Publicidad

Pac-man Battle Royale, un experimento fallido del mítico comecocos que habría sido muy distinto si se lanzase por su 40 aniversario
Análisis

Pac-man Battle Royale, un experimento fallido del mítico comecocos que habría sido muy distinto si se lanzase por su 40 aniversario

Publicidad

Publicidad

Desde hace unos años se asocia el término Battle Royale a esa clase de juegos que nos enfrentan contra otras 99 personas. Sus orígenes se remontan a la novela y película homónimas, pese a que el boom provenga de la posterior Juegos del Hambre y un mod para Minecraft. El resto, como se suele decir, es historia.

Hace una semanas me dio por recordar una de las múltiples colecciones de clásicos de Pac-man (Pac-Man Museum, en concreto, retrocompatible con Xbox One, por cierto), donde había olvidado por completo que incluía el arcade Pac-man Battle Royale, un juego a modo de experimento por su 30 aniversario en 2010.

Un Battle Royale no siempre fue un Battle Royale

Pac-man Battle Royale

Como es obvio, no tiene nada que ver con lo que entendemos hoy en día por un Battle Royale, al no ser precisamente un juego donde nos enfrentábamos a otros 99 Pac-man, sino a tan solo tres (sin contar con los clásicos cuatro fantasmas).

Estamos hablando también de un juego de hace diez años, mucho antes del género de moda en los shooters online. Porque antes el término Battle Royale implicaba batallas a menor escala, como en el juego homónimo para TurboGrafx-16 en 1990 sobre lucha libre, o aquel PlayStation All-Stars Battle Royale de Sony.

¿Y cuál era la gracia de Pac-man Battle Royale? Pues su carácter competitivo dentro de una adaptación más simplificada del genial Pac-man Championship Edition de 2007, que justamente recibió una versión mejorada en 2010 bajo el nombre de Pac-man Championship Edition DX. La estética era similar, el patrón de las Pac-bolas y las frutas igual, del mismo modo que el perfeccionamiento en el control de una fórmula originaria de 1980. Pero con Bandai Namco sin la misma chispa y adicción que con la citada reinterpretación de Pac-man en 2007.

Dio la sensación en su momento de ser un trabajo hecho con prisas para llegar a tiempo al (por aquel entonces) 30 aniversario del famoso comecocos, algo que supo solventarse de mejor manera con la edición DX del campeonato de Pac-man.

Pac-man Battle Royale

Pac-man Battle Royale era divertido, de eso no había duda, pero buena parte de su gracia era el genial diseño de su máquina recreativa. Su posterior conversión en sistemas domésticos perdió el impacto de ese mueble tan llamativo y su multijugador no ofreció una contrapartida online, simplemente se limitó a jugar con otras tres personas o simplemente contra una máquina manejada por la IA.

Fue una conversión parca en opciones y con un modo de juego que se hacía repetitivo a la larga, al no ofrecer una variedad de entornos más acorde a un juego tan legendario. Tenía su gracia coger una Pac-bola y perseguir a otros Pac-man para ganar una ronda, porque lo de comer fantasmas ya estaba muy trillado... aunque teniendo presente que también podíamos perder si nos tocaban esos entes de colores, por supuesto. Y en partidas largas, era lo más habitual.

¿Y qué pasaba cuando chocaban dos Pac-man en estado normal? Pues que rebotaban. De ahí otra táctica, la de empujar al rival para que se lo comiese un fantasma. O comer una fruta para cambiar el orden de las bolas y, por lo tanto, la localización de la Pac-bola, el power-up que todo jugador ansía alcanzar para tener unos pocos segundos de tranquilidad al agrandar el tamaño de su Pac-man.

Ojalá Bandai Namco saque este 2020, por el 40 aniversario de Pac-man, una versión revitalizada de su Battle Royale ampliando el número de jugadores. Al fin y al cabo ha sabido reinventar con acierto este icono de los videojuegos en los últimos años, siendo muy recomendable Pac-man 256, donde podemos jugar entre cuatro personas. Y no olvidemos lo que hizo Arika con Tetris 99 en Switch. ¿Por qué no un Pac-man Battle Royale 99? O lo que sea. Pero que se acabe anunciando algo y no tengamos simplemente un remix de su icónica canción.

Imagen | Twitter (Arcade Club)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios