Publicidad

Jugamos a Marvel's Iron Man VR, uno de los videojuegos con más potencial para la realidad virtual de PlayStation VR
Análisis

Jugamos a Marvel's Iron Man VR, uno de los videojuegos con más potencial para la realidad virtual de PlayStation VR

Publicidad

Publicidad

Este fin de semana se cumplirán tres años desde que se puso a la venta en el mercado PlayStation VR, el dispositivo de realidad virtual de PS4. A lo largo de todo este tiempo se han publicado videojuegos de todo tipo, aunque, personalmente, ninguno me ha terminado de llamar la atención lo suficiente como para adquirir el dispositivo.

Ese pensamiento cambió por completo hace tan solo unos días cuando en la Madrid Games Week pude probar Marvel's Iron Man VR, el título que está desarrollando Camouflaj y que nos permitirá encarnar al mismísimo Tony Stark en un magnífico juego de acción.

La demo que probamos no era demasiado larga, o al menos se nos pasó en un suspiro, pero las sensaciones que nos transmitió fueron espléndidas y nos dejaron con ganas de que esta prueba hubiese durado bastante más.

Enfundándonos el traje de Iron Man

Marvel's Iron Man VR

Marvel's Iron Man VR se trata de un juego en primera persona en el que en todo momento llevaremos equipada la armadura de Iron Man. Esto supone que lo que veamos a través del visor será una representación de lo que supuestamente ve también el famoso superhéroe de los Vengadores.

En un principio puede abrumar que aparezcan tantos detalles a nuestro alrededor, pero en cuestión de unos segundos es fácil meternos de lleno en lo que ocurre en la pantalla por la enorme inmersión que nos produce, no solo porque gráficamente es alucinante, sino también porque la jugabilidad nos ha parecido simplemente perfecta en todos sus sentidos.

A la hora de manejar los mandos de PlayStation Move, mientras me explicaron cómo debía moverlos para jugar, no paraba de pensar que iba a tener que estar calibrando el puntero cada poco rato por tener que realizar tantas gesticulaciones con los brazos, algo que me ha pasado en más de un título. Sin embargo, en este caso en concreto no ocurrió en ningún momento. El juego respondió perfectamente a todo lo que hacía con los brazos.

Marvel's Iron Man VR

Por lo tanto, mis manos pasaron a ser las de Iron Man y yo era el que decidía dónde apuntar a la hora de lanzar disparos a través de ellas o también para emplearlas a modo de propulsores y así volar por los aires de un lado para otro. La sensación es brutal por la velocidad que puedes llegar a pillar en un momento y que, gracias en gran parte a la vibración de los mandos, parezca que estás desplazándote por el aire de verdad, por mucho que en la realidad tengas los pies en el suelo.

Vuela, golpea y dispara

La demo era una especie de tutorial que nos iba poniendo una serie de tareas a cumplir para así familiarizarnos con los controles antes de pasar a la acción de verdad. Así de primeras debíamos aprender a volar apuntando con los Move hacia abajo en la misma posición en la que vuela Iron Man. Dependiendo de la inclinación de cada uno de los mandos podíamos volar hacia arriba, más en picado, además de aumentar nuestra velocidad.

Todo transcurría en el mar, en una zona formada por rocas gigantes por las que debíamos atravesar unos aros. Para girar la cámara más fácilmente el juego nos permitía pulsar unos botones para que así la pantalla diese unos saltos automáticos hacia la izquierda o la derecha, de modo que no produzca una sensación de mareo en ningún momento al estar mirando todo el rato hacia el frente.

Marvel's Iron Man VR

Pero si hay algo que me encantó sobre todo fue el utilizar las manos para disparar a unas dianas que tocaba destruir. El sonido es exactamente el mismo que el de las películas y resulta francamente divertido apuntar a cualquier parte con las manos, pudiendo disparar a dos sitios diferentes o incluso al mismo lugar apuntando con ambos mandos a la vez para así causar un daño mayor.

Esto sobre todo nos vino de perlas cuando la cosa se puso seria y ya nos tocó vernos las caras contra unos robots que debíamos hacer añicos. La acción pasó a ser un tanto frenética, porque además debíamos ir volando por el aire mientras disparábamos sin parar a los enemigos. Además, también contábamos con la opción de emplear un turbo para así ir más rápido todavía o pegar un puñetazo, realizando el mismo gesto como si lo hiciéramos de verdad, así que aseguraros primero de que no hay nadie a vuestro alrededor, por si acaso.

Naturalmente al ser una demo nos dejó con ganas de probar una parte más avanzada. Sin duda la jugabilidad ha superado nuestras expectativas, pero ahora toca descubrir si la campaña mantiene este nivel tan impresionante. Sea como sea, se trata de una experiencia tremendamente prometedora y que apunta a ser uno de los juegos por lo que puede merecer la pena tener una unidad de PlayStation VR en casa. En mi caso yo estoy planteándome muy seriamente adquirirla por fin y así volver a sentir que soy Iron Man.

  • Plataformas: PS4
  • Multijugador: no
  • Desarrollador: Camouflaj
  • Compañía: Marvel Entertainment
  • Lanzamiento: 28 de febrero 2020
  • Precio: 39,99 euros
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir