Compartir
Publicidad
Bloqueo y continuación (de la partida): la apasionada relación entre baloncesto y videojuegos
Deportes

Bloqueo y continuación (de la partida): la apasionada relación entre baloncesto y videojuegos

Publicidad
Publicidad

Hoy sale a la venta 'NBA 2K15', adelantándose así tres semanas a 'NBA Live 15' y dando el pistoletazo de salida a un nuevo duelo anual por el dominio de la canasta virtual que, salvo sorpresa, tiene todas las papeletas de volver a decidirse del lado de 2K Sports con marcador abultado. Pero claro, sorpresas más grandes nos han dado el baloncesto y los videojuegos, así que no me veréis dar nada por zanjado todavía.

Por su condición de deporte ágil, dinámico y cargado de emoción hasta el último segundo, el baloncesto siempre se ha presentado como un soporte ideal para su conversión virtual, y buena prueba de ello son los muchos títulos divertidos que hemos podido disfrutar a lo largo de los años. Hasta los menos aficionados a esta disciplina habrán podido encontrar un buen rato de diversión en esta categoría.

Además de las adaptaciones más ortodoxas y realistas, muchas compañías se han atrevido también con ideas más alocadas

Además de las adaptaciones más ortodoxas y realistas que hemos podido disfrutar, muchas compañías se han atrevido también con ideas más alocadas y dispuestas a transgredir las reglas, del deporte y de la física, dando como resultado algunos juegos verdaderamente memorables. Vamos pues a dar un breve pero intenso paseo por lo que esta alianza nos ha deparado durante tanto tiempo, para alegría de quienes disfrutamos con este deporte.

Los grandes clásicos de la canasta

Drj Bird

El primer título de la categoría, someramente titulado 'Basketball', se remonta a 1974 y fue desarrollado por Taito para salones recreativos, aunque para el inicio de las licencias autorizadas hubo que esperar hasta 1983, cuando Eric Hammond publicó a través de EA su 'One on One: Dr. J vs. Larry Bird'. La curiosa idea de enfrentar en duelos de uno contra uno a dos de las grandes figuras del momento se repitió cinco años después con 'Jordan vs. Bird', una batalla de mucha envergadura.

Otros títulos que intentaban aprovechar el tirón de las grandes estrellas del momento fueron surgiendo durante esos años, como 'Magic Johnson's Fast Break' en 1988 o 'David Robinson's Supreme Court' en 1991. Las compañías también se animaron a desarrollar juegos que se centraban en los grandes duelos que por aquel entonces se libraban, como 'Lakers versus Celtics and the NBA Playoffs' en 1989 o 'Bulls versus Lakers and the NBA Playoffs' en 1992, éstos con el sello de EA.

Mucho tiempo después, ya en la siguiente generación, EA empezó a sentar los cimientos de muchos años de reinado en esta categoría con 'NBA Live 95', saga que al igual que ocurrió con 'FIFA', pronto se convirtió en el principal referente de la época. Otros muchos lo fueron intentando por el camino, como Nintendo con 'Kobe Bryant in NBA Courtside' o Konami con 'NBA In The Zone '99', pero la verdadera disputa de la corona de EA llegó ya en el año 1999 con 'NBA 2K', en aquellas fechas aún por cuenta de la factoría Sega.

La evolución, las alegrías y los disgustos por el camino

Nba 2k Pal Front

No sería descabellado decir, a la hora de realizar una retrospectiva, que con el lanzamiento del primer 'NBA 2K' se marcó el punto de inflexión que separó la era clásica y la moderna para este deporte en el terreno del videojuego. Especialmente significativo fue el hecho de que 'NBA 2K2' se distribuyera en formato multiplataforma y no como exclusivo de Dreamcast, dando así comienzo a un intenso duelo ya en este siglo que podríamos equiparar al de 'FIFA' y 'PES', con acérrimos defensores de uno y otro bando discutiendo año tras año sobre qué título merecía llevarse el anillo de campeón cada temporada.

EA seguía cosechando las mayores cotas de éxito, pero el equilibrio en la balanza iba alterándose con el paso de las entregas

Otro punto muy importante en el camino lo establece 'NBA 2K6', momento en que la franquicia pasó a manos de 2K Sports, aunque conservando el desarrollo en las dependencias de Visual Concepts. EA seguía cosechando las mayores cotas de éxito y atención para su 'NBA Live', pero el equilibrio en la balanza iba alterándose con el paso de las entregas, hasta llegar a invertirse en los últimos años.

2k Sales 1301010076
Imagen: IGN

Los cambios en el reparto de la popularidad hicieron que EA intentara un generoso lavado de cara en 2010 con 'NBA Elite 11', el título que estaba llamado a reiniciar la franquicia 'Live' y que tras un desastroso proceso de desarrollo acabó en un capítulo menor para dispositivos móviles. Tras tres años de parón que solo han servido para que 2K se haya asentado aún más en el trono, con nadie dispuesto a discutirle la categoría de MVP, el regreso hace un año de 'NBA Live 14' no terminó de cuajar pero al menos sirvió para devolver la rivalidad a la cancha, algo que siempre es necesario para que la calidad no decaiga. Veremos cómo queda la cosa esta vez.

La vertiente gamberra del baloncesto

Nba Jam

El baloncesto serio, de simulador, de rigor defensivo y precisión en el tiro, está bien, pero de vez en cuando da gusto soltarse la melena y pasar el rato con ideas más descontroladas. Tenemos buena prueba de que estamos ante un terreno ideal para esta clase de acercamientos en la altísima cantidad de juegos de "basket loco" que han ido llegando al mercado con el paso del tiempo, casi tantos como títulos de aspiraciones serias.

Con 'NBA Jam' se estableció un nuevo estándar de diversión sin freno dentro del terreno deportivo

Ya en 1999 Midway puso a la venta 'Arch Rivals', donde podíamos llegar impunemente a las manos con tal de conseguir robar el balón, aunque el verdadero mito es sin duda 'NBA Jam', con el que Acclaim estableció en el año 93 un nuevo estándar de diversión sin freno dentro del terreno deportivo y nos dejó innumerables detalles que han quedado grabados a fuego como parte de la cultura popular del aficionado a los videojuegos, como el mítico "Boomshakalaka!". Verdaderamente inolvidable.

Otros muchos lo intentaron mezclando las canastas más salvajes, dribblings imposibles y fuegos artificiales en la cancha, como sucesores espirituales de 'NBA Jam' en la línea de 'NBA Hangtime' y 'NBA Showtime' pero pocos se acercaron a su altura. No quiere decir eso que la categoría quedara entonces abandonada, pues otros buenos ejemplos como 'NBA Street' de EA o 'NBA Hoopz' han ido demostrando, cada uno a su manera, que la cara más macarra del baloncesto siempre tendrá mucho tirón. Lástima que desde el aceptable reboot de 'NBA Jam' en 2010, este segmento esté un poco parado.

Extraños invitados a la fiesta

Basket Loco

La relación entre el baloncesto y los videojuegos siempre ha sido curiosa, extendiéndose más allá de los parámetros deportivos. Buen ejemplo de ello es 'Shaq-Fu', de 1994, un juego que sería imposible dejar fuera de este artículo aunque en absoluto esté basado en el deporte de la canasta. Solo alguien tan grande (en todos los sentidos) como Shaquille O'Neal podría haber sido partícipe de tal locura de título, cuyo sucesor espiritual ha conseguido recientemente la financiación necesaria para ser una realidad.

El considerado por muchos como mejor jugador de la historia también participó en una experiencia similar aquel mismo año con 'Michael Jordan: Chaos in the Windy City', aunque en este caso se trataba de un juego de acción plataformero y no de luchas sin cuartel como 'Shaq-Fu'. Es cierto que tenía su gracia, pero resultaba mucho más aséptico y menos carismático que el despiporre protagonizado por O'Neal.

Como no podía ser de otra manera, el bueno de Mario y sus compañeros también lo han intentado con la canasta, aunque cosechando muchos menos éxitos que en otros deportes como el tenis o el golf. Y el caso es que 'Mario Slam Basketball', desarrollado por Square Enix y publicado por Nintendo en 2006, tenía divertidos mimbres con los que haber llegado a formar una interesante saga; lamentablemente, ahí se quedó.

Otro caso curioso lo tenemos en el llamado "baloncesto de combate" de 'Bill Laimbeer's Combat Basketball', un título bastante mediocre en el que se intentaba imaginar una versión futurista de este deporte donde hasta se podía usar armas durante los encuentros; vamos, lo más normal del mundo. Es raro ver a día de hoy ideas que se salgan tanto del tiesto, pero a fin de cuentas es solo una prueba más del gran tirón que el baloncesto siempre ha tenido y tendrá entre los jugadores, gracias al cual está prácticamente garantizado que durante los años venideros seguiremos teniendo oportunidad de disfrutar sintiéndonos como los Globetrotters con un mando entre las manos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio