Compartir
Publicidad
Publicidad
Reservoir Dogs: Bloody Days es mucho más que un juego basado en una película
Análisis

Reservoir Dogs: Bloody Days es mucho más que un juego basado en una película

Publicidad
Publicidad

Que haya un juego basado en una película en camino probablemente no le sorprenda a nadie. Que sea sobre Reservoir Dogs tal vez levante alguna ceja. Pero que su idea sea prometedora y que los primeros minutos con él sean toda una sorpresa, eso seguro que no se lo esperaba nadie.

‘Reservoir Dogs: Bloody Days’ no es el típico juego basado en una película y su potencial se centra en una simple idea, si quitamos la cinta de Quentin Tarantino de la ecuación y cambiamos a los personajes por, qué sé yo, mapaches, el juego seguiría siendo igual de atractivo.

Una mezcla más que prometedora

Reservoirdogs2

Con una idea que mezcla conceptos tan aparentemente dispares como ‘Hotline Miami’, ‘Super Time Force’ o ‘Breach & Clear’, ‘Reservoir Dogs: Bloody Days’ juega continuamente con la idea de realizar atracos desde un punto de vista táctico, pero con la particularidad de que todo ocurre en tiempo real. O casi.

Contando con tres señores de colores que poco o nada tienen que ver con los de la película para cada misión, empezamos el atraco a una joyería con (por ejemplo) Blanco mientras los otros dos esperan en la puerta.

Vamos avanzando a escopetazo limpio, intentando robar todo lo que podamos mientras despachamos a los guardias, pero llegado cierto punto nos olvidamos de recoger otra pistola del suelo y el quedarnos sin balas acaba con nuestro personaje muerto.

En cualquier otro juego eso supondría volver a empezar desde cero, pero lo que hacemos aquí es rebobinar el tiempo y saltar a controlar al segundo Dog.

Blanco seguirá el camino de muerte y robos que le hemos marcado anteriormente de forma automática y, mientras tanto, nuestro nuevo personaje deberá moverse en consecuencia, ya sea robando lo que nos hayamos dejado previamente atrás o aniquilando a los enemigos que no hemos visto a tiempo y nos han dejado tiesos.

En cualquier momento podemos pulsar la barra espaciadora una vez más y saltar al tercer personaje, lo que rebobinará lo que acaban de hacer los otros dos personajes y nos permitirá afinar aún más nuestra estrategia de cara a acumular joyas o limpiar de guardias la zona.

Con ganas de más

Cuando volvemos al primer personaje el tiempo vuelve a moverse de forma normal, lo que implica que cada jugada que hagamos tenga que ser lo más ajustada posible para que no perdamos demasiada vida por el camino. Sobre todo teniendo en cuenta que los atracos nunca suelen salir demasiado bien y las fuerzas especiales están a una alarma de esperarnos en la salida armados hasta los dientes.

Reservoirdogs1

Para superar cada nivel basta con llegar al final de su hilo argumental (no esperéis aquí ningún guión digno de Tarantino, pero si más de un comentario o referencia que puede levantar alguna sonrisa), pero siempre deberemos hacerlo con los dos Dog principales vivos, siendo el tercero prescindible.

Eso sí, si lo que queremos es mantener el nivel de combo al máximo para luego poder chulear de puntuación frente a nuestros amigos, más nos vale cuidar de todos por igual, especialmente teniendo en cuenta que cada uno cuenta con una habilidad pasiva que nos puede llegar a salvar el culo o multiplicar nuestra eficiencia en cada trabajo.

Habiendo probado sólo 3 de los 18 niveles que llegarán a Steam y Xbox One en algún momento de este año, se hace difícil aventurar hasta qué punto aguantará la fórmula o cómo serán capaces de sorprendernos con cada nuevo atraco. Si se mantiene el nivel de exigencia de juegos como los anteriormente citados, de lo que no cabe duda es de que el enganche puede ser épico.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos