Publicidad

Todos los juegos de la saga Castlevania ordenados de peor a mejor
Listas

Todos los juegos de la saga Castlevania ordenados de peor a mejor

Castlevania es una saga de culto. Un referente atemporal en la industria del videojuego, pese a que su regreso se está haciendo demasiado de rogar. Aunque, claro, la amenaza de Drácula nunca llegó a desaparecer del todo: Konami sigue teniendo presente su amplio legado a través de ports, recopilatorios, cameos y máquinas de pachinko.

A fin de cuentas, estamos hablando de una trayectoria tan excepcional como prolífica.

Una saga en la que cada nueva entrega es excepcional. Como ocurre con Metroid o The Legend of Zelda, Castlevania afianza su propia fórmula y retuerce un poquito más su ya de por sí compleja línea temporal con cada nuevo juego, haciendo resonar sus elementos comunes de nuevas maneras.

Siendo una muy declarada inspiración para nuevos y veteranos creadores que -con cierto descaro- recogen el testigo de los Metroidvanias de Konami, pero también para aquellos que se criaron jugando a la saga y decidieron devolverla a la vida a través de una celebrada serie animada.

Por supuesto, esa inspiración -cada vez más palpable en la industria- no se limita a la manera de diseñar los escenarios o el modo en el que progresamos a lo largo de la aventura: lo que hace grande a la saga Castlevania es la suma de sus ingredientes principales.

Ingredientes muy cuidados que incluyen la magistral ambientación, una jugabilidad muy reconocible a caballo entre la acción, el RPG y el plataformeo; o ese apartado artístico en el que la propia música brilla con la misma intensidad que el resto del conjunto.

Aspectos que, por cierto, no han sido igual de bien ejecutados a lo largo de los años: hay entregas que son consideradas obras maestras y otras que, por una razón u otra, no han logrado estar a la altura de las expectativas o no han sabido absorber los aspectos que hacen grande a Castlevania.

La saga Castlevania ordenada de peor a mejor. ¿Cómo hemos establecido el orden?

En VidaExtra nos hemos mojado a la hora de realizar las retrospectivas definitivas de las grandes sagas de los videojuegos organizándolas de peor a mejor, y era una simple cuestión de tiempo que nos topásemos con el mismísimo Drácula.

Establecer un orden acertado es una odisea, y el cómo nos volcamos a la hora de ser objetivos es parte del propio desafío. Asumiendo que el consenso es algo casi imposible, pero también que teniendo en cuenta que ordenar por cuestión de gustos o amparnos en las notas que recibieron en su día sería un error.

Castlevania

¿La solución? Nuestro proceso consiste en establecer una serie de parámetros muy concretos con los que tener presente la calidad individual y establecer un equilibrio entre las entregas clásicas y las más recientes. Entre ellos:

  • Presentación y despliegue artístico, o cómo ha trascendido la estética y la presencia visual del juego más allá del sistema en el que fue lanzado.
  • Riqueza de la narrativa y trama, o el modo en el que se aborda la trama creada para la ocasión. Aquí también se tienen en cuenta las posibles historias, misiones o tramas secundarias y el peso y cantidad de los personajes que nos encontraremos por delante.
  • Impacto dentro de la saga, o el número de ideas y elementos del lore que han trascendido con éxito para permanecer dentro del canon, independientemente de su fecha de lanzamiento.
  • Impacto y legado fuera de la saga, o el modo en el que esta entrega ha influido en la industria del videojuego y más allá, inspirando a otros desarrolladores y artistas.
  • La rejugabilidad, o las veces en las que un jugador está dispuesto a embarcarse en la aventura una vez completada desde cero o bien con el propósito de descubrir todos los secretos.
  • Recepción por parte de los jugadores. O cómo la entrega ha calado el lanzamiento -o relanzamiento- de cada título, así como la importancia de su presencia frente al resto de juegos de la saga.

Cada parámetro ha sido puntuado de manera individual y, en caso de empate, se ha dado prioridad a la entrega más antigua. Siendo justos, nos hemos topado con bastantes situaciones de empate.

Castleva

Merece la pena apuntar una sonora ausencia: Castlevania Grimoire of Souls se encuentra en fase de soft-launch (no se puede descargar todavía desde la Appstore de iOS) con lo que lo incluiremos cuando su lanzamiento sea a nivel global.

Con todo, también hemos querido dejar aparte las entregas menores, como la serie Kid Dracula que forma parte de la Castlevania Anniversary Collection, así como experiencias realmente alejadas de la propuesta principal pese a llevar su logo, como Castlevania Puzzle: Encore of the Night, Akumajō Dracula: The Medal o las propias máquinas de Pachinko. 

Sin más dilación, todos los juegos de la saga Castlevania ordenados de peor a mejor.

Castlevania: Order of Shadows

  • Año: 2007
  • Sistema original: Móviles

Pese a que no figura en la cronología oficial de la saga Castlevania, Order of Shadows supuso un valiente intento por llevar la fórmula de la saga a los móviles. Su muy modesta presentación, su diseño y sus no tan acertadas sensaciones de juego no eran comparables al resto de entregas y pasaron factura al conjunto.  

Castlevania: The Arcade

  • Año: 2009
  • Sistema original: Arcade

Una recreativa relativamente reciente, teniendo en cuenta que es uno de los últimos juegos lanzados por Konami sobre la saga. Castlevania: The Arcade viene a ser un shooter sobre raíles en la tónica de Time Crisis en el que, lógicamente, tendrás acceso al arsenal de los cazadores de vampiros. 

Con todo, que lo veas a estas alturas se debe en esencia a que Castlevania: The Arcade es un interesante spin-off que aprovecha la ambientación de la saga, sin ir mucho más allá. Eso sí, permitiendo al jugador hacer uso de un látigo, siendo éste el principal reclamo de la experiencia. 

Castlevania Judgment

  • Año: 2008
  • Sistema original: Wii

Producido en colaboración con Eighting (responsables de la serie Bloody Roar) Castlevania Judgment reúne a los máximos protagonistas de la saga en un arena fighter diseñado específicamente para las posibilidades de la Wii, donde las armas reclaman el absoluto protagonismo.

Un estupendo trabajo de diseño artístico y moderado en resultados, con historias individuales y una trama en común, sí. Ahora bien, Castlevania Judgment no alcanzó el nivel esperado ni como Castlevania ni como juego de lucha.

Castlevania (Nintendo 64)

  • Año: 1999
  • Sistema original: Nintendo 64

Pese a que en occidente comparte título con el clásico de NES, el conocido comúnmente como Castlevania 64 fue el primer intento de Konami por adaptar la saga a los entornos tridimensionales. 

Ahora bien, se puede decir que fueron los jugadores quienes pagaron todas las novatadas: su apartado visual es demasiado modesto, su sistema de cámaras tiene mucho margen de mejora y que saliese una versión expandida muy poco después son elementos que han jugado en su contra en este listado.

Haunted Castle

  • Año: 1988
  • Sistema original: Arcade

Konami (junto con Nintendo) adaptó en varias ocasiones Castlevania a los muebles de arcade en los años 80, pero también hizo una experiencia totalmente pensada para el público que frecuentaba los salones recreativos. Lo cual, por otro lado, significaba rediseñar muchos de sus elementos esenciales.

Haunted Castle apostaba todo a la acción y dejaba de lado la exploración del laberíntico castillo de Drácula para ofrecer niveles completamente lineales al estilo de Altered Beast. 

Castlevania: Legacy of Darkness

  • Año: 1999
  • Sistema original: Nintendo 64

Castlevania: Legacy of Darkness fue la redención frente al Castlevania de Nintendo 64: con un margen de meses desde el lanzamiento del primer Castlevania en 3D, Konami dio a los fans una precuela que, al incluir el juego original una vez completada la trama, acabó siendo una revisión generosamente expandida en contenidos y contexto, así como mejorada a nivel de acabados.

Castlevania: The Adventure

  • Año: 1990
  • Sistema original: Game Boy

Castlevania: The Adventure salió cuando todavía se estaban explorando las posibilidades de una Game Boy lanzada un año antes en Japón, y eso se nota tanto en el diseño de los escenarios como en los controles.

Eso sí, Konami sacó partido a las sensaciones de juego de Castlevania: The Adventure en entregas posteriores, consolidando a Christopher Belmont  como un personaje cuyo estilo de juego resulta algo tosco -pero eficaz- en sus siguientes apariciones.

Castlevania Legends

  • Año: 1997
  • Sistema original: Game Boy

Castlevania Legends gira en torno a Sonia Belmont, quien hasta Lament of Innocence se consideró la primera Belmont cazadora de vampiros. Un Castlevania conservador que buscó entrelazar por primera vez los destinos de los grandes clanes de la saga.

Sin embargo, lo que comenzó siendo el intento de poner un punto de partida a la saga Castlevania acabó no mucho después fuera de la línea temporal oficial de la misma. Que tampoco se encuentre entre las entregas más recordadas termina de justificar su posición.

Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate

  • Año: 2013
  • Sistema original: Nintendo 3DS

Tras publicar Castlevania: Lords of Shadows, y con la secuela en el horno, el equipo de MercurySteam diseñó para Nintendo 3DS una entrega que enlazaba argumentalmente sus dos juegos retomando la fórmula clásica, sacando partido del 3D estereoscópico de la consola y, a la vez, adaptando el estilo de juego de Lords of Shadows.

Castlevania II: Belmont's Revenge

  • Año: 1991
  • Sistema original: Game Boy

La segunda entrega a medida de Castlevania para la clásica Game Boy llegó con las lecciones aprendidas y ofreciendo niveles más ricos en contenidos y desafiantes. Y no solo eso: en sintonía con Castlevania III y Super Castlevania IV, Konami se atrevió a darle un mayor carácter argumental a su saga y más contexto a la historia.

Castlevania: Lords of Shadow 2

  • Año: 2014
  • Sistema original: PlayStation 3, Xbox 360, PC

La última gran entrega de Castlevania (hasta la fecha) es también la más irregular de la serie Lords of Shadow; si bien como secuela nos permitía explorar nuevos matices a través de un irreconocible Gabriel Belmont, lo cierto es que se quedó a las puertas de igualar las buenas sensaciones del Lords of Shadow original.

Castlevania: The Adventure ReBirth

  • Año: 2009
  • Sistema original: Wii

Siguiendo la línea Rebirth de Konami,  Castlevania: The Adventure Rebirth supone un remake en todos los aspectos del clásico de Game Boy. Pese a que la trama argumental, así como los protagonistas y personajes se mantienen, lo cierto es que estamos ante un juego prácticamente nuevo que toma elementos prestados del título de 1990.

Castlevania: Lords of Shadow

  • Año: 2010
  • Sistema original: PlayStation 3, Xbox 360, PC

Con el aval del mismísimo Hideo Kojima, Castlevania: Lords of Shadow fue un reinicio completo de la propia saga, apostando por complementar la acción, la exploración y las aventuras propias de Castlevania con un sistema de combate mucho más ambicioso y enérgico, así como un flamante aspecto a la altura de lo que se esperaba en los sistemas contemporáneos.

Castlevania (Lament of Innocence)

  • Año: 2003
  • Sistema original: PlayStation 2 y Xbox

Castlevania: Lament of Innocence supondrá el ansiado salto narrativo y hacia las 3D del nuevo milenio. Tras varios intentos de establecer el verdadero punto de inicio de su saga, incluyendo el propio Castlevania Legends, Konami presentó al miembro más antiguo del clan Belmont, remontándonos al año 1094. 

Como Leon Belmont, en Castlevania (conocido como Castlevania: Lament of Innocence en Estados Unidos) combatiremos a las fuerzas de la oscuridad y obtendremos un arma que pasará a ser un icono de la saga: el látigo Matavampiros.  

Castlevania II: Simon's Quest

  • Año: 1987
  • Sistema original: NES

La secuela del Castlevania original fue un verdadero paso al frente en cuanto a la identidad de la saga y un éxito a nivel comercial. Sus niveles dejaron de ser lineales y se apostó por un mapeado más diverso que podíamos explorar con cierta libertad.

Además de la propia exploración, en Simon's Quest se empezaron a integrar con bastante acierto esos elementos de RPG que tan bien le sentarán a Castlevania en entregas posteriores.

Castlevania: Harmony of Despair

  • Año: 2010
  • Sistema original: PlayStation 3, Xbox 360

Con la saga completamente asentada y en expansión a través de las entregas en 2D y el recientemente lanzado Lords of Shadow, Castlevania: Harmony of Despair supuso un giro realmente interesante a la fórmula clásica: la idea es compartir con hasta seis jugadores un mapa completamente visible, realizando una intensa purga con los protagonistas de entregas anteriores.

Fase de Bonus: Castlevania: The Dracula X Chronicles

  • Año: 2007
  • Sistema original: PSP

Aprovechamos que hemos pasado el ecuador del listado para poner sobre la mesa Castlevania: The Dracula X Chronicles, un remake en 2.5D del aclamado Castlevania: Rondo of Blood y, a la vez, una oportunidad irrepetible de disfrutar del clásico de PC Engine más allá de Japón.

Y no solo eso, esta edición hecha a medida para PSP vino acompañada del clásico Rondo of Blood y Castlevania: Symphony of the Night. Un lote que no se considera una entrega al uso, pero resulta irresistible para los fans.

Castlevania: Circle of the Moon

  • Año: 2001
  • Sistema original: Game Boy Advance

Konami continuó con maestría la estela de Castlevania: Symphony of the Night en las portátiles de Nintendo, siendo Circle of the Moon una verdadera sorpresa en GBA: no solo retenía lo mejor de la saga, sino que se coronaba con un soberbio apartado musical y una generosa variedad de modos extra.

Castlevania: Dracula X / Castlevania: Vampire's Kiss

  • Año: 1995
  • Sistema original: SNES

Sin ser del todo un remake del clásico Rondo of Blood, el conocido en territorio europeo como Castlevania: Vampire's Kiss nos permitió vivir en la SNES la trama de Richter Belmont con nuevos matices y sonoras ausencias de contenido que, a fin de cuentas, no eclipsaron una jugabilidad estupenda.

Castlevania: Curse of Darkness

Año: 2005

Sistema original: PlayStation 2 y Xbox

Castlevania: Curse of Darkness fue una continuación en toda regla de Castlevania III a manos de varias de las personalidades clave de la saga como Koji Igarashi, la ilustradora Ayami Kojima y la compositora Michiru Yamane.

Si bien en lo jugable y visual sigue la estela de Castlevania: Lament of Innocence, que controlemos al maestro forjador Hector le da nuevos aspectos a la jugabilidad tradicional. Eso sí, una vez superada la historia podremos retomar las sesiones de latigazos con el Matavampiros como Trevor Belmont.

Castlevania: Harmony of Dissonance

  • Año: 2002
  • Sistema original: Game Boy Advance

Publicado en Japón bajo el nombre de Castlevania: Concerto of Midnight Sun y situado argumentalmente 50 años después de Castlevania II, la aventura de Juste Belmont supone un salto visual con respecto a Circle of the Moon para una Konami más acostumbrada al hardware de GBA.

Eso sí, lo más interesante de Harmony of Dissonance, además de su mapa y sus notables animaciones, es el nuevo sistema de Spell Fusion con el que podemos combinar armas secundarias y hechizos para crear hasta 30 tipos de ataques.

Castlevania

  • Año: 1986
  • Sistema original: NES

El clásico de NES tiene una merecida posición privilegiada en nuestro listado. No solo por asentar fuertemente las bases jugables de la propia saga Castlevania, que también, sino por una experiencia de juego atemporal asentada como pocos clásicos de 8-bits. Sus sprites, temas musicales y escenarios son historia viva del videojuego.

Vampire Killer

  • Año: 1986
  • Sistema Original: MSX

El segundo juego de la saga Castlevania producido (y el primero en llegar a Europa) fue una revisión del clásico de NES con sprites prácticamente idénticos y el mismo número de niveles. Sin embargo, sus escenarios incentivaban mucho más a la exploración.

De hecho, para seguir avanzando a través de cada fase debíamos hacernos con la correspondiente llave oculta, la cual podía aparecer en un lugar inesperado o tras resolver un desafío. El verdadero logro de Vampire Killer fue afianzar la sensación de castillo laberíntico de Castlevania.

Akumajō Dracula X68000 / Castlevania Chronicles

  • Año: 1993 y 2001
  • Sistema original: PlayStation

Si bien el primer Castlevania y Vampire Killer mantienen el tipo con el paso de los años, la revisión integral del juego que Konami hizo para el Sharp X68000, así como la que amplió y pulió a nivel técnico y visual en la PlayStation original, son la mejor manera de adentrarse en la saga. Nostalgia aparte, claro.

Castlevania: Bloodlines / Castlevania: The New Generation

  • Año: 1994
  • Sistema original: Mega Drive

La llegada de la saga Castlevania a la bestia negra de SEGA fue todo un golpe sobre la mesa: no solo sacaba todo el partido a la consola de 16-bits a nivel de efectos, sino que ofrecía interesantes novedades como atravesar diferentes localizaciones repartidas por Europa o la posibilidad de elegir entre dos protagonistas muy diferentes y capaces de acceder a secciones exclusivas del mapeado.

Castlevania: Order of Ecclesia

  • Año: 2008
  • Sistema original: Nintendo DS

La tercera -y última- incursión para la Nintendo DS quizás perdió el factor novedad, pero que la veas aquí significa que está entre lo mejorcito de la saga. El sistema de glifos de su protagonista y su pulida jugabilidad, así como su propia trama, hacen a Order of Ecclesia uno de los mejores exponentes de los Castlevania en 2D.

Castlevania: Portrait of Ruin

  • Año: 2006
  • Sistema original: Nintendo DS

Konami puso toda la carne en el asador de cara a Portrait of Ruin: por un lado, con una trama que daba continuidad a Castlevania: Bloodlines llevando la purga vampírica hasta el año 1944.

Eso sí, lo que de verdad lo hace excepcional son sus detalladísimos y muy variados escenarios, así como la posibilidad de alternar de protagonista sobre la marcha e, incluso, combinar sus habilidades de manera sencilla y sin romper el ritmo de la partida.

Super Castlevania IV

  • Año: 1991
  • Sistema original: SNES

Konami se lució a la hora de llevar la saga Castlevania al Cerebro de la Bestia: a nivel de control y detalle Super Castlevania IV estaba a otro nivel, desde luego, pero el creativo modo de sacar partido a las posibilidades técnicas de la SNES y cautivarnos con sus temazos musicales lo convirtieron en una de nuestras primeras obsesiones de la 16-Bits de Nintendo.

Castlevania: Dawn of Sorrow

  • Año: 2005
  • Sistema original: Nintendo DS

La secuela de Castlevania: Aria of Sorrow estuvo a la altura. En parte, gracias a retener todo lo bueno del juegazo de GBA, pero también por su acertada manera de sumar novedades que sacaban provecho del hardware de Nintendo DS, incluyendo el uso de las pantallas inferiores y el stylus para ejecutar los sellos mágicos o un multijugador competitivo.

Castlevania III: Dracula's Curse

  • Año: 1990
  • Sistema original: NES

En muchos aspectos, Dracula's Curse fue un juego adelantado a su época. Si bien, buena parte de lo que Castlevania II aportaría a la propia saga quedó desplazado para ofrecer un regreso a las raíces jugables, también se introdujeron interesantes elementos como poder elegir entre diferentes caminos o seleccionar entre varios personajes, incluyendo al mismísimo Alucard.

Akumajō Dracula X: Rondo of Blood

  • Año: 1993
  • Sistema original: PC Engine

Una de las entregas más icónicas y relevantes de toda la saga: el considerado como último gran Castlevania de corte clásico sirvió de molde para todo lo que llegaría después en lo referente a identidad visual, jugabilidad e incluso ambientación.

Una joya que tardó demasiado en salir de Japón, pese a que había alternativas tan potentes como Vampire Kiss en las estanterías. Por suerte, a día de hoy, no hay excusas para que falte en nuestra colección de juegos.

Castlevania: Aria of Sorrow

  • Año: 2003
  • Sistema original: Game Boy Advance

El mejor heredero de Symphony of the Night supuso también la coronación de la saga Castlevania en Game Boy Advance tras dos sobresalientes entregas.

Aria of Sorrow roza el primer puesto gracias a su acabado impecable en todos y cada uno de sus apartados, así como un profundo sistema de mejoras al servicio del Tactical Soul System, el cual convierte los 110 tipos de enemigos en almas que asimilaremos y podremos usar durante el juego.

Protagonizado por Soma Cruz, Castlevania: Aria of Sorrow supone un verdadero salto en el tiempo que lleva la saga hasta el año 2035. Eso sí, nuestros enemigos seguirán siendo igual de aterradores que en las entregas medievales.

Castlevania: Symphony of the Night

  • Año: 1997
  • Sistema original: PlayStation

Por muchos años que pasen, Castlevania: Symphony of the Night sigue siendo el juego con el que se miden todas las entregas de la saga. Y lo mismo pasa con cualquier otro metroidvania. Posicionándose como el máximo exponente del género, junto al también excepcional Super Metroid.

Symphony of the Night arranca justo donde acaba Rondo of Blood. Sin embargo, no atravesaremos el castillo de Drácula como un Belmont, sino como Alucard, el propio hijo del antagonista de la saga. Una criatura con fascinantes y muy convenientes habilidades.

Nv6wmvckroizm5igenrezdkuga2kwexq

Eso sí, pese a que en lo visual es una no tan acusada evolución de la aventura de Richter Belmont publicada en PC Engine, el tratamiento de sus escenarios, la calidad de sus animaciones, la profundidad de su sistema de progresión y su demoledora rejugabilidad y cantidad de secretos lo convierten en una obra maestra.

Castlevania: Symphony of the Night es el mejor y más influyente juego de toda la saga Castlevania. Su mejor embajador y, a la vez, el listón que la propia Konami deberá superar en caso de retomarla.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios