Publicidad

Análisis de Turrican Flashback, la nostálgica colección de la clásica saga surgida en Commodore 64 como alternativa a Metroid
Análisis

Análisis de Turrican Flashback, la nostálgica colección de la clásica saga surgida en Commodore 64 como alternativa a Metroid

Si tuviese que hablar de las escenas de introducción que más me han marcado en la historia de los videojuegos, un puesto especial está reservado, sin duda, para la impactante cinemática de Turrican II: The Final Fight en Amiga 500, no solamente por la calidad de los dibujos, sino sobre todo por esa fantástica banda sonora que creó Chris Huelsbeck, uno de mis compositores favoritos de aquella época.

Lógicamente, siendo amiguero, guardo buen recuerdo de la trilogía de Turrican y tenía muchas ganas de probar este Turrican Flashback, la colección "definitiva" de esta saga creada por Rainbow Arts y Factor 5 en 1990. Pero, ¿aguanta el tipo?

Cuatro Turrican entre Amiga y consolas de 16-bits

Turrican Flashback

1986 nos brindó juegazos, entre ellos Metroid. Y claro, un videojuego así acabó marcando tendencia, hasta el punto de bautizar (junto con los Castlevania modernos) todo un género como es el de los metroidvania. Sin embargo, Manfred Trenz no se fijó en esa forma de progresar por el mapeado a la hora de crear Turrican, sino que cogió pinceladas de la obra de Nintendo, como la posibilidad de convertirnos en bola, pero sin restarle importancia a la acción o la exploración.

El primer Turrican fue un éxito, tanto en Commodore 64 como en Amiga 500 (versión incluida en este Flashback), sentando las bases de lo que vendría después, con una secuela en 1991 que, en lo personal, me sigue pareciendo la entrega más atractiva de toda la saga. Si bien el primer clásico de 1990 hoy en día resulta mejorable en ciertos aspectos, como unos fondos del escenario vacíos o no poder matar a los enemigos "seta" saltando sobre ellos, sí que sigue siendo un juego que requiere perseverancia y buena memoria visual para completar sus múltiples fases, puesto que la exploración es muy libre y hay secretos por todas partes. Y esto último se acrecentó a lo bestia en su secuela. Porque no hay mapa.

Ambos son run & gun atípicos, lejos del espíritu arcade de las recreativas, en parte por ese énfasis en la exploración y el miedo a caerse en un precipicio por algunos saltos de fe. Son, además, muy versátiles, gracias a la variedad de armas a obtener, donde no falta una con bolas que rebotan, o el siempre socorrido láser que podemos dirigir (estando quietos) en 360 grados. En la actualidad se les puede achacar un diseño de niveles un tanto confuso en ciertas secciones, o unos jefes mejorables por la escasez de patrones de ataque, pero no se le puede poner ninguna pega a lo que significaron en su momento y el valor histórico de sus BSO.

Sorprende, en cierto modo, que esta colección tan solo se ciña al primer volumen de la completísima antología anunciada por Factor 5 y Strictly Limited el año pasado, lo que significa que este Turrican Flashback tan solo incluye estos cuatro:

  • Turrican (Amiga 500, 1990)
  • Turrican II: The Final Fight (Amiga 500, 1991)
  • Mega Turrican (Mega Drive, 1994)
  • Super Turrican (Super Nintendo, 1993)

Una colección que rescata una saga casi olvidada

Turrican Flashback

Mega Turrican es el equivalente al Turrican 3 de Amiga 500, donde se sustituyó el uso del láser por un gancho (Plasma Rope) que nos permitía agarrarnos al techo y balancearnos. El problema es que para ello había que usarlo estando quietos, al no funcionar saltando, lo que hoy en día resulta chocante. Eso sí, a nivel técnico, sigue siendo una gozada por la gran cantidad de detalles, tanto en primer como segundo plano. Y a estas alturas no resulta un inconveniente que sea de los juegos más lineales de la saga, con menos exploración y secretos a descubrir.

Super Turrican también supuso otro cambio, principalmente por el uso del llamado Freeze Beam, donde congelábamos al rival. A nivel estético está a medio camino entre la trilogía principal, al igual que de cara a la exploración. Resulta interesante en contraste con los primeros, de desarrollo más clásico y complejo. Y aquí conviene recordar al mayor sucesor espiritual, el reciente Gunlord de NGDEV.

¿Y qué hay de las funciones extra de Turrican Flashback? Para empezar, cada juego cuenta con dos modos: estándar y Trophy Challenge. En este último (para conseguir trofeos en PS4) están deshabilitadas las opciones de rebobinar y guardar partida que sí tiene el modo estándar, por lo que conserva la dificultad de los originales. Y lógicamente, en Trophy Challenge también están desactivados los trucos que sí tiene como opcionales el modo estándar. Además, las ranuras de guardado en este último ascienden hasta seis, pudiendo guardar y cargar estados cómodamente, acompañados de una captura con fecha para ver el punto exacto.

En cuanto al nivel de personalización, a parte de poder programar todos los botones para una acción en concreto, no faltan los típicos filtros de estos clásicos remasterizados, controlando el tamaño de la pantalla, el suavizado o la nitidez de los colores. Sí se echa en falta un mayor cuidado de cara a la historia de Turrican, al no haber extras como galería de arte o un jukebox con sus canciones, tan solo una pequeña descripción introductoria para cada juego, a modo de resumen.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, Turrican Flashback no es la colección definitiva de Turrican, pero casi. Tendría que haber aglutinado los dos volúmenes de Turrican Anthology, donde faltan Turrican 3 de Amiga 500 o Super Turrican 2 de Super Nintendo, pero en cualquier caso no deja de ser una colección indispensable para los que mamaron los inicios de esta saga surgida en Commodore 64. Y sobre todo por degustar su banda sonora, en especial la de la secuela, que es una delicia.

Turrican Flashback

Turrican Flashback

Plataformas PS4 (versión analizada) y Nintendo Switch
Multijugador No
Desarrollador Factor 5
Compañía ININ Games
Lanzamiento 29 de enero de 2021
Precio 26,99 euros

Lo mejor

  • Cuatro clásicos de Turrican en un lote
  • El estilo que propuso cada entrega
  • La banda sonora de Chris Huelsbeck

Lo peor

  • Se echan en falta extras sobre la saga...
  • Y el resto del volumen 2 de la antología
  • El diseño laberíntico de algunos niveles

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio