Compartir
Publicidad
Primeras impresiones con Q.U.B.E. 2, la sofisticación del enigmático cubo
Análisis

Primeras impresiones con Q.U.B.E. 2, la sofisticación del enigmático cubo

Publicidad
Publicidad

Dentro de los first-person puzzler que han seguido la estela de 'Portal' (2007), el primer 'Q.U.B.E.' (2011) es uno de los más infravalorados. Su acogida fue notable, pero tal vez le faltó explotar más sus bondades. Y eso que en lo personal, su final me voló la cabeza al tener diferentes lecturas... que omitiremos aquí.

'Q.U.B.E. 2' surge para responder a los enigmas que nos planteó dicho cubo, pero también para demostrar que Toxic Games, con tiempo, puede ofrecernos una experiencia mucho más redonda. 'Q.U.B.E.' fue tan solo de calentamiento.

Si en el original predominaban las tonalidades claras, con ese blanco omnipresente, y con leves pinceladas de negro para darle forma al interior del cubo, en esta secuela partimos de colores más vivos y donde seremos testigos de figuras que no tienen nada que ver con hexaedros. Es más, la localización será distinta en esta ocasión, y no pararán de sucederse las referencias sobre lo que pasó en la misión Vitruvio del primero por parte de Emma Sutcliffe.

Aquí tomaremos el rol de Amelia Cross, una arqueóloga del Reino Unido. Tal y como comprobaremos en el breve prólogo, y que nos explicará ella misma después, estaba camino de una excavación en Escocia hasta que apareció repentinamente en este nuevo y enigmático cubo... Y del que deberá escapar.

Grandes cambios respecto a Q.U.B.E.

260118 Qube2 Preview 01

Lo primero que llama la atención de este 'Q.U.B.E. 2', aparte de lo mencionado de los colores (ya no será casi todo blanco impoluto), es cómo ha variado el comportamiento de los guantes. En el original de 2011 estábamos supeditados a las distintas posiciones (y tipos) de cubos de diferentes colores (y funciones).

Tan solo en el tramo final se nos daba carta blanca a la hora de colocarlos a voluntad. Y es precisamente cómo arranca esta secuela, pero de un modo mejorado. Nuestro primer "poder" es el de poder colocar el cubo azul (el de salto) en todo cubo blanco que esté parpadeando. Y poco después, el cubo rojo.

Éste ha sufrido una variación importante, ya que al activarlo se colocará estirado del todo, no en tres tamaños distintos, como ocurría con el primero. De hecho, en estas primeras horas de juego a las que hemos tenido acceso, no hay rastro del cubo amarillo (ni tampoco en las estadísticas del juego). Y no nos extraña.

El tercer poder en discordia será el verde, el de colocar un cubo de susodicho color. A priori, serán los tres únicos con los que contará Amelia, y que podremos alternar a placer gracias a la nueva interfaz de juego, mucho más pulida.

Contaremos con una limitación obvia, eso sí: no podremos repetir un color en la misma sala para tener replicado un mismo cubo. Tan solo podremos tener activo uno azul, uno rojo y uno verde a la vez. Y será más que suficiente.

Una secuela más rica en todos los aspectos

260118 Qube2 Preview 02

'Q.U.B.E. 2' sabe jugar mejor sus cartas respecto a la primera aventura debido al comportamiento del guante y las nuevas limitaciones. Ya no será todo tan evidente, pese a que el primer tramo sea de aprendizaje, claro.

La curva de dificultad está bien pensada, por ahora. Los puzles son originales y en ciertos casos exigentes, pero sin llegar a la desesperación. Al fin y al cabo, todos se rigen por una lógica, y donde las físicas vuelven a jugar un papel importante.

Aquí entrarán en juego, además, nuevos elementos, como mecanismos que subirán o bajarán, o irán hacia los lados, básculas que se activan de manera temporal o permanente, ventiladores de gran potencia... Y lo bueno es que en todos los casos funciona como un reloj suizo, notándose una mejoría importante a nivel de físicas respecto al primero, que pecaba a veces de rígido.

Aparte de ciertas sorpresas que nos va dejando la trama en los primeros compases de su historia, tendremos cierta libertad llegado a un punto para decidir qué salas queremos completar primero. Lo malo es que esta versión preliminar se termina justo cuando más lo estábamos disfrutando... El mejor piropo que se le puede echar al nuevo trabajo de Toxic Games, un equipo que ha madurado bastante desde aquel lejano proyecto de carrera con el que debutaron en esta industria tan exigente. Por ahora, la secuela es más rica en todos los aspectos.

Plataformas: PS4, Steam (versión analizada) y Xbox One
Multijugador: no
Desarrollador: Toxic Games
Compañía: Trapped Nerve
Lanzamiento: principios de 2018
Precio: no disponible

En VidaExtra | Echando unas partidas a Q.U.B.E. Director's Cut, un first-person puzzler que merece más reconocimiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos