Publicidad

'Vandal Hearts: Flames of Judgment'. Análisis

'Vandal Hearts: Flames of Judgment'. Análisis
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Muchos meses ha tardado en llegar ‘Vandal Hearts: Flames of Judgment’, pero por fin, desde hace unos pocos días, podemos disfrutarlo. Lleva el nombre de una saga con mucho peso y respeto en el género de los SRPG (no en vano, para un servidor el primer capítulo es su favorito del género), y la difícil tarea de dejar el pabellón bien alto con su estreno en PSN y XBLA. ¿Lo habrá conseguido?

Desde luego que no es nada fácil, porque ya por el camino nos encontramos con un apartado gráfico (no de escenarios, si no de personajes) no muy acorde a lo visto anteriormente. Pero ya sabemos que con ‘Vandal Hearts II’ Konami se arriesgó al implementar un sistema de combate novedoso, así que tampoco deberían sorprender según qué cambios en este ‘Flames of Judgment’. Porque desde luego que cambios hay, y algunos de ellos le han sentado de maravilla. Pero veámoslos con detenimiento en nuestro análisis.

Para empezar, lo que llama la atención es algo sobre lo que incidimos en varias ocasiones. Ese estilo de personajes a lo Cartoon Network, como si fuese un juego para niños. Pero no lo es, porque llevar el nombre de ‘Vandal Hearts’ significa ver sangre a borbotones cuando matamos a un enemigo. Además, pese a que, personalmente, no me gusta ese aspecto para los personajes, bastante afeado a mi parecer, cuando estamos en las batallas, que es lo que de verdad importa, nos olvidamos de ello. Lo malo es cuando vemos algún vídeo con ese mismo estilo, pero tampoco es que sean muy duraderos, y seguramente otra gente disfrutará con ellos.

Vándalo, que eres un vándalo, corazón

Vandal Hearts: Flames of Judgment

Salvando ese aspecto, los escenarios resultan más vistosos de lo que nos hacían creer las imágenes estáticas, y suelen ser variados. Además, al contrario de lo que pasó en el primer ‘Vandal Hearts’, podemos volver sobre nuestros pasos para repetir casi cualquier batalla, tal y como pasó en su secuela. Y digo casi, porque si hemos derrotado a un enemigo especial, al repetir esa batalla ya no estará. Es, más que nada, para subir de experiencia a nuestros personajes, y también para explorar con mas calma cada zona por si se nos pasó algún detalle que nos desbloquea batallas adicionales.

Hay muchos cambios, aunque en el fondo sigue siendo un ‘Vandal Hearts’. Están las batallas adicionales que se desbloquean al encontrar alguna anomalía en un escenario, como ya he dicho, y también están los pueblos con sus tiendas y tabernas, siendo estas últimas donde nos darán pistas para esas batallas adicionales. Aunque en realidad casi ni hace falta, ya que con el mapa adivinaremos en dónde podemos encontrar algo interesante para acceder a esa otra zona.

Tenemos las batallas extra, los pueblos con sus tiendas y tabernas, pero falta algo. Por desgracia aquí no podemos promocionar a nuestros personajes, y la explicación a esta decisión puede ser muy sencilla. No tenemos niveles. El sistema de experiencia es bien distinto. Cada personaje tiene un montón de parámetros, ya sea con la experiencia con armas de corta distancia, magia, defensa, siendo estos parámetros generales, y luego otros más especializados en una rama, como por ejemplo espadas, críticos, o magias de curación. A mayor nivel, mayor potencia. Si usamos más una espada, subirán más nuestros parámetros relacionados con ella, y si usamos mucho una magia de ataque, además de subir el daño que hagamos con ella subirán nuestros PM (Puntos de Magia). Así tendremos un elenco de personajes más especializados en la rama que deseemos. O como si queremos un personaje todo terreno. Nos llevará más tiempo pero lo lograremos. Éste es sin duda el aspecto que más me ha gustado en ‘Vandal Hearts: Flames of Judgment’.

¡Serás gusano! No, tú no. El de atrás

Vandal Hearts: Flames of Judgment

En cuanto a los combates, no hay turno del jugador y turno del enemigo, si no que hay un solo turno en el que se engloban a todos, siendo muy determinante el parámetro de velocidad para todos ellos. Rescata de la secuela la posibilidad de equipar dos armas, pudiendo intercambiarlas en cualquier momento (de nuestro turno, claro), y se mantiene la posibilidad de hacer más daño con un arco al estar en posición elevada. Pero hay varias cosas por pulir. En los ‘Vandal Hearts’, y en casi cualquier SRPG, cuando atacamos a un enemigo por su espalda nunca fallamos el ataque. Bien, pues en este ‘Flames of Judgment’ a veces fallaremos (más la IA que nosotros), e incluso cuando el rival está paralizado. ¡Que alguien me lo explique! ¿Cómo se puede fallar un ataque cuando el rival no se puede mover?

Salvando ese detalle, que por lo general le pasa a la IA, no a nosotros, las batallas resultan dinámicas y nada tediosas. Aparte del ataque tenemos la magia, estructurada en cuatro partes: daño, maldición, curación y aumento. Las tres primeras no requieren explicación (en daño tenemos un clásico de la saga como es la salamandra), mientras que las de aumento refuerzan nuestro ataque o defensa, nos permiten avanzar más casillas, etc. La de movilidad será de las más utilizadas, os lo garantizo. Ideal para llegar al cofre de turno cuanto antes.

Vandal Hearts: Flames of Judgment

¿Y qué hay de los enemigos? Pues poca variedad en torno a ellos, aunque como novedad en la saga encontraremos unos pocos de gran tamaño que ocupan varias casillas, como el gusano que podéis encontrar en la captura anterior a la que está encima. Y en cuanto a los personajes protagonistas, el título de la saga con menor elenco. Seis solamente. Aunque algo variados, eso sí, pero con poco carisma, la verdad. Y sobre lo que se comentó de los múltiples finales, tan solo habrá dos, y los obtendremos al decantarnos por una u otra chica en las conversaciones…

Como otro detalle a destacar nombraría la banda sonora. Ya desde el inicio, con esa voz de chica en la pantalla del menú, recordándonos al ‘Vandal Hearts’. En líneas generales se hace bastante amena y derrocha calidad. Raro será el no tararear alguna melodía después de jugar un rato.

En definitiva, un buen debut en esta generación, aunque da la impresión de ser un poco light, como con pinceladas de ‘Vandal Hearts’. No es muy largo (daros cuenta de que salió en XBLA el miércoles y me lo pasé el viernes), y el único aliciente que nos plantea una vez pasado es volver a jugarlo para obtener el otro final. Pero nada más. Aún así deja un buen sabor de boca, y teniendo en cuenta que no proliferan mucho los títulos de este estilo en nuestro país es una buena opción a tener en cuenta para los que, como yo, nos encanta.

Ficha Técnica: Vandal Hearts: Flames of Judgment

Vandal Hearts: Flames of Judgment
  • Plataformas: PSN y XBLA (versión analizada)
  • Editor: Konami
  • Desarrollador: Hijinx Studios
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 1.200 puntos ~ 15 euros

Vídeo | Gametrailers

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir