades de Morgan por medio de Neuromods, las cuales se dividen en tres ramas: científico, ingeniero y de seguridad.

Éstas irán desde potenciar los parámetros básicos de Morgan, como ampliar su vida o la velocidad con que se desplaza, hasta poder reparar distintas unidades mecánicas o aumentar su fuerza para poder cargar con objetos más pesados. Esto también deriva en las distintas rutas que podremos tomar en base a nuestras habilidades: si contamos con hackeo de nivel 2, habrá puertas a las que podremos acceder. De lo contrario, habrá que buscar otras alternativas.

La opinión de VidaExtra

Fue poco más de una hora de juego, por lo que aún es pronto para emitir un veredicto. Pero sin duda este nuevo 'Prey' va por buen camino y nos quedamos con ganas de poder explorar más a fondo la estación Talos I en busca de respuestas. El 5 de mayo conoceremos su desenlace, para bien o para mal.

Plataformas: PC (versión analizada), PS4 y Xbox One
Multijugador: no
Desarrollador: Arkane Studios
Compañía: Bethesda Softworks
Lanzamiento: 5 de mayo de 2017
Precio: 52,94 euros (PC) y 62,94 euros (PS4 y Xbox One)

En VidaExtra | Todo lo que necesitas saber sobre Prey

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos