Compartir
Publicidad
Análisis de MechaNika: ¡cuidado con esta niña!
Análisis

Análisis de MechaNika: ¡cuidado con esta niña!

Publicidad
Publicidad
"EL MANIFIESTO Proyecto MechaNika. Plan de destrucción de todo lo que no mola. Yo, Nika Allen, de 7 años, estoy harta de este mundo. Mis padres no se preocupan por mí. Mi hermano no me hace caso. En el colegio no me enseñan nada útil. Hay muchas cosas que no son guays."

¿A quién no puede resultarle atractiva la descabellada propuesta de 'MechaNika'? Una niña con una inquietud intelectual muy alta y con grandes dosis para el exterminio humano. Esta aventura del estudio español Mango Protocol debutó en mayo de este mismo año en iOS y poco después en Android, cosechando el premio al Mejor Videojuego Mobile en los 3HMAs 2015, y hace unos meses debutó, por fin, en Steam, donde también ha contentado a los que se animaron con este título.

Bajo una premisa atípica, al ansiar la destrucción del mundo manejando a una niña de siete años, 'MechaNika' compensa su escasa duración de juego con un carisma que ya le gustaría a las grandes producciones, y que se agradece además al haber salido con un precio bastante razonable. Si os gustan las aventuras gráficas, deberíais echarle un ojo. Veamos porqué.

El malvado plan de MechaNika: ¡DESTRUCCIÓN!

MechaNika

Para empezar, está Nika. No es una niña común, puesto que es mucho más inteligente que los niños de su edad (y que muchos adultos). Cuenta con un sentido del humor muy especial y entre sus muchas habilidades está la de ser una manitas con las herramientas, tanto para reparar como para crear cosas. De ahí su malvado plan de MechaNika, que no es otra cosa que fabricar un robot gigante capaz de arrasar con el mundo entero, el cuál está plagado de indeseables según su criterio.

Si queremos lograrlo, antes deberemos reunir doce piezas esenciales. Lo curioso es que no serán muy complejas y nos servirán objetos cotidianos... pero mediante el prisma especial de Nika.

Como aventura gráfica, 'MechaNika' no entraña muchos desafíos. Completarla no hará que nos devanemos los sesos demasiado al seguir una lógica para los puzles, aparte que, como contra (y para acrecentar esa sensación de facilidad), está el hecho que contar con poca interacción con los escenarios. Personalmente he echado de menos más descripciones con el ingenio y la ironía de Nika y también mayor variedad de situaciones, al toparnos con demasiadas puertas cerradas a las que Nika no entrará porque "no conoce a nadie que viva ahí y no es plan de molestar".

A esto hay que sumarle que no podremos combinar objetos del inventario, sino que todas las acciones se desarrollarán interactuando con los elementos del escenario y algo de nuestra mochila. La única diferencia estribará en el momento en el que consigamos algo esencial para nuestro plan maquiavélico, en donde sí tendremos que "combinar" dos objetos resaltándolos. No tiene misterio.

Una aventura gráfica graciosa y con estilo propio

MechaNika

'MechaNika' se ve arropada, en cualquier caso, por situaciones de lo más hilarantes y en algunos casos inesperadas, que nos podrán desencajar la mandíbula. Su aspecto infantil, no solamente el de Nika, sino del estilo gráfico por el que han optado en Mango Protocol, muy aniñado y por momentos feote (pero con encanto), engaña, puesto que nos toparemos con referencias sexuales y gores.

Aparte que ya de por sí, ¿a quién se le ocurre meter a una niña en un plan de destrucción mundial? Todo esto deja bastante claro que no estamos ante una aventura gráfica convencional, al menos en cuanto al desarrollo de la historia se refiere. Ahora bien, su gran lacra es su duración, demasiado escasa (a mí me ha llevado dos horas y porque intenté descubrir todos sus secretos), y sobre todo su abrupto final, que nos dejará con cara de circunstancia. Dos pegas que se le perdonan, eso sí, por un viaje que se disfruta y por el carisma de Nika, que nunca dejará de sorprendernos.

También, como acostumbran últimamente las aventuras de corte indie, no faltarán las referencias a otras culturas, un poco al estilo 'Randal's Monday', siendo en algunos casos esencial controlar del tema para resolver algún rompecabezas. Aunque salvo uno matemático para el que quizás tengáis que echar uso de una consulta a Internet, todo lo demás se puede resolver sin dificultad. Después estarían las curiosidades con logros ocultos, como adivinar qué le gusta a un gato para jugar... y no nos referimos a lo más obvio, sino a un objeto aparentemente inútil y sobre todo muy apestoso.

En definitiva, una aventura sencilla, pero con estilo propio y con mucho carisma por parte de Nika, su protagonista. Totalmente recomendable a pesar de su escasa duración (el precio lo compensa).

MechaNika

MechaNika

Plataformas Linux, Mac y PC (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Mango Protocol
Compañía Mango Protocol
Lanzamiento 16 de julio de 2015
Precio 3,99 euros

Lo mejor

  • El carisma de Nika
  • Su sentido del humor
  • No se corta ni un pelo

Lo peor

  • Escasa duración
  • Su abrupto final
  • Poca interacción con los escenarios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio