Compartir
Publicidad
Análisis de V-Rally 4: 16 años de angustiosa espera por el V-Rally más completo hasta la fecha
Análisis

Análisis de V-Rally 4: 16 años de angustiosa espera por el V-Rally más completo hasta la fecha

Publicidad
Publicidad

Había muchas ganas de volver a 'V-Rally', no en vano es una saga de conducción que ha estado 16 años de parón, y cuyo nacimiento se produjo hace la friolera de 21 años, dando como resultado tan solo tres entregas desde 1997.

De 'V-Rally 4' ya no se ha encargado ni Infogrames ni Eden Games, sino Kylotonn Racing Games, artífice de los últimos 'WRC', entre otros títulos de conducción, y por lo tanto han cambiado muchas cosas respecto al original. Pero lo que es evidente es que estamos ante el 'V-Rally' más completo hasta la fecha.

El TOCA de V-Rally, según Kylotonn

060918 Vrally4 Review 01

'V-Rally 4' no es un simple juego de rallies, sino que ahora engloba mucho más. Salvando las distancias, se podría decir que ha adoptado el espíritu de los 'TOCA' de Codemasters, reconocida por su representación de múltiples modalidades.

Kylotonn no ha sido tan ambicioso, pero sí que nos topamos con un juego que destaca de entrada por su gran variedad de modos de juegos, con estilos totalmente diferenciados. Porque hay mucho más aparte del rally clásico.

  • Rally: la modalidad cronometrada de toda la vida y donde nuestro copiloto nos dará indicaciones en todo momento (en perfecto español) de todo lo que nos vayamos a topar en la carretera
  • V-Rally Cross: un circuito cerrado donde competiremos contra otros corredores (y los veremos en todo momento, pudiendo chocar contra ellos) que contará con la peculiaridad de la vuelta "Joker"
  • Hillclimb: una variación del rally, salvo que aquí contaremos con un bólido de lujo ultra-rápido y tendremos que subir distintas montañas con un montón de curvas
  • Buggy: otro circuito cerrado rodeado de más competidores, salvo que aquí pilotaremos buggies (cómo no) y sobre mucha tierra, abundando las rampas por el camino
  • Extreme-Khana: el modo más extremo de todos, ya que no habrá indicación de ningún tipo y donde nos toparemos con trazados de montaña (en circuito cerrado, pero mucho más extenso) con desniveles importantes

Cada modo hace que 'V-Rally 4' sea una experiencia completamente distinta, y en todas ellas se muestra como un título bastante consistente. Ahora bien, muy alejado de esa vertiente casi arcade (pese a que en el fondo fuese un simulador, pero sin la fidelidad de los Colin McRae de la época) del primer 'V-Rally', donde, eso sí, al mínimo volteo nos podíamos de dar de bruces contra cualquier obstáculo... o salir volando. 'V-Rally 4' apuesta mucho más por la simulación.

Cinco experiencias distintas en V-Rally 4...

060918 Vrally4 Review 02

Pese a que haya echado en falta más información relativa a los competidores dentro del modo clásico de rally (no sabremos el puesto hasta llegar a la meta), salvo cuando esos competidores sean de carne y hueso (sí, aquí aparte del modo online, regresa el modo a pantalla partida, aunque tan solo para dos jugadores y con división vertical), la experiencia es bastante satisfactoria y tanto en este modo como en el resto, podemos ajustar un montón de parámetros del reglaje.

Desde el principio, como viene siendo habitual en los juegos de carreras, se nos preguntará si queremos algún tipo de asistencia (ABS y ASR), al igual que el nivel de los rivales, sin embargo después podremos trastear con las distintas partes del vehículo, según las necesidades del suelo de cada circuito, porque a veces se combinarán distintos tipos, como asfalto, grava, etc. Y el paso de uno a otro se nota una barbaridad, de ahí que no esté de más echarle un vistazo a relación de la caja de cambios, la altura de los dos chasis, la resistencia de ambos muelles, la compresión del par de amortiguadores, al igual que su rebote, o ya el reparto de frenada. El juego, en cualquier caso, nos lo irá explicando si andamos perdidos.

De hecho cuenta con bastante información, también en relación a todos y cada uno de los más de 50 vehículos disponibles, para conocer un poco de su historia y características principales. Todo ello arropado por un modo Carrera desde el que ir poco a poco, con lo mínimo, e ir progresando por las distintas modalidades.

Aquí no me ha gustado, en cualquier caso, ciertas incongruencias de su diseño, especialmente al principio, con errores flagrantes que nos impedirán avanzar si no escojemos un tipo específico de coche. Intenté varias veces comprar uno específico de V-Rally, pero el juego me acabó obligando a comprar uno de V-Rally Cross, pese a que me había dicho que podía comprar cualquiera de los dos. Además, el progreso de la Campaña se guarda de formas un tanto caprichosas.

Aunque no brille de igual forma en cada una

060918 Vrally4 Review 03

En la propia Campaña no solamente habrá que preocuparse de competir, escogiendo qué competición nos interesa más en ese momento, sino que también habrá que gestionar el equipo. Desde buscar un patrocinador para cumplir desafíos y ganar más pasta, hasta contratar a investigadores y mecánicos para mejorar los parámetros de nuestro bólido a medida que conducimos.

Es una buena forma, en cualquier caso, de descubrir el potencial de 'V-Rally 4', ya que desde aquí también podremos ir desbloqueando el resto de vehículos, de los cuáles habrá muchos nombres conocidos, siendo bastante curiosa la información que se nos dará de cada uno de ellos, como que el Rally de Monte Carlo de 1964 lo ganó Paddy Hopkirk con un Mini Cooper, y eso que era un bólido humilde.

También contamos con la opción de ir directamente a Partida Rápida, ya que ahí están desbloqueados todos los modos de juego, o bien optar por el modo online, para ir más a nuestro aire y no estar pendientes de pagar escrupulosamente, cada semana, a nuestro equipo y controlar bien el salario total. Pero nos perderíamos la satisfacción de pilotar bólidos más exigentes al principio, más propensos a perder el control en las curvas, y ver cómo vamos corrigiendo estas imperfecciones poco a poco, no solamente con las mejoras que iremos desbloqueando, sino también a base de comprar vehículos mejores, hasta el punto de arriesgar más en las curvas.

Resulta muy interesante, además, contar con esa variedad de modos, aunque 'V-Rally 4' no brille con la misma fuerza en cada uno de ellos. Si bien en V-Rally Cross esa vuelta comodín (deberemos tomar un desvío en cada carrera, pero nosotros decidiremos en qué vuelta será) le aporta un toque original, a veces puede resultar confuso cada vez que pasemos por ese tramo. Igual que con Extreme-Khana, al ir muy a ciegas. Aunque también es la exigencia que buscaba Kylotonn Games.

De todas formas, V-Rally y muy especialmente Hillclimb, son los modos de corte clásico que más satisfarán a los puristas de los juegos de rallies, al ir del punto A al B en una lucha intensa contra el crono. Mientras el modo V-Rally apuesta por el purismo del citado Colin, Hillclimb sorprende por las altas velocidades que podemos alcanzar subiendo cada montaña, y con ese agarre de los bólidos de lujo para las curvas. Nada que ver con esos comienzos tan duros en la Campaña.

La opinión de VidaExtra

'V-Rally 4' era un regreso muy demandado, y si bien ha perdido parte de la esencia del original, es una vuelta más satisfactoria y completa de lo que habríamos imaginado. Y sobre todo, estamos ante el V-Rally más completo hasta la fecha.

V-Rally 4

V-Rally 4

Plataformas Nintendo Switch, PC, PS4 (versión analizada) y Xbox One
Multijugador Sí, local (dos jugadores) y online
Desarrollador Kylotonn Racing Games
Compañía Bigben Games
Lanzamiento 6 de septiembre de 2018 (PS4 y Xbox One) y 25 de septiembre (PC); en Nintendo Switch falta por confirmarse su fecha
Precio Desde 52,99 euros

Lo mejor

  • Gran variedad de modos de juego
  • Hillclimb es un aporte muy interesante
  • Buena selección de bólidos y circuitos por todo el mundo

Lo peor

  • Ciertas incongruencias de su Campaña
  • Ausencia de datos de los rivales en el modo V-Rally
  • Por pedir, que la pantalla partida fuese para cuatro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio