Análisis de TOHU, una aventura gráfica point & click que te cautivará con su bello universo
Análisis

Análisis de TOHU, una aventura gráfica point & click que te cautivará con su bello universo

Hay juegos que inevitablemente pasan desapercibidos hasta que se acerca su lanzamiento, o incluso después. En mi caso, no recuerdo cuándo vi por primera vez TOHU, pero sí sé que fui postergando probar su demo hasta que fue demasiado tarde. Lo bueno es que estos días he podido jugar a su versión final.

Obra de Fireart Games, es su primer trabajo "serio" tras Spirit Roots, originario de dispositivos móviles, estando en esta ocasión ante una aventura gráfica point & click a medio camino entre las mecánicas añejas y las nuevas, donde recuerda inevitablemente al genial Machinarium, el mejor piropo que se le puede echar.

Érase una vez... un universo lleno de planetas pez

TOHU

TOHU es precioso a rabiar. Su universo es pura fantasía, con escenarios cuidados hasta el más mínimo detalle, pudiendo interactuar con seres diminutos con los que no haremos nada para avanzar en la trama, sino tan solo disfrutar con sus animaciones o, en unos pocos casos, desbloquear una galería de coleccionables.

Ambientado en un universo plagado de planetas con forma de pez, como si de "El Darius de las aventuras gráficas" se tratase, nuestra tarea será reparar el Motor Sagrado de nuestro hogar, al desestabilizar la armonía en el resto de mundos.

La protagonista de esta historia es una simpática niña que tiene la capacidad de transformarse en su alter ego mecánico, apodado Cubus. Y la gracia es que cada uno cuenta con diferencias. Por ejemplo, Cubus es capaz de coger objetos pesados y manipularlos para resolver puzles menos "sesudos", mientras que la niña, aparte de poder charlar con los habitantes, puede saltar en ciertas zonas.

TOHU

TOHU no es una aventura donde haya que dialogar demasiado, de todas formas. Es más bien parca en palabras, contando lo justo y jugando más con los dibujos, a modo de pistas. Tampoco es una aventura en la que haya que gestionar el inventario, inspeccionando como en las clásicas del género, sino que es más bien de interactuar de modo más directo con lo que haya o guardemos para luego.

Por mucho parecido que pueda haber con Machinarium, Fireart Games se ha alejado de otras propuestas de Amanita Design, donde se hacía más énfasis a controlar hasta el milímetro cada píxel de lo que veíamos en pantalla para encontrar un punto en el que interactuar, visto igualmente en el reivindicable y menos popular Mr. Shadow, de un estudio español. En TOHU habrá que prestar atención al entorno, sí, pero siguiendo una lógica alejada del surrealismo.

Esto no significa que no vaya a haber fantasía de por medio, porque la habrá. De hecho, la nave de la protagonista se verá impulsada por unos insectos... viajando por el resto de la galaxia para seguir con nuestra misión por otros planetas pez.

En la variedad radica el buen gusto por TOHU

TOHU

Cada planeta es un mundo, nunca mejor dicho. A pesar de compartir entornos muy vivos, con mucho animal pululando, tanto en primer como en segundo plano, el estilo va variando, pero siempre dentro de localizaciones que veremos de un plumazo, con salas conectadas que le darán mayor profundidad... y también para acrecentar el reto de algunos puzles con más variables a tener en cuenta.

Esta clase de rompecabezas son bastante llamativos, porque no se limitan al "coge este objeto y úsalo aquí", sino que nos toparemos en ciertas ocasiones con elementos que habrá que manipular, hacer uso de la puntería o con secciones a modo de Quick-Time Event, donde actuar rápido sin estar quietos todo el rato.

No es una aventura compleja, al poder deducirse la gran mayoría de acciones a poco que prestemos un poco de atención sobre nuestro entorno, pero sí que en ciertos tramos guiar el puntero con un mando resulta menos eficaz e inmediato que un ratón (disponible en la versión para PC, obviamente). Ahora bien, hay unos atajos con mando, como para transformarnos en Cubus o acceder al inventario.

TOHU

Esto no evita que a veces sea demasiado rígido con el movimiento de ciertas acciones, al no poder desplazarnos libremente, sino a puntos concretos del mapeado (donde aparezca el símbolo de unos pies andando), o por mostrar las simpáticas animaciones de sus protagonistas. Y eso que a veces ni hará falta estar a menos de un metro de un objeto para interactuar con él. Sin ir más lejos, la niña a veces usará un artilugio o tirará piedras para darle variedad al asunto.

¿Y qué pasa si nos atascamos? Tal y como sucede en otros clásicos del género, aquí tendremos un apartado de pistas, que mostrará la solución con unas viñetas tras superar un breve QTE. No llegan al nivel de detalle de Machinarium, pero en más de una ocasión, aunque sepamos la solución, merece la pena verlas.

Lo que está claro es que estamos ante una aventura que atrapa sin remedio y que se disfruta de principio a fin, respaldada a su vez por un gran trabajo por parte de Christopher Larkin para su banda sonora, el mismo compositor de Hollow Knight.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, TOHU es una aventura recomendable para los fans de Machinarium y resto de point & click de ese estilo. Bajo un aspecto inocente se esconde un producto muy cuidado y con un encanto al que es difícil resistirse. Es de esa clase de títulos que llegan sin hacer ruido pero que te acaban dibujando una sonrisa.

TOHU

TOHU

Plataformas Nintendo Switch, PS4, Steam, Xbox One (versión analizada) y Google Stadia
Multijugador No
Desarrollador Fireart Games
Compañía The Irregular Corporation
Lanzamiento 28 de enero de 2021
Precio 12,99 euros

Lo mejor

  • Visualmente es toda una delicia
  • Derrocha simpatía y sentido del humor
  • La originalidad de algunos puzles
  • Buena BSO a cargo de Larkin

Lo peor

  • No poder movernos libremente
  • Controlar el puntero con el mando

Temas
Comentarios cerrados
Inicio