Publicidad

La primera actualización de Warcraft III: Reforged ya ha llegado, pero todavía le queda trabajo por delante

La primera actualización de Warcraft III: Reforged ya ha llegado, pero todavía le queda trabajo por delante
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Warcraft III: Reforged no ha tenido en absoluto el mejor arranque que se podía haber deseado para un juego. Tras ser coronado como el peor valorado en Metacritic por parte de los usuarios, Blizzard continúa trabajando para mejorar el contenido y eso le ha llevado a publicar un parche de 2 GB que ya podéis descargar desde el launcher de Battle.net.

Sin embargo, pese a su tamaño, tampoco os imaginéis que es una actualización realmente importante, porque los arreglos y cambios que han realizado son menores y afectan a detalles muy puntuales de la campaña, la interfaz o el juego en sí, como podéis consultar en las notas del parche.

Dicho esto, se ha corregido el volumen de algunos de los diálogos de la historia, además de ajustar las animaciones y las cámaras en ciertas escenas de vídeo, pero sobre todo se han eliminado algunos errores que impedían progresar al completar algunas misiones en concreto.

Según indica Blizzard, se supone que ahora no debería haber tantos tirones durante las partidas al construir o entrenar a ciertas unidades o mejorar a los edificios. También se podrá ver ahora quién es el que nos susurra cuando nos escriben por privado y se ha incluido una opción en los ajustes gráficos para que ahora la pantalla del menú se vea diferente si se elige el modo clásico o el modo Reforged.

Para que sepáis mejor cómo luce aquí tenéis una comparativa entre ambos modos:

Warcraft III Reforged - Modo Reforged Modo Reforged
Warcraft III Reforged - Modo Clásico Modo Clásico

No obstante, a Warcraft III: Reforged todavía le queda demasiado camino por delante. Más allá de las numerosas funciones que se han quedado en el limbo y se supone que se deberían incluir próximamente, sobre todo las que afectan a las partidas online, el juego todavía está lejos de ser perfecto porque el rendimiento no es lo suficientemente óptimo.

Durante las batallas sigue habiendo parones en algunos momentos puntuales o las partidas personalizadas continúan fallando a veces a la hora de crearlas y al unirse a ellas, aunque hay que decir que todo esto afecta sobre todo al componente online y no a la campaña. Al menos, para evitar tanta crítica, Blizzard ha decidido reembolsar el dinero a todos aquellos que no estén lo suficientemente satisfechos con el resultado de Warcraft III: Reforged.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios