Compartir
Publicidad

'Real Racing 3': análisis para iOS

'Real Racing 3': análisis para iOS
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras dos entregas magníficas, la saga de conducción en iOS por excelencia vuelve con 'Real Racing 3' de la mano de Firemonkeys, la suma de los equipos de Firemint (que se encargaron de las dos primeras partes) y Iron Monkeys (creadores de las versiones táctiles de 'Dead Space' y 'Mirror’s Edge').

Mucho se ha hablado de sus gráficos y lo bien que se han sabido exprimir las posibilidades de los dispositivos iOS, pero más aún de la sombra de EA y el hasta la fecha mal llamado free-to-play. Veamos hasta qué punto un aspecto resta valor al otro en su análisis.

Le he dado muchas vueltas a cómo debería enfocar realmente el texto, y es que como un servidor al juntar las letras, 'Real Racing 3' se mueve por impulsos, provocando esa misma sensación en el jugador. Tal vez lo mejor, y seguramente lo que más agradeceréis, sea pasar de aspectos técnicos y relatar mi propia experiencia.

Real Racing 3

Le había dado muchísima caña a los anteriores, auténticos juegazos de esos que invitan a recapacitar sobre las posibilidades de este tipo de dispositivos siempre que los problemas con el control no te acaben incitando a comenzar una guerra contra las pantallas táctiles.

Podría hablar de lo mucho que me impresionaron los gráficos, lo bien parido que estaba el juego o las buenas elecciones que se habían hecho al escoger el catálogo de coches, pero todo eso puedo resumirlo de forma clara y concisa añadiendo que, pese a que la política de precios de juegos en la AppStore no suele sobrepasar la frontera del euro, no me importó en absoluto pagar 10 veces más lo habitual.

Real Racing 3 y el espejismo de la gratuidad

¿Qué tiene que ver esa experiencia con las otras entregas con esta última? Pues absolutamente todo, principalmente porque 'Real Racing 3' es un juego free-to-play, lo descargas y lo juegas sin necesidad de pasar por caja.

¿Gratis? Joder, ¡qué bien!

No, no, no vayas tan rápido que aún no he acabado, si la estrategia fuese esa y ya, probablemente en EA hubiesen rodado un par de cabezas. Las ganancias deben llegar por un sitio u otro, y en este caso han optado por las microtransacciones, las esperas y un camino que está destinado a que tarde o temprano tengas que pasar por la tienda o dejar aparcado el juego.

La cosa va más o menos así. Como en cualquier simulador de este tipo (aunque 'Real Racing 3' no lo sea, que es un arcade disfrazado) tú empiezas con la cantidad de dinero necesaria para comprar un coche de los baratos, de esos que luego te regalan en torneos de juegos como 'Gran Turismo' y acabas vendiendo a la primera de cambio, y a partir de ahí inicias tu escalada hacia la fama como conductor.

Real Racing 3

El vídeo de introducción ya te ha demostrado que el juego rinde a la perfección y de gráficos va bien servido, así que ahora toca comprobar si la jugabilidad raya a la misma altura. Ya sabemos lo que significa jugar en un teléfono móvil, así que entre ayudas como asistencia al giro y al frenado, el sistema de conducción inicial que usa el giroscopio parece una buena puerta de entrada para los menos habilidosos. Dos curvas y ya tienes controlado hasta qué punto puedes inclinar el dispositivo sin que el coche se vaya de vacaciones contra una pared.

Yo, que soy así de chulo, a la par que idiota, decido que las asistencias son para n00bs y las quito en la segunda carrera (mala elección), optando también por olvidarme del giroscopio y la aceleración automática para controlar desde la pantalla volante, freno y acelerador. No es un stick analógico pero podría acostumbrarme, así que suma y sigue.

Necesita cambiar el aceite

Las carreras implican cierta agresividad, sobre todo cuando quieres superar los tiempos de tus amigos, emulados de forma asíncrona basándose en sus mejores cronos, así que si optas por un sistema de control con menos restricciones el peligro de llevarte por delante a un rival o dos aumenta. Puede pasar y pasa, pero lejos de ser un añadido que te permita ver hasta qué punto han trabajado en los desperfectos de los coches, es una trampa en toda regla. El Almirante Ackbar estaría orgulloso.

Una trampa necesaria, al fin y al cabo, porque recordemos que el juego no nos ha llegado desde Lourdes, lo ha creado una empresa que quiere y necesita obtener un beneficio a cambio. Eso se traduce en la inclusión de desperfectos permanentes del vehículo, abolladuras y fallos de motor que deberás reparar para poder continuar.

Tras la sorpresa inicial, bueno, lo poco que has conseguido amasar ganando algunas carreras es más que suficiente para el arreglo pero, eh, ¿verdad que cuando vas al taller no hay un simpático señor que te dice "tranquilo, en cinco minutos te lo arreglo"? Pues toda la simulación que no han querido meter en físicas y control está aquí para acercar 'Real Racing 3' a la vida real.

Real Racing 3

Lo cosa empieza con calma y los primeros arreglos no te darán muchos quebraderos de cabeza, pero espera y verás, que las curvas están de camino y tu "flamante" Nissan Silvia pronto se quedará corto. Toca volver al taller, esta vez para hacerle algunos arreglos y mejorar las prestaciones de cara a nuevos retos.

Paga y espera, otra vez. Vaya, justo ahora que ya le estaba cogiendo el punto y disfrutando de sus carreras tengo que volver a esperar. Bueno, qué se le va a hacer, al menos el pago lo hago con dinero del juego, total, es gratis.

Varios minutos después (si os ponéis a arreglar varias cosas a la vez o decidís instalar multitud de mejoras, mejor dejar el juego apartado un buen rato a la espera de una notificación que te avise de su disponibilidad) vuelves al juego y te percatas de que esas bonitas barras verdes a las que hacías caso omiso tienen otra sopresa para ti.

Oiga, señor jugador, que el coche está sin aceite y las zapatillas están demasiado gastadas, toca revisión porque en la ITV te lo tiran para atrás.

Pero qué me dice señor mecánico, que acabo de recoger el coche del taller y ahora que tengo un rato para jugar quiero correr un par de torneos de esos de aceleración al estilo drag que con tanto gusto han incluido los chicos de Firemonkeys... Pues si no te quedan fichas doradas de soborno para evitar el tiempo de espera, tienes dos opciones, o compras más o te fastidias. También puedes optar por comprar otro coche, pero prepárate para esperar aún más, porque parece ser que los concesionarios virtuales se toman su tiempo en enviártelo hasta tu smartphone.

Lo que hablábamos de generar ingresos y tal. Vale, lo entiendo. La cuestión es, si continúo jugando bajo esas reglas, ¿qué me costaría el juego finalmente si lo que quiero es disfrutarlo? Pues diez veces lo que habitualmente pagas por las aplicaciones de la AppStore no, desde luego.

Real Racing 3

Microtransacciones, yo os maldigo

Comentaban el otro día desde EA que tras lo ocurrido con 'Dead Space 3' tienen pensado seguir incluyendo microtransacciones en todos sus juegos porque los jugadores las valoramos positivamente. Parece ser que no era un chiste, que realmente esa es la visión que reflejamos y es una estrategia que van a seguir en el futuro.

Luego me llamaréis troll, pero a ver si sale a escena ese iluminado que defiende a capa y espada este negocio para afirmar que, "bueno, si quieres pagas y si no, pues no", que si con la recolección de ítems de 'Dead Space 3' no había necesidad de pasar por caja, no debería haber ningún problema.

Claro, razón no le falta, pero es que se empieza por ahí y se acaba con 'Real Racing 3', un juego por el que muchos de vosotros pagaría muy gustosamente 10 o 15 euros pero que no podéis disfrutar porque todas sus mecánicas están enfocadas a que pases por caja una vez, y otra, y otra...

Esquivando los boquetes en el asfalto de Real Racing 3

¿Puedes jugar 'Real Racing 3' de principio a fin sin soltar un céntimo? Sí, tienes esa posibilidad, pero ten en cuenta que por muy elaborada que sea tu estrategia (la de ahorrar para tener más de un coche e ir intercambiándolos mientras están en el taller puede funcionarte), tarde o temprano, por culpa de tu habilidad o la nefasta suerte que pueda cruzarse en tu destino, acabarás teniendo que esperar para jugar.

Si realmente molesta lo ocurrido (sólo hay que echarle un vistazo a los comentarios de la AppStore) es por dos sencillas razones. La primera de ellas es una verdad como un templo le pese a quien le pese, 'Real Racing 3' es un grandísimo juego que ve mermado su potencial por enfocarse a un modelo de negocio que promete muchos dolores de cabeza y contadas alegrías.

Real Racing 3

La segunda es que hay alternativas para generar ingresos que son igual de válidas y sin embargo tratan con mucho más mimo al jugador, que al fin y al cabo es el que tiene que poner el dinero. Una de las ideales, al menos para los que queremos disfrutar del juego, sería ofrecer una versión capada con un par de coches y otro par de circuitos de forma gratuita, con una tienda dentro de la aplicación que te permitiese comprar vehículos y circuitos tanto en packs como por separados.

Es algo que incluye 'Real Racing 3', la posibilidad de desbloquear contenido de forma prematura mediante dinero real, pero ya que estoy pagando 17,99 euros por 3 coches, 5 series de carreras y 10 monedas de oro, deja que me olvide de tener que volver a esperar. He puesto el ejemplo más caro de los packs incluidos, pero creo que os hacéis una idea. 18 euros después sigo sin poder jugar al ritmo que me gustaría, y si un juego no me deja jugar ¿debería llamarse así?

Ficha técnica

  • Plataformas: Android, iOS (versión analizada)
  • Desarrollador: Firemonkeys
  • Distribuidor: EA
  • Lanzamiento: ya disponible (27 de febrero de 2013)
  • Precio: Gratis
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio