Publicidad

Análisis de Sackboy: Una aventura a lo grande de PS5, plataformas y risas para todos
Análisis

Análisis de Sackboy: Una aventura a lo grande de PS5, plataformas y risas para todos

Estamos todos mirando de frente a la nueva generación de consolas, pensando en los catálogos de lanzamiento de Xbox Series X y PS5, en sus especificaciones técnicas y en mil cosas más, cuando aparece este Sackboy: Una aventura a lo grande y nos da una buena bofetada en toda la cara sin que la viéramos venir. Así, por lo bajini. ZAS.

De acuerdo, Sackboy: Una aventura a lo grande no es un juego exclusivo de la nueva generación como no lo es Spider-Man: Miles Morales, ya que también sale para PS4, pero sí uno de los pocos first party nuevos de Sony con los que uno puede estrenar la PS5. Y lo cierto es que está realmente bien.

Creo que antes de seguir hay que dejar una cosa clara: este Sackboy: Una aventura a lo grande no es un LittleBigPlanet. El universo creado por Media Molecule en su momento era muy ambicioso. Su planteamiento pasaba por un juego de plataformas con un altísimo componente creativo. De hecho, si nos ponemos un poco así, incluso se podría llegar a entender justo al revés: como una plataforma de creación que, además, incluía un puñado de niveles hechos por el estudio de desarrollo. Más tarde llevarían esa idea al extremo en Dreams, el testigo de la saga protagonizada por Sackboy se lo pasaron a Sumo Digital en LittleBigPlanet 3.

La idea con LBP era no sólo que los jugadores disfrutaran dando saltos, desvelando secretos y resolviendo pequeños puzzles, sino generar una comunidad alrededor del juego que lo fuera nutriendo durante años con sus propias creaciones. Sackboy: Una aventura a lo grande no es eso en absoluto. Es un juego de plataformas, ni más ni menos.

Un muy buen juego de plataformas, como decía al principio. No quiere inventar nada, pero tampoco lo necesita porque la verdad es que lo que hace, lo hace muy bien. Allá donde fallaba LittleBigPlanet, que por muchos premios que ganara y muy buena recepción que tuviera adolecía de unos controles más imprecisos de lo esperado en un título de su estilo, Sackboy: Una aventura a lo grande se presenta como un título sólido como una roca.

Sackboy: Una aventura a lo grande. Historia simpática y mecánicas a prueba de balas

La historia de Sackboy: Una aventura a lo grande no es su principal fuerte, aunque tampoco molesta. Nos podrían haber soltado los niveles sin más excusas y el juego habría funcionado igual, pero en Sumo Digital han aprovechado la ocasión para colar a una serie de personajes de lo más variopintos que nos dejan con diálogos agradables salpicados de chascarrillos.

No hay demasiado que contar. Básicamente el mundo donde viven Sackboy y sus semejantes estaba bien tranquilo hasta que aparece Vex, el malo de turno, con ganas de destruirlo todo. Y allá que nos vamos con el muñeco a chafarle su plan de dominación mundial. Nada nuevo, como decía, pero los personajes que van guiando al improbable protagonista son graciosos y uno se alegra de verlos de vez en cuando.

Donde sí luce Sackboy: Una aventura a lo grande es en sus mecánicas. Saltar, golpear, esquivar y coger objetos son las acciones básicas que nos van a acompañar durante toda la aventura. Se van introduciendo armas y objetos distintos, pero principalmente se trata de recoger el máximo de orbes de cada nivel saltando, esquivando y golpeando.

Cabe apuntar que Sumo Digital le ha sacado bastante partido a las nuevas funcionalidades del DualSense. La vibración háptica permite notar determinadas sensaciones de forma más precisa que la vibración estándar, mientras que los gatillos adaptativos ajustan su resistencia en función de la ocasión. Un ejemplo: levantar a un enemigo pequeño para lanzarlo no activa nada, pero coger un objeto pesado sube la resistencia casi al máximo. No está tan pulido ni han aprovechado estas opciones al máximo como sí sucede en Astro's Playroom, un juego que ha sido concebido para eso específicamente, pero no está nada mal.

Sackboy

El secreto aquí es que la cámara no es libre. No tenemos la opción de moverlaa nuestro antojo para escoger ángulo, pero Sumo Digital lo ha hecho todo tan bien que no es necesario. Los ángulos de cámara siempre son los que necesitamos y el control de Sackboy es preciso. Da mucho gustico cuando un plataformas está bien acabado y ofrece un control exquisito.

Ojo, que el juego tenga unas mecánicas tan sencillas no le quita ni un ápice de desafío llegado el momento. No sólo porque a medida que se van desbloqueando nuevos niveles y mundos aumenta un poco la dificultad (un poco, tranquilos que no hay nada aquí que se convierta en imposible), sino por las pruebas separadas de los niveles normales donde la cosa sí se pone cuesta arriba.

Al final Sackboy: Una aventura a lo grande es un juego con dos públicos claros: los amantes de los plataformas y los completistas. Al que le guste un buen juego plataformero para pasar unos ratos divertidos sin más se lo va a pasar en grande, y al que, además, le chifle lo de tener que escudriñar cada nivel para encontrar todos sus secretos, también.

No diría que es un juego infantil, pese a que su aspecto y sus cucamonadas puedan dar esa impresión, pero evidentemente la chavalada va a encontrar aquí un buen sitio donde pasar unas horas de entretenimiento.

Buen diseño de niveles

A todo lo bueno que hemos comentado hasta ahora, desde las mecánicas hasta el control, hay que sumarle un diseño de niveles más que decente. Los primeros son sencillos y puede parecer que aquí hay poco que rascar, pero lo cierto es que a medida que avanza el juego van saliendo a la luz auténticas locuras que da gusto jugar.

Sackboy

Cada nivel tiene un buen puñado de orbes de distintos tipos que hay que recoger, además de unos cascabeles especiales que se usarán como moneda de cambio para comprar trajes y otros objetos cosméticos, y uno de estos tipos de orbes, los azules, son necesarios porque nos permitirán desbloquear los caminos que llevan a zonas nuevas. Pues bien, casi siempre hay al menos uno de estos orbes azules especialmente escondido en cada nivel. Con los más sencillos de recoger bastará para ir abriendo los caminos bloqueados, no hay que preocuparse por ello, es más por el tema coleccionismo. También hay orbes que esconden partes de trajes que luego podremos comprar si los recogemos y otros con pegatinas que se irán añadiendo a un álbum.

Sackboy

Sackboy: Una aventura a lo grande se puede jugar en solitario o en compañía de hasta tres jugadores más. El multijugador online llegará más adelante y el local no he tenido la ocasión de probarlo, lamentablemente. La cosa es que los niveles se pueden jugar en cooperativo, pero además hay unos niveles específicos para ello que no se pueden jugar en solitario. No es que sean más difíciles, es que el juego no permite entrar en ellos si vamos solos. Son pocos, no hay de qué preocuparse si no tenemos a nadie porque el juego se puede disfrutar perfectamente en solitario.

Sobre los niveles diré una cosa más: algunos de ellos incluyen temas musicales de artistas conocidos, como por ejemplo Bruno Mars, y las plataformas y todo lo que hay en movimiento en cada uno de ellos va sincronizado de una forma u otra al ritmo de estas canciones. De verdad, el buen rollo que pueden llegar a generar estos niveles se agradece muchísimo. Y a mí me gusta especialmente cuando un juego es capaz de hacerme sonreír.

La opinión de VidaExtra

Necesitamos más juegos que den buen rollo. Siempre, pero especialmente cuando pasamos por momentos difíciles tanto a nivel personal como global. Estamos en uno de esos momentos y Sackboy: Una aventura a lo grande es ese tipo de juego al que es fácil darle las gracias por hacernos sentir mejor, simplemente.

Sackboy

No lo he comentado antes, pero además de contar con un buen diseño de niveles, el apartado artístico es maravilloso. Desde las paletas de colores usadas y el aspecto de los materiales que forman las paredes y los suelos hasta el diseño de los personajes y los bichos que pueblan cada nivel. Y en una PS5, a 4K y 60fps, luce de fábula.

Tengo la sensación de que Sackboy: Una aventura a lo grande estaba pasando bajo el radar, escondido entre las propias consolas nuevas y los lanzamientos más gordos que se llevan toda la atención, y ha resultado un buen juego. Y honesto: promete plataformas y diversión y es lo que ofrece, ni más ni menos. Si os gusta el género, e incluso si no os gusta pero tenéis pequeños en casa, es una opción genial para pasar unos muy buenos ratos.

Sackboy: Una aventura a lo grande

Sackboy: Una aventura a lo grande

Plataformas PS4, PS5 (versión analizada)
Multijugador Sí, local y online (no disponible en lanzamiento)
Desarrollador Sumo Digital
Compañía Sony Interactive Entertainment
Lanzamiento 12 de noviembre de 2020
Precio 64,90 euros

Lo mejor

  • El buen rollo que desprende
  • Un control exquisito
  • Viene doblado y subtitulado al castellano, ideal para los más peques

Lo peor

  • Por ponerle una pega, la historia es lo que más flojea

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios