Publicidad

River City Girls, el Double Dragon del siglo XXI
Análisis

River City Girls, el Double Dragon del siglo XXI

Kunio-kun es una saga nipona con más de 30 años de historia, siendo muy recordado su primer videojuego, conocido a nivel internacional como Renegade. Lo curioso es que su estilo no se ha ceñido únicamente a los beat 'em up de "yo contra el barrio", sino que probó suerte con otros géneros, como balón prisionero o fútbol, siempre bajo esa ambientación de instituto en un barrio nipón.

Desde hace un tiempo, debido a la desaparición de Technõs Japan, su licencia está a cargo de Arc System Works, estudio que ya nos ha brindado varios juegos de Kunio-kun en el último lustro, siendo el más reciente este River City Girls desarrollado por WayForward, donde se cambiaron las tornas de su historia.

Lanzado en formado digital el pasado mes de septiembre de 2019 por casi 30 euros al cambio, en mi caso preferí esperar al lanzamiento de su limitada edición física de Limited Run Games, que me llegó con la entrada del año nuevo. Una larga espera para disfrutar de un beat 'em up nada desdeñable, pero con fallos incomprensibles que le impiden destacar frente a la competencia actual.

Así resuelven los problemas escolares en Japón

River City Girls Una rara captura de un pez en modo Saiyan...

Para el que no conozca los Kunio-kun, decir que de no ser por esa saga de Technõs Japan no habría nacido Double Dragon, del mismo estudio. De ahí que este River City Girls sea una renovación total de ambos juegos. De hecho, hay cameos de Billy y Jimmy, y un montón de guiños al resto de otras aventuras.

Sin ir más lejos, nuestro objetivo es rescatar a Kunio y a Riki controlando a sus novias, Kyoko y Misako. Dos chicas de instituto de armas tomar que no pararán hasta dar con sus respectivas parejas. Vamos, que si hay que machacar a medio instituto y sus aledaños, lo hacen sin ningún miramiento. Todo por amor, claro.

A nivel jugable, estamos ante el típico juego del género, salvo por ese peso que se le da a la historia, la libertad de exploración (avanzando y retrocediendo a placer), las múltiples tiendas y objetos a usar y equipar, y a la mejora de los parámetros de las protagonistas. En definitiva, como una puesta al día de River City Ransom. De ahí que también sea un videojuego con una duración por encima de la media.

Su estética y espíritu nos puede recordar al videojuego de Scott Pilgrim, otro beat 'em up de la vieja escuela, destacando especialmente por las animaciones de todos y cada uno de sus personajes, aderezando las transiciones importantes con escenas en plan anime y otras a modo de manga. Lo curioso es que esas viñetas no se han traducido, estando el resto del juego con subtítulos en español y sin opción a poner voces en japonés, lo que rompe un poco la magia de su universo.

El amor mueve montañas en River City Girls

River City Girls Si eres fan de Double Dragon, te tiene que sonar el dependiente del Dojo...

Ya en faena descubrimos que River City Girls se desenvuelve mejor que Double Dragon Neon (también de WayForward), en parte por la gran colaboración de Arc System Works, no solamente a nivel de editora. Es realmente encomiable descubrir que Kyoko y Misako cuentan con movimientos completamente diferentes que iremos desbloqueando desde el Dojo y subiendo de nivel.

Esto también se aplica a las otras dos personas que serán accesibles al completar la aventura, lo que nos brinda un repertorio de ataques más propio de un juego de lucha del estudio nipón, como Guilty Gear. Le falla la precisión en ciertas situaciones, por desgracia, como no acertar bien con un pisotón o que el impacto ante un enemigo aturdido tarde unas milésimas de más en hacerse efectivo.

Choca de modo más acentuado, en cualquier caso, que por mucho que subamos el ataque de las protagonistas y volvamos a las primeras zonas, el daño ante los rivales sea el mismo. Las mejoras se notan, principalmente, en la agilidad, la suerte (a veces sueltan comida para curarnos) o, sobre todo, el gran abanico de movimientos especiales que vamos desbloqueando, lo que desemboca en múltiples maneras de afrontar cada combate... aunque al final acabemos recurriendo a los que más daño hacen, como las patadas a lo Chun-li.

Los combates se disfrutan, especialmente en compañía de otra persona, pese a que no haya ataques duales, como en Streets of Rage. Cabe decir que podemos activar el fuego amigo, aunque si lanzamos los objetos dañaremos igualmente a nuestro compañero. Lo bueno es que siempre podremos revivir a nuestro aliado dándole pisotones. Qué mejor manera de decirle que se espabile de una vez, ¿no?

Las impurezas le impiden llegar a lo más alto

River City Girls A veces se cuelan guiños de otros juegos ajenos a Technõs Japan, como Guitar Hero.

A la falta de precisión antes expuesta de algunas situaciones hay que unirle fallos imperdonables, como lo engorroso que resulta dar un golpe y que se active una puerta para pasar a la siguiente zona. Al menos jugando a dobles se activa una cuenta atrás de 10 segundos que se puede cancelar, pero sigue siendo una decisión incomprensible sabiendo que hay varios botones del mando sin usar...

Tampoco resulta muy acertado cuando el juego mete con calzador escenas que se alejan de lo que se le presupone a un beat 'em up, como partes con plataformas, sigilo o incluso una especie de danmaku en 2D contra una jefa bastante puñetera. Pero probablemente donde más nos desquiciará, junto con el tema de las puertas, es en la navegación de su menú para gestionar el equipo (los accesorios que podremos llevar o la comida a usar) o ver el mapa, puesto que hay demasiados menús laterales que lo único que hacen es entorpecer dicha tarea.

Al final uno tiene que acostumbrarse a esas taras e intentar minimizarlas lo máximo posible, porque la aventura merece la pena para cualquier fan del género, sobre todo los que mamamos esta saga de Technõs Japan y los posteriores Double Dragon. Porque sí, habrá un montón de referencias y tampoco faltará la presencia del omnipotente Abobo. Y descubrir algunos secretos merecerá la pena.

Además, al completar la historia, aparte de esos dos personajes extra, desbloqueamos el "Nuevo Juego +", con un recorrido más duro y la opción de "Merodear" para seguir jugando a nuestra partida anterior y lograr el 100%. Que entre estatuas de Sabu, reclutas, tiendas de comida y accesorios, hay mucho por hacer y cuenta con momentos muy divertidos. Pero, las cosas como son, River City Girls no pasa del notable raspado y es mejor esperar a una rebaja potente.

  • Plataformas: Switch, PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
  • Multijugador: sí, local (dos jugadores)
  • Desarrollador: WayForward | Arc System Works
  • Compañía: Arc System Works
  • Lanzamiento: 5 de septiembre de 2019
  • Precio: 24,99 euros (Steam) | 29,99 euros (consolas)
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios