Publicidad

Retroanálisis de Shock Troopers, el gran rival del MERCS de Capcom que sacó SNK en 1997
Análisis

Retroanálisis de Shock Troopers, el gran rival del MERCS de Capcom que sacó SNK en 1997

Aprovechando que entre las últimas incorporaciones de Prime Gaming al catálogo de SNK se encuentra Shock Troopers, nos apetece recordar este clásico tardío de la Neo Geo que desarrolló el no muy prolífico estudio Saurus, acostumbrado a conversiones del gigante nipón, como el World Heroes 2 de ADK para SNES.

Lanzado al mercado en 1997, estábamos ante el típico run & gun en la línea del mítico MERCS de Capcom de 1990. De hecho, el primer semi-jefe de la zona montañosa era un calco de aquella secuela de Wolf of the Battlefield. Ahora bien, la duda es evidente: ¿se notaron los siete años de diferencia entre ambos?

Otro gran clásico de la etapa de recreativas

Shock Troopers

En esta clase de juegos la historia siempre ha sido lo de menos: hay que disparar sin hacer preguntas. Ni siquiera hay que rescatar a nadie durante toda la partida, pese a que nuestro objetivo sea dar caza al grupo terrorista Bloody Scorpions, que tiene prisioneros al Doctor George y su nieta, Cecilia. Que estos villanos estén creando supersoldados mediante una droga, sirve como excusa para matarlos.

Lo llamativo del asunto es que, por encima de otros run & gun, como Metal Slug (con scroll lateral), su número de personajes a elegir abrumaba bastante, al asemejarse más al de los juegos de lucha. Porque había hasta ¡ocho soldados!

Había leves diferencias entre todos ellos, en cualquier caso, a excepción de la "bomba" disponible para sacarnos de algún apuro. Desde granadas hasta lanzacohetes, cócteles molotov o un gas venenoso, todas tenían un gran poder ofensivo y un uso extremadamente limitado. La otra diferencia radicaba en la velocidad a la que se movían esos personajes y vagamente el tipo de disparo.

Sí que tenía otra peculiaridad frente a esta clase de juegos, puesto que nos permitía jugar controlando a un solo personaje, como si fuésemos un lobo solitario, o bien alternar entre tres soldados distintos. Ahora bien, esto tenía sus pros y sus contras, lógicamente. Jugando con uno, teníamos más bombas y más bonificaciones para la vida, mientras que jugando con tres soldados, las bombas no se compartían y al final la suma era mayor. Pero su vida sí que se compartía.

Shock Troopers, el alumno aventajado de MERCS

Shock Troopers

Shock Troopers tenía otro detalle bastante llamativo, puesto que podíamos escoger entre tres regiones distintas para iniciar la historia, hasta concluir en ese núcleo central del mapa. Y variaba bastante cada tramo, no solamente en lo relacionado al entorno, sino también a la propia pantalla en sí, con partes en vehículo prácticamente cerradas, otras de escalada por una montaña...

Toda esa variedad le aportaba frescura, pese a que, por ejemplo, a la hora de subir por una escalera, la movilidad se redujese bastante por culpa de un salto para esquivar un tanto limitado. Pero al menos en tierra ese mismo botón (para rodar) sí que se volvía más útil para esquivar buena parte de las balas que soltaba el enemigo. ¿Y la gran diferencia? Que las bombas que lanzábamos no disipaban las balas del rival ni nos protegían de los disparos, al contrario que los shoot 'em up.

Obviamente, a lo largo de las siete fases de las que constaba el juego (sin contar las distintas rutas) podíamos conseguir armas más poderosas con munición limitada, desde una "Heavy" que recordaba a la del citado Metal Slug (hasta había algunos sonidos similares) hasta otra bastante potente que respondía al nombre de Buster. Lo curioso es que también podíamos acuchillar a los enemigos si estaban a menos de un metro, regalándonos gemas con las que engordar el marcador de puntos ostensiblemente. Y además era un juego bastante gore.

Desde amputaciones hasta (literalmente) explosiones enteras de un cuerpo si nos cebábamos con las balas, Shock Troopers no se cortaba con la sangre ni con las muertes. Y lógicamente, SNK no tardó en desaprovechar el tirón de un juego que no tenía nada que envidiar a la clásica saga de Capcom, lanzando justo al año siguiente su secuela, aunque sin conexión alguna con la primera entrega.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

, es de esa clase de arcades que siempre apetece revisitar sin comerse el tarro durante media hora. La pena es que Shock Troopers no haya tenido más continuidad aparte de Shock Troopers: 2nd Squad en 1998. Aunque al menos sí que se han reeditado los dos en la generación actual, que es muy de agradecer.

Shock Troopers

Shock Troopers

Plataformas Arcade (versión analizada), Neo Geo, Steam, PS4, Nintendo Switch, Xbox One...
Multijugador Sí, local (dos jugadores)
Desarrollador Saurus
Compañía SNK
Lanzamiento 1997
Precio 7,99 euros

Lo mejor

  • Distintas rutas a escoger para su historia
  • Gran variedad de soldados disponibles
  • Un arcade de la vieja escuela

Lo peor

  • Algunas ralentizaciones puntuales
  • Los rebotes contra los enemigos eran molestos
  • La BSO era machacona y poco inspirada

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios