Compartir
Publicidad

Valiant Hearts: The Great War, primeras impresiones

Valiant Hearts: The Great War, primeras impresiones
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos vivido a través de los videojuegos los principales conflictos y guerras de la historia. Las más modernas las hemos hecho a través de la acción, metiéndonos de lleno en la acción o bien siendo grandes estrategas. Parece un género manido, especialmente todo lo que rodea a las dos grandes guerras del siglo XX. Muchos puntos de vista, realistas o no, pero todavía hay prismas que no hemos explorado y nos invitan a vivir el horror de la guerra de una forma nueva. El último en hacerlo: 'Valiant Hearts: The Great War'.

La guerra es chunga. Muere gente, se cometen crímenes horribles, a veces los videojuegos ambientados en estos conflictos no demuestran bien esta realidad. A veces porque se busca otro enfoque pero si cogemos cualquier libro de historia nos encontramos con un becario de barbaridades enorme. La guerra no mola y aunque los juegos que la recrean sí a veces gusta encontrarse juegos que saben transmitir esa angustia y no se limitan al típico soldado de infantería que es capaz él solo de decidir la victoria. Muy verosímil todo.

Valiant Hearts y su particular Primera Guerra Mundial

Valiant Hearts

'Valiant Hearts' nos pretende meter de lleno en la historia de la Primera Guerra Mundial desde una perspectiva donde no seremos un súper soldado que sólo necesita un fusil, las balas de los enemigos que va matando y esconderse unos segundos tras un muro para recuperarse milagrosamente. No amigos, los personajes de este videojuego son frágiles, porque la guerra nos hace así.

La historia nos cuenta el drama de cuatro protagonistas: un soldado francés, otro alemán, una enfermera belga y un perro adiestrado por los alemanes. Un elenco curioso que demostrará que la guerra no son sólo tiros y que con habilidad, y un puñado de puzzles, se puede avanzar. De hecho, el juego nos da el primer guantazo en la cara cuando “superamos” el primer nivel.

Valiant Hearts

Encarnando a un recién reclutado soldado francés, veremos como a todo color su avanzada hacia un puesto armado hasta los dientes por alemanes se vuelve en una misión suicida. De nada valen los valores de caballería y las músicas de trompetas para animar a las tropas. Esos enemigos que tienes delante están armados y no van a tener piedad de ti. Un disparo te derriba, te conviertes en un prisionero de guerra. El primer aviso: esto no es el típico juego de acción.

Según avanzamos a través de los primeros niveles vemos que 'Valiant Hearts' se basa en una mezcla entre plataformas y puzzles al estilo de 'Oddworld: Abe’s Oddysee'. Hará que nos machaquemos un poco el coco para buscar soluciones a los obstáculos que se van poniendo en el camino.

Los controles son sencillos y en los primeros minutos descubriremos que la movilidad de nuestros personajes es limitada y muchas veces prima más nuestra habilidad para resolver problemas que la coordinación de movimientos para hacer todo a un ritmo perfecto. Eso sí, hay algunos momentos donde esto último es fundamental y hasta ahí podemos leer, de momento.

Valiant Hearts

Cada uno de los cuatro protagonistas tendrá una serie de habilidades diferentes, que a veces tendremos que combinar con las de otros personajes para lograr avanzar. La fórmula es variada pero en lo que hemos podido jugar se echa de menos un poco más de complejidad, lo dice alguien que no es especialmente ágil con este tipo de propuestas.

Estéticamente el juego crea su identidad del lenguaje visual del cómic: trazo grueso, personajes sencillos y escenarios con mucha riqueza de detalles que no tiene miedo en enseñarnos lo feos e infernales que eran los campos de batalla: cadáveres por todos los sitios, gente muriéndose e incluso amputaciones. Transmite muy bien el horror de estos conflictos, pero tampoco sin llegar a un punto escatológico y gore. El buen gusto por encima de todo.

La historia, en los episodios que hemos podido jugar, transmite muy bien los sentimientos de los personajes y sus diferentes conflictos y problemas. Algo digno de mención ya que el peso de la narrativa se sujeta entre la voz en tercera de un narrador que parece más un cuenta cuentos y los hechos que vemos en pantalla.

Valiant Hearts

Impresiones tras la primera toma de contacto

‘Valiant Hearts’ nos deja un montón de sensaciones buenas. Lo que más me ha gustado ha sido esa capacidad que tiene de transmitir las ideas a través de los recursos que utiliza. Nada de exageraciones ni salidas de tono, todo está medido con regla. La jugabilidad es interesante pero a falta de conocer bien la variedad de acciones no queremos juzgar todavía y decir si me ha parecido monótono o no. El desarrollo, en los dos episodios que he jugado, es bastante fresco.

No será un juego al que le echemos muchísimas horas pero encontrar los objetos escondidos nos aportarán algo de rejugabilidad. Parece corto pero con una propuesta bastante interesante y, en principio, no especialmente exigente si hablamos de la dificultad. Por ahora nos ha convencido.

Valiant Hearts en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio