Publicidad

Análisis de Zombieland: Double Tap - Roadtrip, el juego que confirma la regla de que no hay adaptación buena de una película
Análisis

Análisis de Zombieland: Double Tap - Roadtrip, el juego que confirma la regla de que no hay adaptación buena de una película

Publicidad

Publicidad

Bienvenidos a Zombieland fue una más que grata sorpresa en 2009 para los amantes del género zombi, especialmente para los fans de esa película de culto llamada Zombies Party, porque mamaba de buena parte de su fórmula, con claro énfasis en el humor. De ahí que no extrañe que, diez años después, tengamos su secuela bajo el nombre (en España) de Zombieland: Mata y Remata.

Lo curioso es que su estreno del pasado viernes vino acompañado de un videojuego (Zombieland: Double Tap - Roadtrip) que, por las imágenes y vídeos que habíamos visto hasta la fecha, no parecía estar a la altura del largometraje. Pero como no se puede juzgar un libro por su portada, había que comprobar de primera mano si era un juego hecho con prisas para aprovechar el tirón de la película. Y es justamente lo que ha sucedido.

Otro ejemplo de licencia desaprovechada

Zombieland

Siguiendo tímidamente el patrón de juegos como Dead Nation o How to Survive, principalmente en la perspectiva y control, el primer videojuego oficial de Zombieland nos presenta a los cuatro protagonistas de la película para recorrer de costa a costa Estados Unidos masacrando zombis.

El juego intenta simular la apariencia de los actores y actrices protagonistas (incluida cierta persona invitada que desbloquearemos al completar la aventura), pero a veces el parecido será anecdótico en los diálogos. Y tampoco destaca con las conversaciones entre ellos, siendo muy pobre su representación visual, lo que se acrecenta con la forma tan abrupta en que acaba cada misión.

Es, probablemente, lo peor de todo Zombieland: Double Tap - Roadtrip, la desidia con la que se ha cuidado su apartado gráfico, empezando por unos menús totalmente asépticos que parecen hechos con Paint y continuando por lo poco cuidados que están los escenarios (parecen de la época de PS2) y el mal uso que se le da a las paredes invisibles para forzar la lucha contra las hordas durante unos minutos.

Como juego de acción tampoco sale especialmente bien parado, puesto que peca de falta de movimientos (no hay ni tan siquiera uno para esquivar) y sus mecánicas abusan de patrones repetitivos a lo largo de sus diez fases: buscar una llave, activar unas cosas, matar a los zombis restantes, escoltar a una anciana... Y para colmo, con oleadas prácticamente ilimitadas de zombis aunque acabemos con sus nidos, sobre todo en el tramo final.

Es mejor ir al cine a ver la nueva de Zombieland

Zombieland

Teniendo en cuenta que no incluye ninguna escena de la película (por no tener, no tiene ni final; saltan los créditos y pista), su único atractivo se basa en poder jugar con hasta tres personas más de manera local. Lo malo es que tampoco va muy fino así al no alejarse la cámara y no tiene opción online para solventar ese problema. Pero jugar con alguien se hace más llevadero y cada personaje tiene su propia habilidad de acción única.

Sí que incita en cierta manera la rejugabilidad para mejorar al máximo cada parámetro de cada protagonista (los porcentajes de daño, munición, salud, velocidad y especial) y por la Nueva Partida+ que se desbloquea al final, pero hay que ser muy fan de Zombieland para que nos pueda enganchar y no lo dejemos a las primeras de cambio. Porque barato no es: tendría que haber costado 10 euros.

Zombieland: Double Tap - Roadtrip parece un videojuego hecho con prisas y muy poco presupuesto para coincidir con el estreno de la película, porque está muy lejos de la calidad que se espera para un juego de estas características y porque no aporta nada de originalidad ni hace nada especialmente bien respecto a la competencia. Es lento y aburrido.

Es totalmente anecdótico que se respete el tema de las reglas en ciertos tramos de su historia o que, si jugamos en compañía de más personas, se nos pique para lograr el distintivo Zombiekill of the week, porque en realidad no saca partido de la gran licencia que tiene detrás. Y su modo Horda, pese a contar con desafíos aleatorios, dista mucho de lo experimentado en otros juegos... aunque nos vendrá de perlas para ganar puntos de habilidad a lo grande, probar todas las armas (desde pistolas hasta fusiles de asalto, pasando por escopetas, hachas de incendio e incluso guitarras) y ver casi todos los monstruos de su historia.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, no es que tuviese muchas esperanzas con esta licencia, pero sí que en Zombieland: Double Tap - Roadtrip me ha sorprendido negativamente lo mal que se ha aprovechado y me hace temer que pueda pasar lo mismo con la futura adaptación de Jumanji. Porque una de las reglas básicas en los videojuegos asegura que rara vez sale bien ese combo película+videojuego coincidiendo con el estreno de un largometraje...

Zombieland

Zombieland

Plataformas Nintendo Switch, PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
Multijugador Sí, local (hasta cuatro jugadores)
Desarrollador High Voltage Software
Compañía GameMill Entertainment
Lanzamiento 15 de octubre de 2019
Precio 33,99 euros (Steam) | 34,90 euros (Consolas)

Lo mejor

  • Poder jugar con Tallahassee, Columbus, Wichita y Little Rock
  • Buena variedad de armas y de trampas

Lo peor

  • Gráficamente parece de la época de PS2 y su presentación está totalmente descuidada
  • No se parece en nada a lo que transmite la película
  • Es repetitivo, lento y poco original
  • A nivel de movimientos es bastante limitado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir