Publicidad

Retroanálisis de Ozma Wars, el primer matamarcianos de SNK estrenado hace 40 años en respuesta a Space Invaders
Análisis

Retroanálisis de Ozma Wars, el primer matamarcianos de SNK estrenado hace 40 años en respuesta a Space Invaders

Publicidad

Publicidad

Aprovechando que este mes se cumplen 40 años del estreno de Ozma Wars en Japón, queremos rendirle un homenaje a este título de recreativas en los salones nipones que rivalizó en su día con Space Invaders, el clásico de Taito Corporation.

De aquellas a SNK se le conocía por Shin Nihon Kikaku Corporation, tardando toda una década en alcanzar la gloria, con esa etapa brillante en los noventa. Sin embargo, si echamos la vista atrás, hay que reconocerle su mérito a Ozma Wars, de ahí que ahora vayamos a dedicarle un retroanálisis gracias a que está incluido en SNK 40th Anniversary Collection, siendo la mayor rareza de todo el lote.

El alumno aventajado de Space Invaders

Ozma Wars

Pese a que la obra de Taito, estrenada en 1978, me siga pareciendo mucho mejor y más disfrutable hoy en día, Ozma Wars fue revolucionario en su momento para el género de los matamarcianos al implementar un desarrollo basado en fases interconectadas en vez de repetir el patrón indefinidamente hasta el hastío.

Otro cambio destacable vino de parte de esa barra de energía de la nave, a modo de vida, que se iba consumiendo periódicamente con el paso del tiempo o de modo más abrupto si sufríamos algún impacto. No era una muerte instantánea, como en otros de su especie, por lo que supuso toda una novedad en el género.

Inicialmente podría pasar por un clon más de Space Invaders (hasta usó la misma placa, la Taito 8080, utilizada por el mítico matamarcianos, entre otros juegos), pero en seguida se distanciaba gracias a esos "niveles" donde iban cambiando constantemente los enemigos en pantalla a los pocos segundos y con patrones y formas diferentes, dando muy poco margen para poder eliminarlos todos.

No gozaba, en cualquier caso, de la gran variedad que puede ofrecer un rogue-lite actual, por todo ese abanico de posibilidades prácticamente únicas en cada partida, pero también hay que recordar que era algo novedoso para la época dentro del género de los matamarcianos. No era el típico que aumentaba solamente la velocidad y la dificultad al llegar hasta cierto punto, vaya.

Ozma Wars, uno de los juegos pioneros de SNK

Ozma Wars

A nivel jugable era parecido al clásico de Taito, aunque daba algo más de margen para los impactos en la nave (no nos dañaban por tocar cualquier píxel, sino más bien la parte central) y no teníamos las cuatro clásicas barreras protectoras.

Los enemigos no se comportaban de modo estático, sino que todos iban hacia abajo de distintas maneras y sin parar de disparar, por lo que había que cambiar de táctica constantemente vigilando la "vida". Una vez superados esos "niveles", tocaba recargar energía desde la nave nodriza, vista por primera vez en Micon Kit, técnicamente el primer videojuego de SNK (lanzado en 1978). Y es que se ha extendido la idea de que Ozma Wars fue el primero, pero por ser realmente el primero "original", al ser el otro un clon descarado del mítico Breakout de Atari.

Si bien su paleta de colores era monocroma, hubo monitores que usaron en su momento la superposición de colores para darle algo más de vidilla, a lo Space Invaders, y diferenciar mejor lo que estábamos viendo en pantalla, tal y como sucede con su adaptación a SNK 40th Anniversary Collection, donde también recordamos el primer juego de lucha de SNK, el poco agraciado Street Smart.

Ozma Wars hoy en día nos parece un matamarcianos bastante lento, pero hay que verlo desde la perspectiva de su época. Que no nos pudiesen matar de un solo golpe y tener que estar pendientes de la barra de energía para que no se agotase (había tramos donde era obligatorio eliminar toda presencia enemiga y podíamos estar atascados entre tanto disparo), unido a ese desarrollo por "niveles", le daba un toque original y sus ideas acabaron siendo un estándar del género.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

No, no solamente por su limitada paleta de colores y esos glitches al juntarse diversos elementos en pantalla, sino porque el diseño de "niveles" hoy no resulta tan satisfactorio al ver lo mucho que han evolucionado los matamarcianos. Pero al César lo que es del César: Ozma Wars es un pedacito de historia de SNK.

Ozma Wars

Ozma Wars

Plataformas Arcade
Multijugador No
Desarrollador SNK
Compañía SNK
Lanzamiento 1979
Precio No disponible

Lo mejor

  • La novedad del desarrollo por "niveles"
  • O la barra de energía para no dormirse en los laureles

Lo peor

  • Su control se muestra demasiado anticuado
  • A nivel gráfico tiene muchas carencias
  • Hoy en día no resulta igual de variado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios