Compartir
Publicidad
Publicidad

¡Por fin descubrimos cómo funciona el Wii Vitality Sensor!

¡Por fin descubrimos cómo funciona el Wii Vitality Sensor!
Guardar
63 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Satoru Iwata salió a la palestra en el último E3 y empezó a soltar el discursito todos presentimos que pasaría algo grande. Luego llegó el Wii Vitality Sensor y todos dijimos aquello de... ¿mande?.

El presidente de Nintendo ni explicó cómo funcionaba y mucho menos dejó entrever las funcionalidades que podría llegar a tener con el tiempo. Se limitó a decir que con ese dispositivo conectado al WiiMote podríamos llegar a saber cosas de nuestro "jugador interior".

El especulómetro (si es que existe un cacharro con ese nombre) empezó a anotar valores altísimos y múltiples teorías de cómo y a qué se podría aplicar llevan recorriendo internet desde entonces. Y no ha sido hasta hoy, en una entrevista más extensa concedida a un diario inglés, cuando se ha desvelado parte del misterio. El Wii Vitality Sensor es capaz de leer nuestro flujo sanguíneo. Y no, esto no es StarTrek, hablamos de Nintendo y de su último cacharrito.

Resulta que el Wii Vitality Sensor era algo tan secreto que muchos de los trabajadores de Nintendo no conocían de su existencia, se habla que incluso Miyamoto no estaba enterado, y el mismo Iwata fue quien preparó el vídeo que se proyectó en el E3. Vídeo que por otra parte no enseñaba nada, pero eso es otro tema.

El funcionamiento se basa en unos sensores lumínicos que son capaces de determinar y medir el torrente sanguíneo de una persona. Y de esas mediciones extraer datos del funcionamiento interior del cuerpo. Vamos, el complemento ideal de Wii Fit o Brain Training, como algunos de vosotros ya habíais apuntado en comentarios.

Una de esas mediciones, tal y como el mismo Iwata explica en la entrevista concedida al Times, sería el nivel de estrés o relajación. Se utilizaría junto a un software en forma de juego que, mediante ejercicios respiratorios, sería capaz de relajarnos. Es la fascinante forma de hacer que algo invisible, el estrés, la relajación, se haga visible y, por tanto, se pueda jugar con ello.

Desde luego es bastante fascinante el abanico de posibilidades que abre un dispositivo así. Veremos si el tiempo lo trata con cariño y cómo se llega a implantar en el mercado ya que con Nintendo todo puede ser, y sino recordad... ¿Quién daba un duro por una báscula que se conectaba a una consola?.

Vía | TimesOnline

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos