Compartir
Publicidad
Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes. La nueva gamberrada de Suda51 es también su más disparatada genialidad
Análisis

Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes. La nueva gamberrada de Suda51 es también su más disparatada genialidad

Publicidad
Publicidad

Si viniste hasta aquí buscando, cómo yo, una tercera entrega numerada de No More Heroes, me temo que Travis Strikes Again nos lleva a otra dirección. Una que, en la práctica y de manera muy acertada, continúa su filosofía al tiempo que deconstruye la experiencia original sin caer en el error de tomarse en serio a sí misma. Y lo hace muy bien.

De hecho, lo que se nos pone por delante es una idea que -desde luego- no puede ser más simple: recorrer siete juegos de punta a punta con nuestra beam katana en mano. Si Goichi Suda se considera el Tarantino de los videojuegos, este sería su particular Grindhouse: sin la misma ambición de otras producciones, pero rebosante de identidad propia.

En muchos aspectos un hack'n slash de corte clásico que, como título de acción, casi podría catalogarse de manual. Pero dicen que el diablo se esconde en los pequeños detalles y Travis Strikes Again: No More Heroes brilla con luz propia en su manera de darle forma y contexto al conjunto.

Porque, como adelanta el título, Travis está de vuelta y no solo no ha perdido su toque, sino que -pese a tratarse de su debut en Switch- demuestra que en la consola de Nintendo está en su salsa.

Acción intensa y simple, pero un fondo muy elaborado

La premisa que nos propone Travis Strikes Again: No More Heroes la hemos visto en infinidad de ocasiones. Como en aquel Comix Zone de Mega Drive, nuestro protagonista se verá arrastrado a diferentes mundos, esta vez inspirados en videojuegos creados para la ocasión. Eso sí, en la mayoría de ellos hay denominadores comunes: batallas frenéticas, jefazos con su propia historia y (por supuesto) una barbaridad de coleccionables.

Travis Strikes Again deconstruye la experiencia original sin caer en el error de tomarse en serio a sí misma. Y lo hace muy bien.

Si jugaste a Star Wars: Jedi Power Battles, el sistema no se desmarca demasiado: dos clases de ataques, esquives y rodamientos , y saltos en enormes escenarios en los que deberemos limpiar la zona de enemigos antes de avanzar. Suda nunca ha tenido reparos en añadir lo que más le fascina a sus juegos, llevando esos elementos a su terreno.

Eso sí, no se trata de mini-juegos ni de experiencias que sepan a poco. Cada uno de los siete títulos a los que tendremos acceso , se sostienen con una duración más que satisfactoria, unos puntos de control y salvados muy bien calculados y una dificultad que podremos ajustar al gusto, sin que se nos regalen los progresos.

1

Existe una hub que no estará disponible hasta que superemos el primero de los mundos, y será necesario desbloquear cada juego por separado. Un elemento común más dentro de los juegos de acción, pero también un acierto absoluto, ya que Travis Strikes Again puede tener el aspecto de comida rápida, pero es un plato contundente y que merece la pena saborear.

Saciando al friki que todos llevamos dentro

Como en la saga principal, Travis Strikes Again: No More Heroes está colmado de referencias. guiños muy descarados a Terminator o a The Legend of Zelda e incluso sus propios diálogos, brillantemente localizados al español, vienen cargados con dobles sentidos o rupturas de la cuarta pared como si fuera un cómic de Deadpool.

1

Que sean siete juegos da a Grasshopper la posibilidad de explorar nuevas mecánicas que parten de la experiencia principal y añadir variaciones interesantes. Quizás no tengamos la impresión de que cada título es una experiencia nueva, pero -desde luego- se esquiva el mayor de los males entre los beat'em ups: el punto en el que el proceso de avance se convierte en rutina.

El sistema de control es simple y, al igual que en el referido Star Wars: Jedi Power Battles tendremos acceso a subidas de nivel, así como a desplegar habilidades especiales, las cuales podremos alternar y asignar al gusto.

1

Pero el as en la manga de Suda es aprovechar los Joy Con. Solo necesitaremos uno para superar el juego (aunque podemos jugar en portátil o con los mandos pro) pero compartirlos y usarlos como katanas es un acierto más.

¿Y en cuestión de desbloqueables y secretos? Encontraremos camisetas con el logotipo de una barbaridad de títulos indie que podremos paga con las monedas que aparecen en el juego, pero también paginas de revistas de videojuegos retro entre cuyas páginas también se nos darán consejos, trucos y hasta códigos secretos.

1

Travis Strikes Again: No More Heroes fue uno de los primeros juegos anunciados para Nintendo Switch en aquella presentación de 2017, y pese a que no descubre la pólvora, está rebosante de detalles frikis, personajes resultones y todos esos elementos que hacen que un otaku se sienta en casa. Y tanto Travis como el propio Suda son tremendamente otakus.

Travis Strikes Again: No More Heroes, una locura que sabe mejor a dos Joy Cons

En lo visual, Travis Strikes Again hace un uso muy descarado del motor Unreal (entre otras cosas porque lo publicita en el juego y a base de camisetas) y pese a que no lo exprime al máximo, consigue que los personajes, los diseños y los diferentes mundos tangan ese toque a caballo entre el cómic y el manga que vimos en Marvel vs. Capcom 3.

¿El punto flaco? La banda sonora del juego es irregular y en muchos niveles muy redundante. Si bien tiene elementos geniales y cada juego tiene su propia estética (incluso hay escenas reales intercaladas en la historia) su apartado musical no está totalmente en sintonía con el conjunto. Una lástima.

1

Sin embargo, más allá de su aventura principal y su generosa rejugabilidad, nos topamos con un multijugador que termina de confirmar lo que ya se esperaba desde sus primeros gameplays: Suda recupera con maestría el multijugador de los hack'n slash de la era de los 32 bits. Y a su propuesta le sienta de maravilla.

En cualquier momento un segundo jugador se puede unir a nosotros. Es tan sencillo como coger el segundo Joy Con y empezar a dar espadazos. Y no te tienes que aprender largas cadenas de combos para disfrutarlo: como dijimos antes, atacar, esquivar y saltar, con la opción de usar habilidades especiales.

Mucho más que un añadido extra sin que sea un condicionante para degustar en propiedad lo que ofrece la experiencia single player. Y que, a título personal, me ha devuelto esas maratonianas tardes y noches de risas y diversión repartiendo estopa con mi hermano.

1

Sin complicaciones, pero con el suficiente contenido para que nos interesemos por lo que está pasando con cada nuevo avance de la historia y esperemos con ilusión el nuevo e ingenioso chascarrillo con el que Travis nos recuerda que los juegos son principalmente para disfrutarlos.

Travis Strikes Again puede tener el aspecto de comida rápida, pero es un plato contundente y que merece la pena saborear.

En lo jugable Travis Strikes Again: No More Heroes ofrece mucho más de lo que parece a simple vista. Y pese a ser un spin-off de una saga por la que tengo debilidad, no es un título menor, sino el reencuentro con el canalla de travis y, a la vez, con un estilo de juego clásico que además se disfruta más a dos jugadores y le sienta de maravilla a los Joy Cons.

https://i.blogs.es/c3c06e/81y38dz71zl._sl1500_/450_1000.jpg

Travis Strikes Again: No More Heroes

Plataformas Nintendo Switch
Multijugador
Desarrollador Grasshopper Manufacture
Compañía Nintendo
Lanzamiento 18 de enero de 2019
Precio 34,90 euros

Lo mejor

  • Un título de acción macarra y colmado de guiños
  • El multijugador consigue ser uno de sus elementos estrella
  • El regreso de un Travis por el que no pasa el tiempo

Lo peor

  • Algunas conversaciones son larguísimas, aunque siempre está la opción de saltarselas
  • Algunos de los temas de su B.S.O. son realmente monótonos y redundantes. Una lástima

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio