V Rising es el survival de vampiros que no esperaba estar jugando un sábado hasta las tantas de la madrugada
Análisis

V Rising es el survival de vampiros que no esperaba estar jugando un sábado hasta las tantas de la madrugada

No es tarea sencilla encontrar juegos para más de cinco jugadores. Menos aún si lo que buscas es una experiencia cooperativa. Así que en mi constante búsqueda de algo a lo que engancharme con mi grupo de amigos he llegado, casi por casualidad, hasta V Rising.

Digo que no ha sido de forma intencionada porque a su beta llego con la idea de encontrarme un Diablo con vampiros, pero de V Rising salgo con la promesa de partidas con hasta 10 jugadores, construcción de bases a lo Valheim, y la sensación de estar ante una de esas pequeñas joyas a las que merece la pena acercarse.

Survival, vampiros y construcción de castillos

Creo que la descripción de su mezcla de géneros no podría ser más ajustada. Desde una vista isométrica controlamos a un vampiro completamente personalizable que debe hacerse con el control de su mundo tras años de sueño.

Con ataques básicos y habilidades que nos permitirán acabar con los enemigos que rodean nuestro lugar de descanso, a base de conseguir recursos talando árboles y chupando pescuezos iremos fabricando nuestras primeras armas, armaduras y herramientas para mantener el ciclo activo.

El objetivo final es crear un vampiro que los domine a todos, humanos y hermanos, controlando la región desde el castillo que podemos crear desde cero y comandando un ejército formado a base de unir a nuestra causa tanto a simples aldeanos como a poderosos enemigos.

V Rising

Una suerte de survival en el que cazar de noche para evitar el daño de los rayos del sol, y seguir crafteando armas y remozando nuestra base cuando las sombras del exterior no nos permitan ir de aquí para allá con relativa facilidad.

Un combate exigente y una exploración adictiva

Con distintos escenarios esperando a ser limpiados de enemigos mientras saltamos de un cuello a otro, los ataques a golpe de ratón no se realizan a golpe de clic, sino que nos movemos con WASD para jugar más con las esquivas y poder alejarnos del peligro con facilidad mientras no dejamos de atacar.

Exigente por lo fácil que puedes caer en un avispero plagado de enemigos con bastante más nivel que tú, cogerle el truco a lo que puedes y no asediar te lleva apenas media hora y, a partir de ahí, la idea de seguir creando para mejorar tus estadísticas se convierte en uno de esos adictivos bucles en los que, personalmente, tengo bastante facilidad en caer.

V Rising

La beta cerrada que hemos podido probar, mucho más sólida que la de otros juegos de tomo y lomo con versión 1.0, es sólo la antesala de un acceso anticipado que se inaugurará el próximo 17 de mayo en Steam.

Si estás buscando algo a lo Valheim que puedas disfrutar con amigos o en solitario tanto en PvE como en PvP y te llama mínimamente la atención todo lo anteriormente relatado, échale un ojo a V Rising cuando se lance. Tengo la sensación de que va a ser uno de esos juegos que dará que hablar.

Temas
Inicio