Compartir
Publicidad
Rise & Shine es el shooter indie que vas a querer jugar la próxima primavera
Análisis

Rise & Shine es el shooter indie que vas a querer jugar la próxima primavera

Publicidad
Publicidad

No sería de extrañar que al empezar a hablar de ‘Rise & Shine’ lo primero que saliese a la palestra fuese el comentario de “es un juego español”, como si esa condición ya marcase cómo va a continuar el texto hablando de lo mucho que hay que apoyar a nuestra industria, que hay que tener en cuenta que sus presupuestos no son los internacionales y bla, bla, bla.

Me sobra, todo eso me parece cada vez más innecesario y, además, no le haría justicia a la prometedora propuesta de Super Awesome Mega Team. Me da igual dónde se ha desarrollado el juego o la nacionalidad de su equipo porque ‘Rise & Shine’ podría ser de una tribu del Amazonas y seguiría oliendo a juegazo.

Rise Shine

Dibujos en movimiento

Ya ha entrado por los ojos cada vez que se ha asomado entre los indies de ID@Xbox, y la demo facilitada por el equipo para estas impresiones sólo confirma las buenas sensaciones que se vienen despertando desde que empezamos a conocer el juego.

Su estilo, una cuidada selección de personajes y escenarios hechos a mano con decenas de detalles y aún más cariño, será probablemente lo que le haga destacar cuando a principios del año que viene aterrice en Xbox One y PC, pero sería injusto pararse demasiado ahí cuando a nivel jugable puede ofrecer otro buen puñado de alegrías.

Dejadme destacar únicamente la intención del estudio de abandonar cualquier atisbo de uso de assets genéricos para la creación de los niveles, y es que todo lo que veremos conforme avancemos con Rise en su curioso periplo serán imágenes completamente nuevas para que cada zona sea distinta a la anterior.

Rise Shine

Entramos en materia jugable y, pese a lo currado de sus gráficos y el trabajazo que hay detrás, es ahí donde se ha producido la sorpresa. Nuestro objetivo es salvar un mundo plagado de referencias a los videojuegos controlando a un niño de diez años que acaba de recibir una pistola llamada Shine (que perfectamente podría ser una prima hermana de las Umbra de 'Bayonetta'), de un héroe caído que bien podría llamarse Link si la denuncia posterior no fuese un problema.

La pistola habla y, como de costumbre en un universo donde la magia del género fantástico se une a la revolución de las armas de fuego, también tiene varios trucos guardados en la manga.

Un juego con una estética muy colorida que choca con una dificultad sacada de tus peores pesadillas

Pronto los disparos simples dan lugar a otro tipo de munición mediante la que podemos dirigir las balas para completar puzles o utilizar balas de energía para ventilar a enemigos de forma especial.

La demo cede hueco a esas dos posibilidades de munición controlable y nos plantea desde abrir puertas hasta atacar a un jefe final de una forma especial para poder dañarlo. Así, sienta las bases de lo que podría ser un ‘Metroid’ de no ser porque aquí prima el scroll en una única dirección, siempre hacia delante y con los ojos bien puestos en cada uno de los peligros que nos acechan.

Rise Shine

Y esa, amigos míos, promete ser la gran baza de este ‘Rise & Shine’, un juego con una estética muy colorida que choca por completo con una dificultad más propia de la peor pesadilla que pueda venirte a la cabeza. Como suele ser habitual hay que cogerle el tempo a los enemigos, al apuntado y disparo de Rise tanto desde coberturas como a campo abierto y, por descontado, a los patrones de ataque de los distintos peligros que pueblan el escenario.

Corre el peligro de traspasar la línea del reto y acabar acercándose a una dificultad frustrante

Pese a que Rise tiene una barra de vida casi cualquier ataque puede mandarte al otro barrio de un plumazo, y aunque suelen ser generosos con los checkpoints, eso va a despertarte no pocos improperios. Es jodido al inicio y promete ser aún más puñetero conforme avance la historia, probablemente jugando la carta de los respawn para aumentar la duración de las partidas, pero le sienta realmente bien esa intención.

Tengo muchas ganas de ver qué acaba ofreciendo, si sus ideas tienen suficiente mecha para mantener el interés o hasta qué punto van a controlar que zonas como la de una puerta cerrada y un incesante bombardeo acaban traspasando la línea del reto para convertirse en algo demasiado agobiante.

Esperanzas hay, y ganas de que funcione bien y por fin recibamos un shooter de plataformas que se aleje un poco de lo habitual, también. Ahora sólo queda cruzar los dedos y confiar en que ‘Rise & Shine’ se levante y brille con la misma fuerza que promete sobre el papel. Quiero asiento en primera fila para comprobarlo y, ojalá, también disfrutarlo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio