Publicidad

Jugamos a West of Dead, un roguelike en clave de Western que irradia el soberbio estilo artístico de Mike Mignola
Análisis

Jugamos a West of Dead, un roguelike en clave de Western que irradia el soberbio estilo artístico de Mike Mignola

Publicidad

Publicidad

Se suele decir que los lentos murieron en el Oeste, y no hace falta jugar a RDR2 para imaginarse los motivos.Es más, en West of Dead algunos de esos caídos con las botas puestas, los peores, además se quedan pululando por el purgatorio. 

Brujas, Wendigos y almas en pena. Enemigos que, de manera gradual, arrastran la propia tierra de los eternos condenados a la más absoluta -y literal- oscuridad.

Por suerte William Mason, protagonista de West of Dead, tiene un remedio en cada mano para estos problemas: generosas cantidades de plomo en ambas recámaras y ningún escrúpulo a la hora de repartirlo a discreción.

Apps 35438 14615415909143968 A5db055d E22e 40a1 A266 Cd84e64ef2bf

Los responsables de Deadbeat Heroes regresan de la mano de Raw Fury con una propuesta menos disparatada sobre el papel, pero igual de intensa con el mando en la mano.

Un shooter con una fuerte identidad visual que, además, es una carta de amor al estilo artístico de Mike Mignola, dándole constantemente al jugador la sensación de ver uno de sus cómics en movimiento.

Pero, sobre todo, un Western en el que los reflejos y la facilidad para apretar el gatillo (en ese orden) serán lo único que nos mantendrá con vida. Además, claro, de nuestra capacidad de saber elegir cuál es la amenaza que merece ser atendida con más urgencia.

Purgatory, Wyoming, 1888...

Apps 13406 14615415909143968 441295eb B570 4469 8b36 96a764b339d9

La premisa de West of Dead nos lleva al año 1888, en el lúgubre y descarnado mundo de Purgatory. Un lugar sin ley, infestado de amenazas y cuya música ambiental es el propio silbido de las balas.

En ese contexto, William Mason, una suerte de Ghost Raider sin memoria, se abre paso a base de disparos, patadas y ocasionales tajos con un propósito sencillo y razonable: terminar la partida sin que al beber un trago de Whisky se le acabe escapando del cuerpo como un coladero.

Anunciado durante el pasado X019 de Microsoft, West of Dead ofrece al jugador una curiosa y muy bien ensamblada combinación de géneros.

  • Por un lado tenemos descarados elementos de roguelike en los que las tradicionales mazmorras de fantasía dejan paso a laberínticos escenarios inspirados en los westerns.
  • Por otro, pinceladas de ARPG al estilo Diablo, a través de un sistema de control que saca un soberbio uso de los dobles sticks de los mandos tradicionales.
  • Y, como broche, elementos de cobertura táctica inspirados en los shooters modernos.

Con eso por delante, en  West of Dead se apuesta por escenarios generados procedimentalmente, de modo que no habrá dos partidas iguales.

Podremos mejorar nuestra capacidad ofensiva y atributos según vayamos encontrando nuevas armas y mejoras, sí, pero cuando somos eliminados nos toca empezar de cero y con lo puesto. Como en Dead Cells y tantos otros.

Apps 32621 14615415909143968 441295eb B570 4469 8b36 96a764b339d9

Ahora bien, desde Upstream Arcade se apuesta por el uso de las cámaras que buscan una posición isométrica, y eso le da muchos matices interesantes. En parte por el propio trazado de escenarios y laberintos que se dibuja desde cero en cada partida. Pero sobre todo por el elaborado sistema de coberturas.

La movilidad es una de las claves de los roguelikes y, por extensión, también tiene un rol esencial en West of Dead. William Mason no solo se mueve con gracia sibilina, sino que se adapta de manera natural a lo que le rodea, encontrando de manera muy fluida la cobertura  tras las tumbas, los pilares y otras superficies, e incluso sorteándolas mientras nos alejamos para poder recargar munición.


Su estilo visual es una carta de amor a los cómics de Mike Mignola

El gunplay, por otro lado, está mimado aunque se le ha añadido su propio elemento táctico: pese a que tendremos infinitas balas, deberemos preocuparnos no errar el tiro, ya que la cantidad de balas de las recámaras de cada arma de fuego no siempre se corresponde a las que reclaman los enemigos en pantalla, siendo relativamente común quedarnos  sin munición en mitad de un reparto de plomo y obligarnos a hacer tiempo hasta la siguiente carga.

A esto hay que sumar un detalle esencial: el estilo visual a lo Mignola se integra a su modo en la experiencia sacando partido del contraste entre las luces y las sombras, de modo que no solo deberemos estar pendientes de dónde vienen las balas, sino de saber usar la iluminación para deslumbrar a los pequeños enemigos o poder ver las intenciones de los grandes.

Apps 1005 14615415909143968 441295eb B570 4469 8b36 96a764b339d9

Ahora bien, la capacidad de adaptarse de Mason a lo que le rodea brilla con luz propia -nunca mejor dicho- : podremos realizar volteretas estratégicas para esquivar ataques, asaltos y -con un mínimo de destreza- balas. Algo que además ralentizará por un instante la partida,  dándonos un agradecido margen de contraataque o huida.

A caballo entre la acción y el roguelike

Como es de esperarse, la dificultad va in-crescendo conforme nos vamos alejando del punto de inicio, lo cual se traduce en un mayor número de enemigos y la propia capacidad ofensiva de estos. Pero, también, por el hecho de que las recargas de salud escasean y si somos fulminados reiniciaremos la partida desde el principio.

Afortunadamente, siempre tendremos recompensas al avanzar que nos mantendrán enganchados a la partida. Mejores armas, potenciadores, etc. Y, lo que es mejor, invitarnos -con éxito- a volver a empezar de cero pese a haber caído fulminados, consiguiendo una experiencia adictiva y desafiante.

Apps 59584 14615415909143968 A5db055d E22e 40a1 A266 Cd84e64ef2bf

Queda por ver si el sistema de progresos va de la mano de Dead Cells, de modo que en cada partida se avanza pese a empezar desde el mismo punto a través del sistema de almas. Ahora bien, también hay que sopesar que el juego fue anunciado muy recientemente y su salida está prevista inicialmente para el próximo año en PS4, Xbox One, PC y Switch.

West of Dead es la enésima prueba de que los roguelike y sus mazmorras ilimitadas generadas en cada partida ofrecen experiencias totalmente adictivas si se ejecutan bien, pero también que un sistema de control fluido y una elaborada ambientación pueden marcar la diferencia.

  • Lo bueno: West of Dead estará disponible de lanzamiento en Xbox One a través del Game Pass de Microsoft.
  • Lo mejor: también llegará a PS4, Switch y PC.
  • Lo malo: llegará en 2020 sin una fecha más o menos especificada.

Y lo cierto es que, tras ponerlo a prueba, lo único feo que hay es cráneo ardiente de nuestro protagonista. Aunque estamos más que dispuestos a acostumbrarnos a verlo a menudo.



Plataformas: PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Multijugador: No
Desarrollador: Upstream Arcade
Compañía: Raw Fury
Lanzamiento: 2020
Precio: Incluido de lanzamiento en el Xbox Game Pass

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir